Heroes Trials
Heroes Trials
Carátula de Heroes Trials

Heroes Trials, análisis Switch. Un homenaje a los clásicos

Nintendo Switch acoge a un videojuego hispano-japonés en su tienda online con una mecánica diferente a lo ya conocido y a un precio más que aceptable.

Que Nintendo Switch ha acogido de buen grado a un montón de títulos de bajo presupuesto desde su nacimiento es un hecho, como también lo es la buena acogida de los usuarios de la consola. Los números hablan y es que se ha demostrado en una buena cantidad de ejemplos que estos programas venden mejor en la plataforma híbrida. Uno de los ejemplos más significativos es Thimbleweed Park donde el propio Ron Gilbert —su creador— ha comentado en más de una ocasión que es en Switch donde más copias se han vendido del juego.

Es por ello que tras un tiempo prudencial, Shinyuden, empresa responsable del título que hoy analizamos y afincada en Tokio con raíces españolas, ha decidido lanzar en la consola de Nintendo su nueva obra; Heroes Trials, una pequeña aventura con toques roleros donde los protagonistas superan misiones sencillas, resuelven rompecabezas y abaten enemigos con un toque distintivo que lo hace único; la lucha contra el marcador de tiempo.

Las pruebas heróicas

Heroes Trials nos trae a la híbrida la historia de dos jóvenes que necesitan convencer con sus dotes guerreras al director de la Academia de héroes de su isla natal de nombre Delhua. Solo superando en tiempo y forma las trece pruebas destinadas a aquellos que quieren dejar su impronta en el mundo serán capaces de obtener dicho título. Puede parecer un resumen bastante escueto pero es que tanto la historia como su duración no dan para mucho más. Las peripecias de ambos protagonistas, Zoel y Elia, apenas tienen una duración de sesenta minutos por lo que ahondar en su trama es más bien un estorbo que una necesidad.

Es un juego de rol de acción con más énfasis en lo segundo que en lo primero y, de hecho, es posible omitir incluso lo segundo si lo nuestro es derrotar al cronómetro. Heroes Trials está diseñado con entornos y elementos poligonales, vista isométrica y un añadido que pocas veces hemos visto en un título de este género; un contador de tiempo que ejercerá de aliento en la nuca por cada prueba a superar. Zoel —el guerrero— y Elia —la maga— podrán valerse de sus habilidades con el acero y la magia para lograr dicho objetivo aunque gran parte de su aventura pueden dejar a un lado estas dotes y esquivar a sus enemigos para así rascar unos cuantos segundos al marcador.

Heroes Trials es un juego bastante sencillo que más allá del cronómetro no aporta ninguna variedad al género pero que aún así entretiene. Zoel y Elia cuentan también con habilidades secundarias —algunas necesarias— para lograr su cometido, algo habitual en videojuegos como la saga Zelda que hacen aún más fácil la aventura. Solo los grandes jefes de zona pueden ponernos en aprietos aunque por lo general nada del otro mundo. Queda claro así que el mayor incentivo de Heroes Trials es batir al crono una y otra vez para mejorar nuestros tiempos.

Aún y con todo es un juego que divierte, presenta zonas variadas, plantea cambios en la jugabilidad de tanto en cuando (por ejemplo alejándose del género action rpg para acercarse al shoot’em up en cierto momento), hay rompecabezas, pruebas variadas, un nutrido colchón de enemigos y objetos escondidos por todo el mapeado que dan vidilla a la aventura. La única pega es que estamos atados de pies y manos al límite de tiempo impuesto por la prueba por lo que tanto el mapa de la zona como los objetos ocultos pueden pasar a un segundo plano en nuestra primera partida haciéndose necesario jugar consecutivas para exprimir todo el jugo a Heroes Trials.

El único punto realmente negativo del programa es la dejadez en el balanceo de poder de ambos protagonistas. Si bien matar a los enemigos es algo pesado con cualquiera de los dos héroes, solo Zoel es práctico para avanzar a lo largo de la aventura. Cuenta con un ataque de espada efectivo y bastante más poderoso que las magias de Elia que hacen que esta última quede relegada a situaciones con puzzles que requieran de sus habilidades y quizás al momento marcianitos del juego. Una lástima porque con una simple actualización se hubiera resuelto de forma más efectiva.

Un buen indie a precio de saldo

El apartado técnico es donde más flojea la obra hispano-japonesa aunque tampoco podemos pedirle peras al olmo a un título que apenas cuesta lo mismo que un menú de comida rápida. Por poco más de cinco euros vuestra Nintendo Switch correrá un programa de bajo presupuesto pero bien resuelto en términos generales. No esperéis sombras realistas, entornos trabajados o multitud de detalles pero lo que muestra lo hace sin fisuras y sin apenas errores visibles. De hecho —y no solo por las limitaciones del tiempo— por momentos nos ha hecho revivir nuestros años mozos jugando al genial Terra Incognita creado con el kit de desarrollo Net Yaroze, el germen de “lo indie” en PlayStation. El apartado sonoro peca de unos efectos especiales bastante low cost pero de unas melodías muy agradables y bien trabajadas. Son escasas y se repiten cada poco tiempo pero es de elogiar el buen trabajo realizado en ellas.

CONCLUSIÓN

A pesar de haber sido creado por un estudio con muy pocos recursos, la aventura de Shinyuden es capaz de entretener, innovar y darle un giro de tuerca al género de rol y acción. Su escasa duración y su dificultad juegan en su contra pero su bajo precio y la re-jugabilidad lo compensa con creces. No es un título que vaya a agradar a quienes buscan potencia gráfica pero sí a aquellos que disfrutan batiendo el marcador una y otra vez, que al fin y al cabo es parte de la mecánica de Heroes Trials. Con un puñado más de pruebas, una historia más elaborada y un mejor balanceo de los héroes habría sido un juego redondo a pesar de sus limitaciones.

LO MEJOR

  • Variado, adictivo y barato.
  • Traducido al castellano.

LO PEOR

  • Técnicamente pobre.
  • Desbalanceo de clases.
  • Ausencia de modos de juego o cooperativo.
  • Extremadamente corto.
6

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.

Cosas nuevas

Por fin estoy aquí! Después de casi cinco años viviendo en Berlín, trabajando, aprendiendo inglés y viviendo el sueño europeo termino una etapa y empiezo otra. Una etapa nueva en Madrid que empiezo con ...