Juegos que descubrir

Los sleepers que nos deja 2018

Empezamos un nuevo año y es el momento de recordar esos juegos que no llamaron la atención en su lanzamiento pero que merece la pena destacar, conocer y sobre todo disfrutar.

Desde la redacción de Meristation queremos sacar a la luz los que creemos que son los juegos que sorprendieron y se hicieron un hueco por calidad, aunque no se esperara demasiado de ellos o no se conocieran. En un momento en el que la industria parece estar saturada, muchos lanzamientos pasan desapercibidos a pesar de tener un gran potencial y los grandes juegos, o al menos los que tienen una gran campaña de marketing detrás, se suelen llevar la atención de los focos y muchos títulos quedan a la sombra, a veces sin posibilidad de llevarse ese gran reconocimiento que algunos merecen.

Cada año salen al mercado cientos de videojuegos para todas las plataformas, lo que crea un evidente problema de visibilidad. Por ello nos animamos a redactar estas líneas, para dar a conocer una pequeña selección de los que, para nosotros, son los mejores Sleepers de 2018.

Comenzamos, pero antes permitidnos recordar que el orden de los juegos no es un ránking.

Subnautica

Podríamos hablar de Subnautica como uno de los mejores ejemplos del género survival del año. Los desarrolladores, Unknown Worlds Entertainment, han logrado captar la esencia del género para crear algo distinto al resto de títulos que conocemos. La historia comienza cuando nuestra nave se estrella en un planeta alienígena y el único lugar seguro que nos queda es nuestra cápsula de emergencia. A partir de ahí tendremos que explorar el fondo marino lleno de fauna y recursos, con la esperanza de lograr salir vivos de este entorno tan desconocido como hostil. Las mecánicas de este juego no son muy distintas a las de otros juegos del género, sin embargo, la exploración en subnautica tiene una dificultad añadida, a los indicadores típicos de hambre y sed, se les une el indicador de oxígeno. Empezaremos sólo con nuestra capacidad pulmonar, lo que limitará mucho el tiempo que permanezcamos sumergidos, pero a medida que avancemos en el juego, podremos mejorar nuestro equipamiento y con esto llegar aún más lejos en nuestra expedición subacuática. El título además cuenta con una historia fascinante que, si no la conocéis aún, os animamos a hacerlo ya que en las rebajas de invierno de Steam está con un 25% de descuento.

Leisure Suit Larry Wet dreams don’t dry

El regreso por la puerta grande de una saga legendaria, tras dos spin offs infames que casi logran acabar con la franquicia, este título, desarrollado por Crazy Bunch, es todo un homenaje tanto a la saga como a la época dorada de las aventuras gráficas. Lejos quedan aquellos años de 16 colores, ahora los escenarios y personajes están dibujados a mano, pero la esencia sigue siendo la misma, Larry Laffer buscando el amor, con ese característico humor irreverente de la saga. Nuestro protagonista es trasladado desde finales de los ochenta a pleno siglo XXI, si ya parece complicado para los nativos digitales, lograr una reputación excelente en Timber, enfundado en un traje blanco sacado de Corrupción en Miami, parece casi una misión imposible. Estas nuevas herramientas de seducción, Timber e Instacrap, nos sacarán de la comodidad de nuestro bareto de confianza, Lefty’s, y nos llevarán enfrentarnos a tribus urbanas como nerds o hípsters en busca de esos 90 puntos que nos separan de esa ejecutiva maciza de Prune que nos ha robado el corazón.

Si te gustan las aventuras gráficas no puedes dejar pasar esta joya del género, eso sí, debes tener en cuenta que no está traducida al español.

Owlboy

Uno de los mejores títulos de corte independiente de estos últimos tiempos es, sin duda, Owlboy. Desarrollado por D-Pad Studio,  combina plataformas, puzles y avance metroidvania con una llamativa estética pixel-art de escenarios y personajes imaginativos y preciosistas.

El juego nos pone en la piel de Otus, un búho antropomórfico, marginado por sus semejantes porque es mudo y nada le sale bien. El argumento de superación de nuestro amigo está lleno de emoción y la narrativa se integra de manera excelente con la aventura, de manera que fluye sin suponer una molestia. Este título es súper divertido e ideal para jugar en portátil, el diseño de niveles y su verticalidad, nos hará usar el ingenio para superar los obstáculos que se nos crucen en nuestro camino. La jugabilidad combina fórmulas clásicas de manera magistral convirtiéndolo en un título muy variado.

Owlboy rebosa carisma y es un ‘indiespensable’ para todos los poseedores de Nintendo Switch.

Moss

Una auténtica joya de la Realidad Virtual, que pasó sin hacer ruido, a pesar de ser uno de los juegos más bellos e interesantes que ha tenido la VR en 2018.

El pequeño grupo de desarrollo Polyarc ha dado con la fórmula perfecta para crear este juego de puzle y plataformas con toques de acción y con la dosis justa de desafío para mantenernos hábiles a los mandos. Este título no es a lo que nos tiene acostumbrados la realidad virtual, ya que aquí adoptamos la visión en tercera persona y ésto sirve al propósito de la narrativa. Quill, la ratoncilla protagonista, tiene que recorrer el escenario que tenemos frente a nosotros, entrando por una parte de la pantalla y saliendo por la opuesta, aunque no le será fácil, tendrá que superar diferentes obstáculos, enemigos y puzles. Como Jugadores no sólo manejaremos a Quill, sino también a nosotros mismos, tendremos que mover objetos e interactuar con el entorno para ayudar a nuestra protagonista, todo un acierto por parte del estudio, al integrar al jugador en la historia.

El apartado visual es una auténtica maravilla, un mundo sacado de los cuentos de hadas que cobra vida ante nuestros ojos gracias a la realidad virtual. Si tienes unas gafas VR y no tienes Moss, te estás perdiendo una obra maestra.

11-11 Memories Retold

Si hay un juego diferente este año en el apartado visual, este es 11-11 Memories Retold. Es una aventura gráfica que viene de la mano de Bandai Namco pero detrás de ella esta Aardman, la productora de cine de animación. Quizás por ello, este título logre transmitirnos de una manera tan extraordinaria la historia, siendo excelente tanto en el apartado narrativo, como sobre todo, en el apartado artístico, donde cada escena está compuesta como un cuadro impresionista.

Este título nos cuenta la historia detrás de Harry, un fotógrafo canadiense que se alista en la guerra para impresionar a una chica con sus fotografías; y la historia de Kurt, un trabajador de una fábrica de dirigibles alemana, que va al frente en busca de su hijo Max, desaparecido en combate. Los acontecimientos se viven en secuencias alternativas entre los protagonistas, hay momentos sobrecogedores y dramáticos como pocos en la historia de los videojuegos. Es una narración interactiva al estilo de Life is Strange, en la que deberemos resolver situaciones, interactuar con otros personajes y tomar decisiones que influirán en el desarrollo de la historia, cobrando ésta el auténtico protagonismo.

Vagante

Es uno de esos juegos realmente olvidados de este año, un roguelike difícil de los de antes, lo que hace huir al más aguerrido de los gamers. Si pensabas que en Dark Souls morías, espera a probar Vagante. Tiene todo lo que un explorador de mazmorras puede desear: estética pixel-art, distintas clases de héroes, objetos únicos y encantados, clases desbloqueables, secretos, monstruos, cinco áreas distintas y niveles generados proceduralmente para que nunca sea la misma aventura. Lo que hace que muchos corran a desinstalar este juego es su dificultad, no sólo vas a morir, sino que cuando mueras, deberás empezar desde cero y eso sólo lo pueden soportar los auténticos jugones, o los que vivieron la época anterior a NES, cuando no se podía guardar la partida. En esta aventura no estarás solo, puedes jugar en cooperativo local y online hasta cuatro jugadores, si lo haces no nos hacemos responsables de las amistades perdidas.

DUSK

Dusk es un tributo a los shooter de los años ’90 tipo Quake, Half-Life o Doom. Este juego combina las mecánicas retro y arcade habituales de los FPS de esa época, con acción frenética, terror y gore. Este título se divide en tres campañas, una secta demoníaca en zonas agrícolas, militares poseídos por el demonio y monstruos de las profundidades de la tierra, son algunos de los peligros que esperan a los atrevidos jugadores que se arriesguen a instalar el juego. Además, cuenta con un modo de batalla online en la que la oscuridad es el hogar de lo peor del ser humano en formas nunca vistas, ni siquiera en Twitter los días de tertulia en Gran Hermano. El diseño de niveles está pensado para recompensar a los curiosos que buscan secretos y easter eggs, así que no pierdas la oportunidad de explorar hasta el último rincón.

Monster boy and the cursed kingdom

El clásico de sega ha vuelto con ayuda de su creador, Ryuichi Nishizawa, y FDG Entertainment. El lanzamiento ha pasado casi desapercibido, y a pesar de ello, ha logrado vender 50.000 unidades en su primera semana. Este colorido plataformas 2D mezcla mecánicas propias del género, exploración y puzles con un nivel de dificultad bien medido y una duración bastante aceptable. En el apartado artístico estamos ante unas animaciones pintadas a mano que harán que la aventura cobre vida y, además, no podíamos dejar de hablar de su espectacular banda sonora, en la que han trabajado grandes compositores durante dos años para crear los más de cuarenta títulos que la componen. Este título con esencia metroidvania nos llevará a un reino donde nuestro tío ha transformado a los súbditos en animales y tendremos que recoger una serie de orbes para devolverlo todo a la normalidad. Para ello, nuestro protagonista se transformará en diferentes animales con habilidades únicas que deberemos alternar para avanzar en nuestra aventura. Monster boy and the cursed kingdom es un juego esencial del género que no te puedes perder.

Laser League

Este título se basa en un deporte nuevo y muy adictivo. Si te gusta la estética tron, estás de enhorabuena, porque acabas de encontrar un juego que va contigo. y si no, dale una oportunidad porque el pique que genera el título bien merece probarlo. La propuesta es, en apariencia, sencilla: dos equipos compiten por ser el último en pie. Para ello deberemos hacernos con el control de los láseres, los de nuestro color los podremos atravesar, mientras que los del color contrario acabarán con nosotros. Le damos un punto extra añadiendo distintas clases, la posibilidad de revivir a los jugadores de nuestro equipo y distintos power ups, que podrán darle la vuelta a la partida como, por ejemplo, invertir el color de los láseres. Laser League es un título pensado para disfrutar con amigos, en partidas local u online hasta ocho jugadores en la misma pantalla.

Estos han sido los mejores Sleepers de 2018, que nos deja con un gran sabor de boca, ¿Qué nos depara 2019? Aún está por ver, pero estaremos atentos para no dejar pasar grandes historias o divertidísimos juegos, como los que os hemos traído en este reportaje.

Laser League

Laser League es un nuevo juego de deporte de acción futurista a cargo de Roll7 y 505 Games para PC, PlayStation 4 y Xbox One, en el que la velocidad es la clave. Compite contra tus rivales y hazte con el control de los nodos que bañan toda la arena con una luz letal. Evita los haces de colores de los rivales y fríelos con velocidad, fuerza y estrategia.

Laser League

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...