Veredicto

Playstation Now, análisis. ¿Valió la pena la espera?

Probamos a fondo el sistema de streaming de Sony para PC y PS4.

Playstation Now lleva tiempo en otros mercados, algo que incomprensiblemente no sucedía en Europa. Pero la semana pasada, tras una beta durante el mes de febrero, se instaló definitivamente el sistema de streaming de Sony. A saber: 600 juegos de las tres últimas Playstation sobremesa disponibles para jugar en streaming. En el caso de Playstation 2 y Playstation 4, con la posibilidad de descargar los juegos en la consola de la compañía japonesa. No así en PS3. Y todos los juegos disponibles también en PC vía streaming. Promete. ¿Suficiente?

Lo primero de todo es ver cómo se instala y cómo se puede usar. Desde Playstation 4 es tan simple como acceder en el icono que se encuentra disponible desde la última actualización. Para tener PS Now hay que tener cuenta PSN, algo que no tiene problema en la consola de Sony pero que obliga a registrarse si se quiere jugar en PC. En todo caso, no tiene demasiada complicación. Con la cuenta creada, simplemente nos bajamos la aplicación para ordenador y entramos desde ahí. En ambos casos tendremos acceso al menú principal.

El menú nos da acceso a una gran cantidad de títulos. Los listados de Playstation 4 y Playstation 3 son los más extensos, donde se pueden encontar juegos como Assetto Corsa, Beyond Two Souls, Heavy Rain, Bloodborne, Guilty Gear Xrd Revelator, Metro Last Light, Mortal Kombat X o Resogun entre otros en el caso de la primera; en PS3, títulos como la saga Batman Arkham, saga Bioshock, saga BlazBlue, God of War 3, Infamous 2, Lost Planet, The Darkness, The Last of Us, los tres Uncharted, varios Ratchet and Clank, Red Dead Redemption, Metal Gear Solid 4 o Xcom entre otros. De PS2, poca cosa la verdad. Una docena de juegos entre los que hay Dark Cloud y Dark Chronicle, Forbidden Siren, Prima, Rogue Galaxy, Wild Arms 3 o Ape Escape 2.

La lista más completa, por la presencia de algunos nombres de relumbrón de su época, es la de PS3, mientras que la más decepcionante acaba siendo la de PS2, teniendo en cuenta la cantidad de grandes juegos -propios y de terceros- que recibimos en la consola de hace dos generaciones. En PS4, aunque hay algunos nombres relevantes, es cierto que se echan en falta primeras espadas, juegos de estos últimos tiempos. En todo caso, hablamos de 600 juegos, y es evidente que siempre hay hueco para títulos que puedan generar interés. Al menos para una primera toma de contacto.

PS Now en uso

Una vez nos ponemos manos a la obra con la prueba de juegos, vemos algunas de las virtudes y posibles mejorías necesarias en el sistema. Por un lado podemos navegar fácilmente por el menú, escoger el juego que queremos jugar e incluso cargar partidas guardadas en la nube si la tenemos (PS4). tanto en Playstation 4 como en Playstation 2 se nos ofrece la opción de descargar el título, algo que hace que la experiencia sea la más óptima: sin problemas de respuesta y con mayores resoluciones. ¿Hay diferencia en hacerlo o jugar directamente en streaming? Lo vemos.

Teniendo en cuenta que el sistema tiene su gran atractivo en el streaming, nos hemos puesto a probar algunos juegos que precisan de cierta respuesta más inmediata. Y el resultado es variado, generalmente bueno pero no perfecto u homologable a la experiencia original. Empezando por Bloodborne, el título rinde con un mínimo input lag en formato streaming (hemos jugado con cable y fibra óptica de 600/600), que nos ha permitido eliminar enemigos con cierta facilidad, hacer staggers y llegar hasta Gascoigne sin mucho problema. Naturalmente, a nivel visual el juego pierde calidad (en streaming el máximo son 720p) y hay momentos en los que hay algunos tirones en ciertos movimientos bruscos. Descargado, el título funciona de manera mucho mejor como es evidente.

Luego nos hemos adentrado en un terreno algo más pantanoso: los juegos de lucha. Teniendo en cuenta la exigencia de tener una respuesta inmediata en los controles, ahí sí que hemos notado que aunque el juego parece ir fluido en todo momento, tiene un pequeño retardo suficiente para que algunos combos no salgan de la manera que recordábamos. Lo hemos probado con Mortal Kombat X, que mejora sus prestaciones de largo cuando instalamos el título (eso sí, 44 gigas) algo que, claro, no está disponible en PC. Lo mismo pasa con Ultra Street Fighter IV. Para partidas casuals el sistema funciona sin más en streaming, pero precisa de instalarse para que la respuesta sea la que se espera.

Seguramente la prueba menos convincente de todas ha sido con Killzone 2. El título de Guerrilla, uno de los grandes FPS de PS3, nos ha dado problemas de tirones más de lo habituales cuando había mucha carga de elementos en pantalla y el control dejaba un pequeño lag molesto al girar o apuntar, con esa sensación que la mirilla se deslizaba un puntito más de lo que habíamos trazado con el analógico. El hecho de no poder instalar estos títulos -solución que permitiría evitar esto- hace que la experiencia se resienta. No es injugable y hemos podido avanzar, pero en zonas de exigencia alguna mala pasada hemos tenido.

Todo esto se invierte en otros títulos en los que este mínimo input lag no es tan relevante, como por ejemplo la saga Batman Arkham. El sistema de combate es ágil y como sabéis, usa una acción de contragolpe donde tenemos que pulsar triángulo para hacer el movimiento de turno. Algo que no nos ha supuesto ningún problema y que hemos podido realizar a la perfección a lo largo de nuestra sesión con Origins. Tampoco hemos tenido grandes problemas con Heavenly Sword a pesar de su naturaleza de acción y combos, pudiendo hacer ataques y esquivas sin que la experiencia se resintiera por ser en streaming salvo por algunos elementos visuales mejorables.

A todo ello hay que añadir que nos hemos encontrado con colas a la hora de acceder a algunos juegos. No demasiado largas, de unos dos minutos o menos, pero que no deja de sorprender teniendo en cuenta que el servicio está disponible a un precio de 14,99 euros al mes o 99,99 euros al año. Como decimos, no son las colas que se vieron en el primer día de servicio pero aún están disponibles. También hemos sufrido alguna incompatibilidad curiosa: en Bloodborne, juego del que tenemos el platino pero ya borrado de la consola, no nos dejaba iniciar partida con nuestro savegame original porque no teníamos instalado el DLC de los Viejos Cazadores. Asi que el proceso se ha hecho algo más tedioso, porque hemos tenido que instalar el descargable para jugar aunque fuera la campaña normal.

Las cosas del PC

En compatibles hay dos elementos que marcan la experiencia: por un lado, no poder descargar ningún tipo de juego. Por el otro, el uso y compatibilidad de los mandos disponibles. Se recomienda un DualShock 3 o 4, sea vía cable, bluetooth o adaptador, pero también se permite jugar con otros controles aunque algunos nos han dado problemas de detección y compatibilidad. El rendimiento, con buena conexión, no tiene nada que envidiar en todo caso al sistema de Playstation 4 -sin instalar- por lo que hay una gran cantidad de juegos disfrutables en solitario, aunque las experiencias más precisas -como la lucha- o pensadas para el multijugador no serían las más deseables por esta micro latencia que por muy conexión estable que tengamos, siempre estará presente.

La plataforma va añadiendo nuevos títulos de manera regular, algunos de los más recientes son Batltefield 4, WWE 2k18 o Metal Gear Solid 4, pero parece alejarse al menos de momento de la apuesta por grandes novedades como pasa en otros sistemas.

Conclusión

En definitiva, sobre el papel Playstation Now tiene virtudes evidentes: un catálogo extensísimo de juegos disponibles donde hay joyas, sorpresas y juegos de relleno. Con opción de acceder con cierta celeridad a jugar a cualquiera de ellos y la posibilidad de descargar títulos para usarlos de manera óptima en PS4. Pero al otro lado también tiene un margen de mejora importante. La selección de juegos está lejos de las grandes novedades de los últimos meses, el escueto catálogo de PS2 es incomprensible y la pequeña, pero presente, latencia de más que hay en streaming hace que algunos juegos donde la precisión es importante no tengan una respuesta óptima como en el título original. Y eso, en PS3, que no permite descargar los títulos, acaba pesando. Este es el punto de partida, con un potencial enorme pero que veremos si realmente se acaba explotando como podría.

LO MEJOR

  • Una cantidad enorme de juegos a tu disposición; siempre hay alguno que apetece conocer o revisitar
  • La posibilidad de instalar títulos de PS4 y PS2 para su rendimiento óptimo
  • Poder jugar a algunos clásicos de Sony en PC

LO PEOR

  • El mínimo pero existente input lag del sistema streaming se nota en ciertos géneros y títulos
  • El catálogo está falto de novedades recientes y se echa en falta nombres relevantes
  • No poder instalar títulos de PS3, algo que mejoraría notablemente la experiencia de casi la mitad del catálogo
  • Que haya colas de espera en algunas ocasiones