BeTech: noticias de tecnología

TRANSPORTE URBANO

Japón prueba un nuevo coche volador para la próxima década

NEC realiza un test de su vehículo volador, que quieren poner en producción para la próxima década.

Japón prueba un nuevo coche volador para la próxima década

Con la carrera por conseguir antes que nadie ser el primero en poner un coche volador en el mercado, las fabricantes de automóviles de todo el mundo -y otras de aeronáutica como Airbus o Bell- están inmersas en un proceso de cambio (Toyota tiene como objetivo que su coche volador lleve la antorcha al peletero de Tokyo 2020). La idea de ver el tráfico de una ciudad al estilo de El 5º Elemento, Blade Runner o Regreso al Futuro II todavía pertenece a un futuro a largo plazo, pero a corto y medio plazo, incluso compañías como Uber ya planean y hacen pruebas con sus aero-taxis en zonas como Francia o Dubai.

El coche volador de NEC

La nipona NEC Corporation, compañía multinacional japonesa de tecnología y comunicaciones con oficina central en Minato-ku, Tokio, que proporciona soluciones IT y soluciones de comunicaciones a empresas y al gobierno, es otra de las que ha entrado en la carrera por el sistema de transporte volador de la próxima década. Y justo ayer vimos uno de los primeros tests que han hecho de su propuesta en materia de ‘coches voladores’.

El modelo de NEC es como un dron cuatrimotor gigante, de 3,9 metros de largo, 3,7 metros de ancho y 1,3 metros de alto. Con un peso de 150 kilos y alimentado por batería para hacerlo eléctrico, el ‘aero-taxi’ es capaz de transportar a varios pasajeros a la vez, y ha sido probado en un test de vuelo en el que ha volado de forma controlada a 3 metros del suelo durante un minuto, dentro de una jaula preparada por si sucedía algo durante la prueba. Puede que no parezca mucho, pero se trata de una de las primeras demostraciones públicas de coche volador de una gran corporación nipona.

Coches voladores para el 2030

Los planes de la compañía es que NEC produzca el prototipo, pero Cartivator, su socia en el proyecto, será la que se encargue de la producción msiva del vehículo a partir de 2026, con la idea de que en el 2030 ya esté en funcionamiento en las calles japonesas como sistema de transporte urbano de pasajeros.

Y es que queda clara la intención de Japón de convertirse en el país líder del transporte urbano aéreo, de hecho el gobierno nipón alienta a las empresas a conseguirlo. Los planes es que para 2023 -en apenas 4 años- ya haya coches voladores destinados al transporte de mercancías volando por Tokyo, Osaka, Kyoto, etc, y como transporte de pasajeros para el año 2030. NEC es una de las que parte con ventaja, puesto que cuenta con el favor del gobierno japonés nada menos.