36 estudios reciben ayudas

Los partídos políticos proponen cómo mejorar la industria española del videojuego

Videojuegos españoles
Gris, The Red Strings Club y RiME son algunos de los grandes videojuegos españoles de los últimos años / Fuente: Nomada Studio, Deconstructeam, Tequila Works

Con motivo de las elecciones generales del 28 de abril, representantes del PSOE, PP, Unidas Podemos y Ciudadanos debaten sobre el videojuego y la animación.

Los creadores de videojuegos podrán adscribirse al Estatuto del Artista y la producción española de videojuegos se apoyará con un posible fondo que saldrá de la distribución de videojuegos. Son algunas de las medidas que el PSOE, el Partido Popular, Unidas Podemos y Ciudadanos sacaron en claro de un debate organizado con motivo de las próximas elecciones generales, 28A: Propuestas para desarrollar el entretenimiento digital en España - Videojuego, Animación y Efectos Visuales.

El evento, que tuvo lugar este 10 de abril en una sala de conferencias de Madrid, fue organizado por DEV (Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladores de Videojuegos y Software de Entretenimiento) y DIBOOS (Federación Española de Asociaciones de Productoras de Animación y Efectos Visuales) y moderado por José Luis Farias, director de 3D Wire, Mercado Internacional de animación, videojuegos y new media.

A lo largo del debate, los representantes de los distintos partidos políticos estuvieron de acuerdo en diversos puntos con los que mejorar la industria española del videojuego, pero cada organización tuvo sus propias propuestas.

¿En qué estuvieron de acuerdo?

Los cuatro partidos políticos representados en el debate estuvieron de acuerdo en que hay que "reforzar a través del diálogo en los próximos cuatro años" el sector del videojuego, según explica el comunicado enviado por DEV, e introducir incentivos para el sector.

Otra de las propuestas comunes es seguir el ejemplo de la industria audiovisual española y crear un mecánismo que facilite la inversión en producción nacional de videojuegois con un fondo extraído de una parte de la facturación de las empresas que distribuyen videojuegos físicos y digitales en España.

También mencionaron todos la necesidad de igualar el IVA al 10% a los trabajadores del mundo del videojuego, la necesidad de "tomar medidas" para el mecenazgo, la inclusión de los desarrolladores de videojuegos en el Estatuto del Artista y la mejora de las ayudas de apoyo al sector en el área de Industria y de Red.es (la primera convocatoria de estas ayudas, menores a las prometidas inicialmente, se resolvieron a principios de mes con 36 microestudios beneficiados).

Otro punto que protagonizó parte del debate fue la necesidad de incentivar la igualdad de género en la industria del videojuego española.

PSOE

El representante del Partido Socialista Obrero Español en el debate, Ibán García del Blanco (secretario ejecutivo federal de Cultura y Deportes y candidato al Parlamento Europeo) habló de la necesidad de reactivar la Mesa del Videojuego de la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas.

También prometió presupuestos adicionales de 2,5 millones de euros para las ayudas otorgadas a través de Red.es (adscritas al Ministerio de Industria) y un nuevo programa con otros 2,5 millones de euros,

Asimismo, propuso la creación de otras ayudas tanto para videojuegos como para animación dedicadas a "otras experiencias", como el ámbito educativo, pedagógico y visitas a museos.

El político también explicó la necesidad de reforzar la Formación Profesional dual hacia el sector de videojuegos y animación.

Por último, García del Blanco hizo hincapié en la necesidad de organizar un evento mundial realizado en España para atracción de inversión para el videojuego y la animación.

Partido Popular

En el PP, el candidato al Congreso Víctor Píriz Maya explicaba que España tenía que ser un país hub en Europa de empleo de alta cualificación y proponía 17 medidas para desarrollar las empresas emergentes (start-ups) a través de bonificaciones en el impuesto de sociedades y en el IVA, "especialmente" en los primeros años de actividad.

A ello añadía mayor celeridad en los procesos de creación y certificación de una pyme (pequeña y mediana empresa), mayor seguridad jurídica e inversión directa en el desarrollo de videojuegos.

Unidas Podemos

Por parte del partido surgido de la candidatura unificada de Podemos e Izquierda Unida para las próximas elecciones generales estuvo Sofía Fernández Castañón, la única mujer en el debate y responsable del Área de Cultura y Medios de Comunicación y candidata al Congreso de Podemos). Fernández se unió a la propuesta del candidato del PSOE para reforzar la FP dual de videojuegos y animación, y recalcó la necesidad de mejorar la formación en el área de narrativa e interactivos.

La representante de Podemos también proponía crear medidas específicas para pymes y autónomos, que los considera "el motor de estos sectores"; mejorar los salarios en el sector; y mejorar el novedoso Estatuto del Artista con "medidas de derecho a la desconexión", empleo de 34 horas semanales y salario mínimo de 1200 euros mensuales.

También propone que la deducción en innovación y desarrollo (I+D) vaya a las pequeñas y medianas empresas que "realmente lo necesitan para su desarrollo".

Ciudadanos

El representante de la formación naranja en el debate fue Daniel Martínez Rodríguez, coordinador de cultura y candidato al Congreso. Sus propuestas estuvieron centradas sobre todo en el sector de la animación, como mejorar el porcentaje del presupuesto del ICAA (Instituto de la Cinematografía y las Artes audiovisuales) que se van a destinar a animación en cuanto a ayudas directas, al desarrollo ya la promoción de proyectos, en especial a las coproducciones con Iberoamérica.

Martínez expresaba la necesidad de "poder aplicar los gastos de inversión privada a través del mecanismo de la Agrupación de Interés Económico cada año, antes de su finalización, para largometrajes de animación" y mejorar el 12% de incentivos de I+D que se dan actualmente en animación y videojuegos.

Asimismo, Martínez pide bonificaciones a las empresas para que estas creen empleo de calidad y así "evitar intermitencias en la contratación".