La gran decisión

Fire Emblem: Three Houses, ¿qué casa elegir?

Aguilas Negras, Leones Azules y Ciervos Dorados, la elección de casa es una decisión capital en Three Houses y te aconsejamos desde nuestra experiencia.

Un aspecto clave de Three Houses que despertará dudas en los jugadores es en la elección de casa, y no es para menos, pues es un elemento primordial que determinará nuestra partida. No todo el mundo tiene el tiempo y la paciencia para completar una campaña, con las docenas de horas que supone cada una, así que es normal pensar que muchos sólo experimentarán el juego con una sola casa. No hablaremos de la trama ni de sus giros -aunque aquellos que hayan visto trailers tendrán una buena idea de lo que acontece en el juego y de las consecuencias de la elección-.

¿Qué tienes que saber?

Al elegir una casa, eliges a su líder y a su clase, con los que compartirás una larga historia repleta de momentos memorables. Todos son individuos con personalidades muy definidas que podremos explorar a través de las conversaciones, con cosas que les gusta y les disgusta, con relaciones interpersonales que no se ciñen a la relación profesor-alumno del protagonista. Los integrantes de la casa forjarán relaciones con sus compañeros y se estrecharán a través de acciones en el monasterio y de combatir juntos en el campo de batalla. Eso sí, no hay un sistema de emparejamiento como el de Awakening, ni hay que preocuparse de que se enamoren para tener descendencia de una clase determinada, así que no hay que obsesionarse sobre eso.

Aunque la historia tiene un patrón común, cambia significativamente según el punto de vista y el de las personas que te rodean. Esto no significa que en cada “ruta” sólo estés limitado a interaccionar con un grupo concreto de personajes, ya que podrás hablar con todos los alumnos y profesores, pedirles ayuda puntual en el campo de batalla y aumentar tu afinidad con ellos. Incluso es posible que en ciertas circunstancias puedas reclutar de forma permanente a otros alumnos para que sean parte de tu clase, así que tu equipo no es fijo. Con todo, la historia cambiará irremediablemente según la casa y el líder al que elijas titular.

Otro elemento que hay que tener en cuenta es que no hay limitación de clases y por lo tanto no tienes que aceptar un ejército preconfigurado y predestinado. Es verdad que cada casa tiene una tendencia en su alumnado (más hechiceros, más caballeros o más arqueros), pero dado que es sencillo orientar a tus alumnos, es perfectamente posible elegir una casa como las Aguilas Negras, más ducha en la magia, y orientarla a tener más caballeros o más combatientes cuerpo a cuerpo a pesar de ello. Son guías generales que a la hora de la verdad no tienen mayor importancia a la hora de seleccionar.

Las tres opciones a elegir

  • Casa de las Aguilas Negras: capitaneada por Edelgard von Hresvelg, heredera al trono imperial. Aunque pueda parecer altiva e inaccesible, Edelgard es una trabajadora infatigable que se preocupa por los suyos y que está atada a un inquebrantable sentido del deber con lo que ella considera que es su destino. Su historia personal, grabada a fuego en su memoria, le servirá de impulso en sus acciones.
  • Casa de los Leones Azules: capitaneada por Dimitri Alexandre Blaiddyd, heredero al trono de Faerghus, y la pura imagen de un caballero: afable, entregado y dispuesto a combatir la injusticia allí donde esté. Sin embargo, su idealismo tiene sombras del pasado, tal y como el juego indica a la hora de definir a los personajes antes de la elección.
  • Casa de los Ciervos Dorados: capitaneada por Claude Von Riegan, el heredero del ducado de Riegan que está llamado a liderar la complicada alianza de casas nobiliarias de Leicester. Combina un calculado aire despreocupado y de “viva la vida”, relativizando los problemas y no dándoles mucha importancia, aunque mucho de pose en esta actitud. La alianza que regirá no se mantendrá con la fuerza, ni por destino divino, por lo que la astucia, la estrategia y la negociación son las principales armas de Claude.

Cada ruta tiene su propio final, pero no hay sólo tres finales, por lo que es conveniente guardar de cuando en cuando para capturar el momento en el que hay bifurcaciones y así poder acceder rápidamente a las variantes. También es recomendable aprovechar los primeros compases del juego para conocer bien la clase elegida, así como los miembros de las otras clases. Si hay algún personaje de otra casa que te haya llamado la atención -que no sea el líder, obviamente-, es bueno empezar pronto a proponerle un cambio de clase para saber qué es lo que le interesa; también es muy conveniente usar la opción de “pedir ayuda”, que nos permitirá integrarlo un mes en nuestro ejército y acumular afinidad con nuestro personaje protagonista y el resto de la clase. Si conseguimos elevar las disciplinas que le gustan y usamos todos los resortes posibles para ganar afinidad (regalos, comidas, objetos perdidos... ) es muy probable que acabemos pudiendo contar con él de forma permanente.

Dicho lo cual, a la pregunta que encabeza esta noticia la respuesta podría ser: “cualquiera”, tal y como está montado el juego no hay ninguna desventaja en elegir a uno u a otro dada la libertad con las clases y el hecho de que podemos retocar en cierta medida nuestra lista de alumnos. Las tres historias tienen mérito y están interconectadas, así que lo mejor es dejarse guiar por la intuición y elegir la casa, o el líder, que nos llame la atención. Una vez que hayamos avanzado, lo normal será que hayamos conectado con los miembros de nuestra casa y estemos plenamente centrados en lograr que cumplan sus objetivos, por lo que no debe haber miedo a “equivocarnos”, aunque no podemos garantizar que todos los finales sean igual de satisfactorios para todo el mundo.

Fire Emblem: Three Houses

El juego se desarrolla en Fódlan, donde la Iglesia de Seiros detenta gran poder sobre la tierra y sus gentes. En el papel del personaje principal, el jugador deberá luchar sobre el campo de batalla, mover a su personaje libremente e interactuar con otros personajes para forjar relaciones y reunir información. Fire Emblem: Three Houses, un RPG táctico de estrategia por turnos a cargo de Intelligent Systems y Nintendo para Switch, añade nuevas capas de estrategia al combate, pues las tropas darán apoyo a unidades individuales sobre el campo de batalla. ¿Tienes lo que hay que tener para sobrevivir y conquistar en este nuevo juego Fire Emblem?

Fire Emblem: Three Houses