El futuro de PlayStation

PS5 basará su GPU en la nueva arquitectura RDNA de AMD

La compañía americana presenta su nueva generación de procesadores y las próximas tarjetas gráficas basadas en arquitectura Navi para PlayStation 5.

AMD ha presentado en el marco de la feria Computex su nueva generación de procesadores y la tecnología que acompañará a la próxima generación de consolas, incluyendo las de la asociada futura máquina de Sony, que conocemos bajo el nombre tentativo de PlayStation 5.

La compañía de California ha desvelado sus cartas con una total declaración de intenciones: elevar el potencial de las consolas domésticas a un nivel similar al de los PC de gana alta. Por un lado, AMD ha presentado sus nuevos procesadores Ryzen 3, construidos en 7 nanómetros a un precio que catalogan de asumible para la mayoría de jugadores; al menos si se comparan con los precios medios de las soluciones de la competencia.

Pero vayamos a lo que interesa a los futuros jugadores de PS5: la nueva generación de tarjetas gráficas con arquitectura Navi, las que se alojarán en el chasis de la consola de Sony, que ya adelantó en las declaraciones de Mark Cerny que usará una GPU AMD Navi y una CPU Ryzen Zen 2. La novedad, por ende, viene en e nombre de dicha nueva arquitectura, que no será GCN sino RDNA.

PS5 basará su GPU en la nueva arquitectura RDNA de AMD
Imagen | Twisted Voxel

Las credenciales de la arquitectura RDNA

Estas sigas, que a priori pueden no decir nada concreto, se concretan en un rendimiento x1.5 veces mayor por vatio. Asimismo, el rendimiento por núcleo mejora en x1,25 veces. Su IPC también ganará en eficiencia —lo que más desean desarrolladores como Katsuhiro Harada—, mientras que su caché multinivel podrá garantizar una latencia mejor que la actual arquitectura; esto se traducirá en un mayor ancho de banda y un consumo inferior. Es decir, de nuevo, una mayor eficiencia en su cómputo global.

Teniendo en cuenta que también ofrecerá una mayor velocidad por núcleo y velocidad de computación de reloj, parece que las pruebas mostradas por Sony en el Sony IR Day 2019 son plausibles. En dicho foro, Sony Computer Entertainment mostró en forma de vídeo los tiempos de carga de la ciudad de Manhattan en Marvel’s Spider-Man para PS4 Pro y PS5; los tiempos pasaron de unos 8 segundo a tan solo 0,8 segundos, un tiempo de espera casi inapreciable para un fundido a negro.

Desconocemos, al menos a fecha de hoy, la fecha de lanzamiento de este nuevo hardware de Sony, pero sí que tendrá un precio “atractivo”, según el criterio de Mark Cerny. La comunidad de jugadores ya ha hecho sus apuestas sobre ese posible precio.

PS5 basará su GPU en la nueva arquitectura RDNA de AMD
Así ve Sony el futuro de PlayStation: cuestión de prioridades.