Assetto Corsa Competizione
Assetto Corsa Competizione
Carátula de Assetto Corsa Competizione

Assetto Corsa: Competizione, análisis

Nos enfundamos el casco para visitar la nueva obra de Kunos Simulazioni, ccentrada en la competición de la GT Series, Assetto Corsa: Competizione.

Ha pasado poco más de un año desde que os traíamos nuestro veredicto sobre la edición definitiva de Assetto Corsa. Una edición que traía consigo buena parte de los contenidos descargables lanzados durante su periodo comercial, todo ello pensado especialmente para los usuarios de las actuales consolas de sobremesa. Aunque en términos relativos a la simulación no teníamos nada que objetar, sí que es cierto que se sentía descuidado como videojuego. Kunos Simulazioni había construido un programa de simulación, en vez de un producto de ocio electrónico en su más pura esencia.

El multijugador fue, quizá, uno de los grandes perjudicados de este tratamiento, lejos de las facilidades y la estabilidad que otros competidores como Project Cars 2 o Gran Turismo Sport ofrecían (y ofrecen). Tras sus primeros pasos, los italianos nos sorprendían con su nuevo proyecto, el cual ha seguido una fase de desarrollo bastante similar al original en pleno acceso anticipado. Subtitulado Competizioni, esta versión de Assetto Corsa nace como producto único y fidedigno de la Blancpain GT Sports Series.

El espectáculo de la competición

Existen multitud de competiciones que no colman las portadas de periódicos, páginas generalistas o espacios en las ondas; pero no por ello son menos emocionantes. La competición elegida por la compañía es una de las más importante del parque automovilístico y a su vez la más desconocida por el público. Igual de desconocida que seguiría siendo el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA si no fuera por la participación de un piloto como Fernando Alonso. Pese a ello, son millones los aficionados que temporada tras temporada se conglomeran alrededor de la lucha de estos grandes turismos.

En concreto, este año pasará por nuestro territorio entre los días 28 y 29 de septiembre. El lugar, como no podría ser de otra forma, es el Circuit de Catalunya, uno de los trazados más exigentes para cualquier cilindrada. El calendario completo se compone de un total de diez eventos que se reparten entre pruebas de sprint (carreras de sesenta minutos) y pruebas de resistencia, culminando con el evento que define la naturaleza del torneo, las 24 horas de Spa-Francoschamps.

Si tomamos con perspectiva lo ocurrido en la última década, podría decirse que la Blancpain GT Series es joven. Nace de la fusión entre la antigua FIA GT Series y la categoría de resistencia creada por el mismo fabricante de relojes suizos. El marco es inigualable, ya que en tan solo dos días, tanto amateurs como profesionales, se dan cita en un mismo escenario para volar sobre los bólidos de GT3.

Concebir una licencia de este calado requiere de ciertos pasos previos para brindar la experiencia más fiel a la realidad. Por ello, el estudio ha depositado su trabajo en el Unreal Engine 4, de manera que la optimización ha sido mejorada sensiblemente. Además, les permite ofrecer aspectos como el ciclo horario o el cambio meteorológico en tiempo real, algo imprescindible cuando tratamos una carrera de resistencia. Lo cierto es que luce fantástico, sienta un precedente de cara a próximos proyectos.

Tras el volante

Uno de los factores clave en la primera entrega fue el uso de dispositivos de escaner láser para representar hasta el más mínimo detalle del trazado. En cuanto a sensación en la pista no tenía rival. Las técnicas, pese al cambio de motor, siguen presentes a la misma calidad, algo de agradecer si tenemos en cuenta por lo que ha pasado. Y es que Assetto Corsa: Competizioni sigue a pies juntillas la estela dictada en 2017, con todo lo que eso conlleva.

Exceder en continuidad le hace conservar aspectos tan destacables respecto a sus rivales, como la conducción. Pocos juegos en el mercado de la simulación automovilística trasladan con tanta fidelidad el uso del Force Feedback, lo que hace imprescindible jugarlo con un volante apropiado. En nuestro caso, este análisis ha sido realizado junto a un Truthmaster T350; los resultados, como podéis imaginar, son de la más alta fidelidad, convirtiéndose en el simulador imprescindible para quienes buscan el realismo por bandera.

Esto tiene sus matices, como podéis imaginar. Una de ellas es la curva de aprendizaje, de las más altas que se pueden encontrar en el mercado. De hecho, Kunos trabajó en el pasado realizando simuladores de prueba interna para grandes escuderias como Ferrari, por lo que el nivel es bastante alto. Tal es así que muchos consideran su existencia como una oportunidad de resolver la incógnita sobre cómo se sentiría el comportamiento del chasis en circunstancias de competición.

Más allá de las posibilidades en cuanto a reglajes, la clave por la que brilla Assetto Corsa: Competizione es por el control completo de las situaciones por las que pasaríamos tras un volante real. Factores como la temperatura de la pista, el desgaste progresivo de los neumáticos, el grid, el exceso de subviraje y otros tecnicismos juegan un papel determinante en el cómputo global. Se podría decir que estamos ante una ecuación perfecta, en la que todo funciona con la perfección de un reloj.

Oferta escasa

Pese a las flores que hemos vertido sobre la sensaciones de la conducción, lo cierto es que encontramos suficientes ‘peros’ para que repercuta en el cómputo general. Nos referimos, sobre todo, a la oferta en cuanto a contenidos se refiere. La escasez de vehículos y pistas es suficiente como para que la vía de entrada sea menos atractiva que su hermano mayor. No encontraremos vehículos fuera de la GT3, ni tampoco circuitos que estén fuera del calendario oficial de la Blancpain GT Series.

Por tanto, el número se reduce sensiblemente, todo ello sin posibilidad alguna de expansión… por el momento. Bien es cierto que la variedad viene de la mano de los cambios en tiempo real que sufre el entorno durante la carrera, máxime si estamos frente a una de resistencia. Es toda una gozada ver el atardecer en Spa, o disfrutar de la sobremesa en Cataluña o Monza; pequeños placeres que los forofos sabrán apreciar.

No podemos decir lo mismo del sistema multijugador, el cual hereda buena parte de las problemáticas vistas en el Assetto Corsa original. No queda muy claro el funcionamiento de los puntos de encuentro, es bastante fácil que los usuarios abandonen en cualquier momento sin haber acabado la partida. La ausencia de matchmaking reduce las posibilidades de encadenar partidas consecutivas, si es que logras comenzar una medianamente decente.

Volvemos a incidir en la necesidad de que Kunos Simulazioni se fije un poquito más en la parcela de un producto de ocio electrónico, en vez de un programa en su más pura esencia. Está bien que el estudio se centre en aquella comunidad que sabe a lo que va, pero también hay que dejar ciertas facilidades en opciones para los que están acostumbrados a un título de esta envergadura. De nuevo, no hace falta irse muy lejos para ver que se pueden hacer las dos cosas a la vez sin comprometer a un lado u otro.

CONCLUSIÓN

Assetto Corsa: Competizione es el alumno aplicado de la clase. Siempre está atento, nunca falla cuando se le exige dar el cien por cien y permanece atento a las indicaciones del tutor. Sin embargo, una vez termina la sesión escolar, no consigue desconectar de un mundo que poco a poco comienza a consumirle. No se le puede achacar nada en cuanto a la incesante búsqueda del realismo. Bueno, de hecho logra trasladar la experiencia más fiel posible a la pequeña pantalla. Pero falta algo, falta que Kunos Simulazioni se centre en darle a sus productos la forma de un videojuego tradicional. Todo el ecosistema multijugador da la sensación de estar descuidado, al igual que las posibilidades de suavizar su curva de aprendizaje.

LO MEJOR

  • El uso del Force Feedback.
  • Unreal Engine 4, un motor gráfico de garantías.
  • Traslada con fidelidad el comportamiento de los vehículos en la vida real.
  • Buen uso de la licencia...

LO PEOR

  • ...pero atarse a ella reduce el contenido disponible.
  • El multijugador se siente de segunda fila.
  • Ausencia de matchmaking.
  • Algún problema de rendimiento en carreras de larga duración.
7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...