Fundamental en el endgame

The Division 2 y la bajada de tensión de las Zonas Oscuras

Durante la beta privada del 'looter shooter' de Ubisoft hemos jugado varias horas a una Zona Oscura que se percibe menos tensa que en la primera entrega.

El género del looter shooter, es decir, aquellos juegos de disparos donde se realizan actividades para conseguir mejores armas y equipo para acceder a nuevos desafíos más difíciles, tiene en este 2019 varios nombres que se disputarán el tiempo de los jugadores. A un Warframe con una comunidad que no para de estar activa, a un Destiny 2 que le queda como mínimo todo un año de contenido adicional incluido en el Pase Anual y a un The Division que renació con la actualización 1.8 hay que sumar la apuesta de Bioware en este mercado con Anthem y la secuela del título de Ubisoft, The Division 2. Durante el pasado fin de semana quienes reservaran el juego o tuvieran una invitación pudieron probar las primeras misiones de este último con la beta privada, un anticipo del contenido endgame y el modo que hizo grande y original a su precursor: las Zonas Oscuras. Las ZO han sufrido cambios, y aunque en general son más justas, parece que han perdido parte de su atractivo principal: la tensión permanente de perder de un plumazo todo el equipo que hemos recopilado durante horas.

Las Zonas Oscuras son amplios espacios cerrados (con la excusa argumental de una cuarentena ante un agente químico) donde conviven hasta doce jugadores que exploran el mapa y derrotan enemigos controlados por la IA en busca de loot valioso. Lo interesante es que todo ese equipo está contaminado, y hay que extraerlo de la ZO pidiendo un rescate para poder utilizarlo. Para ello, se solicita un helicóptero en alguna de las zonas del mapa marcados para ello, y hay que esperar varios segundos para que llegue el vehículo, colocar el equipo en una cuerda que cuelga de él, y esperar otros tantos segundos para su extracción. Pero la tensión, lo que hace que cada uno de esos segundos se sientan como minutos, se logra gracias a que en cualquier momento otro jugador puede llegar, matarnos y quedarse con nuestro equipo recogido en la partida. El problema es que esto apenas ocurría durante la beta gracias al nuevo sistema de Renegado.

En el primer The Division, cuando un jugador mataba a otro robando su equipo, se le marcaba como Renegado. Su posición aparecía en el mapa para los demás jugadores, por lo que se ponía en riesgo: tras haber asesinado, ahora se convertía en el roedor dentro del juego del gato y el ratón. Pero en The Division 2 el sistema se ha transformado siguiendo dos premisas: no castigar demasiado a los jugadores que sean vencidos por otros perdiendo todo el loot, y añadir distintos niveles de Renegado para que no todas las malas personas sean exactamente igual de malas.

Sobre la primera premisa que comentábamos en el párrafo anterior, en las nuevas Zonas Oscuras no todo el loot está contaminado; de hecho, la mayor parte es equipamiento normal, aunque es cierto que el loot tóxico que sueltan algunos bosses o encontramos es de mayor calidad. Por lo tanto, entrar en una Zona Oscura en esta secuela dará recompensa asegurada, pues el equipo no contaminado se queda guardado a salvo en nuestro inventario una vez recogido.

Este es uno de los factores que contribuyen a que convertirse en un Renegado sea ahora una opción y no una necesidad para conseguir buen loot. Ahora hay tres estados de Renegado. El básico lo ganamos al abrir cajas de equipo sin disponer una llave para ello, al robar el equipo de otros jugadores mientras se está extrayendo o al hackear terminales para ver dónde hay loot cercano. En cambio, si un jugador mata a otro, se convierte en Renegado rechazado, y si continúa con sus actividades genocidas, se convierte en un Renegado de alta prioridad; cuanto "más renegado" eres, más jugadores alejados de ti pueden verte en el mapa.

Sin embargo, durante las muchas horas que jugamos a la única Zona Oscura disponible en la beta, no encontramos un renegado del más alto rango; tampoco había necesidad de serlo, pues jugando de manera relativamente pacífica con el resto de jugadores podías conseguir buen equipo. Sí había varios jugadores que se convertían en renegados simples, pero a excepción de las escuadras de múltiples amigos, pocos se aventuraban a convertirse en un renegado letal.

Si este cambio es para mejor o peor habrá no se sabrá con certeza hasta que el juego llegue a las estanterías y se establezca un meta y una metodología de comportamiento en las Zonas Oscuras de The Division 2. Y hablamos en plural, porque este es otro cambio respecto a la primera parte: en lugar de una gran ZO, aquí encontramos tres más pequeñas (aunque semanalmente, una de ellas será ocupada por enemigos más poderosos, se activará el fuego amigo y se desactivará la normalización que equilibra el nivel de equipo de todos los jugadores, haciendo que sea una experiencia más hardcore donde conseguir mejor equipo), cada una con sus propios enemigos, por lo que puede darse la situación de que en una ZO los jugadores se comporten de manera más pacífica y en otra de manera más violenta.

A pesar de este cambio, que puede gustar a unos y hacer dudar a otros, la Zona Oscura en The Division 2 sigue siendo una experiencia única, tensa y divertida donde nunca sabes con cuánto equipo vas a salir de ahí ni cuántas veces habrán girado las manecillas del reloj desde que entraste hasta que te dio por mirar la hora.

Podréis juzgarlo vosotros mismos del 1 al 4 de marzo cuando tendrá lugar una beta abierta con este mismo contenido disponible en todas las plataformas.

The Division 2, cuyo endgame hemos podido probar, llegará a las tiendas el 15 de marzo para PS4, PC y Xbox One. Ubisoft ha escuchado a la comunidad del primer título y durante todo el primer año tras el lanzamiento el contenido adicional será gratuito.

[Actualización 13/02-10:30]: En una versión anterior de este artículo se hablaba de cuatro zonas Oscuras, tres estándar y una de alto nivel. La información se ha corregido clarificando que se trata de tres ZO, y que cada semana, una de ellas se convertirá en un reto de alto nivel donde se activará el fuego amigo entre jugadores, habrá mejor equipo y supondrá un reto mayor.

The Division 2

The Division 2 es la secuela del exitoso título de acción táctica y disparos de Massive Entertainment y Ubisoft para PC, PlayStation 4 y Xbox One, donde los jugadores deberán cooperar para salir airosos de nuevos y peligrosos retos. Dirige un equipo de agentes de élite en lo que queda de Washington D. C. tras el paso de una pandemia para restablecer el orden e impedir el colapso de la ciudad. Juega con tus amigos en cooperativo y PvP, consigue potentes armas y equipo y conviértete en uno de los elegidos para proteger el Capitolio en pleno estado de emergencia. La misión no termina con la campaña. Más allá del nivel 30, a los agentes de la División les esperan nuevas especializaciones, modos de juego, incursiones y mucho más.

The Division 2

¿Pueden los pelijuegos ser DIVERTIDOS?

Se ha debatido mucho en este foro sobre los denominados despectivamente "pelijuegos". Juegos con una alta carga narrativa que supuestamente arruina la experiencia jugable. Hasta tal punto que impiden cualquier diversión. Como si la parte narrativa fuera la parte negativa que restara de la parte...