Imprescindible VR

Regresando a Moss: así es El jardín del Crepúsculo, su nueva expansión gratis

Uno de los juegos imprescindibles de la realidad virtual aterriza en PC sumando a la aventura original un DLC gratis que bien merece una oportunidad.

Antes, mucho antes de Blood & Truth, y antes, mucho antes de Astro Bot: Rescue Mission, la realidad virtual subsistía a base de lanzamientos muy dilatados en el tiempo y muy dispares en contenido y calidad. En esa época convulsa apareció un juego del que pocos habíamos oído hablar y menos aún sabíamos qué esperar. Un curioso plataformas llamado Moss que combinaba la acción y los puzles con maestría y cuyo apartado artístico no hizo sino deslumbrar a cuantos lo probaron. Un juego desarrollado por un pequeñísimo grupo conformado por apenas 15 personas que, a pesar de ello, se convirtió en uno de los sleepers de 2018 y en uno de los mejores juegos de PlayStation VR.

Esta semana, tras más de un año como exclusiva de PlayStation 4, el juego ha dado el salto a PC y Steam, haciéndose compatible con Oculus Rift/S, HTC Vive y Windows MR. Pero lejos de conformarse con ampliar horizontes, sistemas y plataformas, el juego y sus creadores, los miembros de Polyarc, han lanzado una expansión completamente gratis para el mismo. Un DLC que añade un nuevo nivel, un par de horas de contenido y suculentas novedades jugables que en MeriStation ya hemos podido probar y disfrutar en profundidad. Con motivo de ellas escribimos las siguientes líneas, para descubrir sus secretos y recordar todas las razones por las que Moss sigue siendo un imprescindible dentro del catálogo de realidad virtual.

¿Qué trae la expansión de Moss?

La expansión, que, repetimos, es completamente gratis, incluye un nuevo nivel llamado El Jardín del Crepúsculo y añade aproximadamente entre una y una hora y media más de contenido al juego. Moss no era especialmente largo (en su análisis hablábamos de una duración entre las dos y las cuatro horas dependiendo de nuestro espíritu “completista”), así que siempre se agradece algo más de vida y longevidad para el mismo. El nivel incluye nuevas armas, movimientos y habilidades para su protagonista, una ratoncilla joven y valiente llamada Quill. Amplia la historia, presenta a varios personajes inéditos, nos permite librar un emocionante combate contra un nuevo jefe final y suma 7 nuevos trofeos a la lista original.

Al Jardín del Crepúsculo se accede por tres portales interdimensionales que han aparecido diseminados por distintos niveles de la aventura principal. Si es la primera vez que jugamos a Moss no nos será demasiado difícil dar de bruces con ellos mientras avanzamos en la historia. Si, por el contrario, ya nos hemos pasado el título y no queremos perder demasiado tiempo rejugándolo todo, basta con abrir al menú de pausa, ir a la selección de capítulo y elegir aquellos en los que ahora, junto a los iconos del polvo de reliquia y los fragmentos olvidados (los dos coleccionables), hay un nuevo símbolo verde. En concreto, son estas las fases y secciones donde están:

  • El templo de la ciénaga. En la séptima habitación que atravesamos. En el vano de la izquierda, antes de ir por el camino central que está flanqueado de estatuas.
  • El último respiro. En la segunda sección. Debajo de la entrada a las minas, antes de tocar ni sortear nada.
  • La ciudad abandonada. En la sexta parte del nivel. Cuando nos abren las cadenas en llamas, hemos de ir por la puerta de la derecha. Allí, en medio del puzle, está el portal.

Uno de los juegos más bonitos en VR

Sobra decir que, de nuevo, estamos ante uno de los juegos más bonitos de la biblioteca de nombres de realidad virtual. Ante una preciosa fábula donde Quill se bate con cangrejos mecánicos, habla con sapos parlantes, descubre a los llamados campeones de las hadas, pisa plataformas espectrales y atraviesa niveles en los que hay toda clase de efectos y juegos de luces. Zonas donde llueven pétalos rojos, en las que podemos ver nuestro reflejo en el agua (muy parecido al Sin Cara de El Viaje de Chihiro) y donde nos vemos rodeados de criaturas a medio camino entre los kologs y las llaves voladoras de Harry Potter y la Piedra Filosofal.

La expansión estrena paleta de colores y criaturas, pero resulta tan inspirada, delicada y cuidada como la aventura principal. Polyarc presta mucha atención a dónde se posiciona la cámara, los juegos de luces y las animaciones de Quill. De hecho, ésta parece haber aprendido de los robots de Astro Bot: Rescue Mission, porque incorpora nuevas animaciones parecidas a aquellos. No solo movimientos de combate (con motivo de la nueva espada que recibe), sino también animaciones  para relacionarse e interactuar con el jugador, como celebraciones, bailes y choques de manos.

Aún más recursos jugables

Entre las mayores virtudes y cualidades de Moss siempre estuvo que, al contrario que otros títulos de realidad virtual donde la ambientación y la inmersión priman sobre lo jugable, en Moss ambas cosas se mezclan y entrelazan de forma más que solvente. Si nos quitamos las gafas y despojáramos al título de toda realidad virtual, seguiría siendo una propuesta interesante y atractiva. Y eso que el título apenas usa tres botones y el stick del mando, y que sus mecánicas consisten en algo tan sencillo como que Quill entra por una puerta situada en uno de los lados de la pantalla y ha de salir por el lado contrario a base de saltos, combates y rompecabezas.

La expansión vuelve a demostrar el ingenio del estudio, que añade nuevas propuestas jugables. En primer lugar, tras superar las primeras pruebas del DLC se premiará a Quill con una nueva armadura, espada y set de movimientos. Todos ellos podemos usarlos después en las fases que no son de la expansión y le permiten lanzarse en ataques direccionales, esquivar, y añadir aún más riqueza al combate.

En segundo lugar, ahora contaremos con un nuevo objeto que permite crear plataformas espectrales que solo aparecen cuando nos acercamos a ellas y que plantean nuevos puzles y fases de plataformas aún más interesantes. Por ejemplo tendremos que saltar al vacío en determinadas ocasiones, tratando de adivinar dónde están esas plataformas y rezando proque se materialicen bajo nuestras patitas.

Además de las plataformas también contaremos con un nuevo método de ataque a distancia que exige que interactuemos con Quill. Pulsando cierta combinación de botones la ratoncilla alza su espada y se queda quieta, y si la tocamos con el mando, cargaremos su espada de energía y le daremos la opción de soltarla en la dirección que desee. El combate final de la expansión, en el que deberemos movernos constantemente y atacar de cerca y a distancia, muestra que Polyarc aún es capaz de profundizar mucho más en la propuesta de Moss. Una auténtica delicia de batalla.

¿Para cuando el Tomo 2?

A pesar de ser gratis y tan entretenido y disfrutable como el juego original, la expansión es igual de efímera que aquel y nos es imposible no recordar que cuanto narraba en su historia se conocía como el Tomo 1 de las aventuras de Moss, el mundo en el que se ambienta todo. O lo que es lo mismo, nos hace desear un Tomo 2 algo más longevo, que siga materializando el talento del estudio y amplíe y profundice en su propuesta, que ha dado buenas muestras de lo variada y profunda que es. ¿Se centrará la desarrolladora en una secuela ahora que ha terminado su objetivo actual (sacar el juego en otros sistemas)? Crucemos los dedos.

Por último, rescatar un detalle importante de las últimas actualizaciones del juego. El hecho de que se ha traducido al castellano. Un motivo más para rejugarlo y sumergirnos en su historia, que si bien sencilla, se cuenta de una manera la mar de original, a través de un libro, dibujos, voces en off y secuencias en las que hasta nosotros mismos podemos intervenir.

Desde luego, son muchas las razones que El Jardín del Crepúsculo aporta para regresar a Moss, un auténtico imprescindible de la realidad virtual.

Moss

Moss es un título de acción, aventura y rompecabezas para un jugador elaborado especialmente para la realidad virtual a cargo de Polyarc para PlayStation 4. Incorpora los componentes clásicos de un buen juego: personajes interesantes, combates apasionantes y cautivadores entornos para explorar, y los combina con las emocionantes oportunidades que ofrece VR. El resultado es una experiencia de jugador completamente interactiva e inmersiva ambientada en un mundo de fantasía.

Moss

♫ El Hilo de las Bandas Sonoras ♫

Nombre: Super Kirby ClashAño: 2019Compañía: Hal Laboratory y Vanpool (Desarrolladoras) Nintendo (Productora)Sistema: Nintendo SwitchGénero: Boss Arena Co-OpCompositores: Kiyoshi Hazemoto, Hirozaku Ando y Jun IshikawaMis tres melodías favoritas: KRtD Boss Theme Remix ---Decisive Battlefield/Giant...