Un poco de rol

Proyecto Saiyan: todos los juegos RPG de Dragon Ball

Tras el anuncio de Project Z, nombre en clave del nuevo Action RPG de la saga, repasamos lo que ha dado de sí la franquicia en este género.

Bandai Namco desveló hace solo unos días parte de su hoja de ruta con los videojuegos de Dragon Ball para este año 2019. Que si nueva temporada para Dragon Ball FighterZ, actualizaciones para Xenoverse 2 o la localización de Super Dragon Ball Heroes: World Mission esta misma primavera. Sin embargo, hubo una sorpresa con la que no contábamos: Project Z, nombre en clave de un nuevo Action RPG.

Aunque no vayamos a saber nada de él hasta los días 26 y 27 de enero, en los World Tour Finals del título de Arc System Works, los aficionados tienen ya suficientes motivos como para estar ilusionados con el futuro que se avecina, pues es un género que en el pasado ha dado alguna que otra buena noticia a la comunidad de amantes de juegos basados en el universo de Toriyama.

Es por eso que hoy vamos a repasar en este artículo todos los videojuegos RPG que hemos tenido hasta la fecha en el universo Dragon Ball, desde aquellos más conocidos hasta otros que seguramente solo conozcan unos pocos.

Dragon Ball Z: Super Saiya Densetsu — (SNES, 1992)

Antes incluso de que naciera MeriStation, Dragon Ball ya había firmado este Super Saiya Densetsu en Super Nintendo, un título con mucha herencia del RPG tradicional en el que nos poníamos en la piel de Son Goku desde los inicios de Dragon Ball Z. Exploración, subida de niveles e ítems imprescindibles para poder avanzar. No había precisamente pocas conversaciones y personajes, pero donde residía la gracia del título era su jugabilidad, su combate.

El sistema de combate del juego apostó por los turnos y las cartas, lo que aportó mucha variedad de situaciones al añadir tanto ataques físicos como mágicos, que variaban dependiendo del personaje. A eso hay que añadir una cinemática especial para el ataque definitivo de cada luchador, que recreaba un momento icónico de la serie. Por desgracia, nunca llegó a Europa sino que se quedó en Japón, pero desde hace unos años existen diferentes traducciones hechas por la comunidad.

Dragon Ball: The Legacy of Goku — (GBA, 2002)

The Legacy of Goku es posiblemente lo más parecido al JRPG de acción que hemos tenido hasta la fecha en la franquicia. La apuesta de Webfoot Technologies no hizo nada que no se hubiese visto antes, aunque la idea se materializó con una jugabilidad divertida y para todos los públicos. Esta aventura abordaba desde los inicios de Dragon Ball Z hasta los acontecimientos en Namek.

Por desgracia, el juego no destacó en ningún apartado y pecó de simple, de sencillo y de relativamente corto. Para amantes de esta primera etapa de la serie cumplía con creces, pero recomendarlo a todo el mundo se antojaba algo más complicado. Lo que es imperdible es su anuncio comercial americano.

Dragon Ball: The Legacy of Goku II — (GBA, 2003)

Un año más tarde llegaría a Europa esta segunda parte, un título que era una secuela con todas las de la ley, puesto que se reutilizaron assets y demás materiales de la primera parte para contar una historia que, eso sí era ligeramente más larga y en un mundo más grande y detallado en lo técnico. Si en el título original tuvimos a personajes como Freezer, aquí partíamos desde la llegada de Trunks del futuro y los androides.

Además, cabe destacar que ya no solo controlábamos a Goku, sino a otros como a Piccolo, el propio Trunks del futuro, Vegeta o Gohan. No hubo suerte con el sistema de combate, que seguía siendo muy machacón, aunque con mejor manejo de la dirección de los ataques especiales. Finalmente, transformaciones para cumplir el sueño de ser Super Saiyan en ciertos momentos. Esos pequeños detalles marcaron la diferencia e hicieron de The Legacy of Goku II un título bastante por encima del original.

Dragon Ball: Buu’s Fury — (GBA, 2004)

Podríamos decir que se trata de la tercera parte de The Legacy of Goku, solo que esta vez abordando la tercera gran saga de Dragon Ball Z, la de Buu. Desde Webfoot Technologies no se tomaron riesgos en exceso; un título continuista y sin cambios jugables, pero que al menos ofrecía la pequeña sorpresa de incluir en el cartucho el contenido de las películas Fusión y El Regreso de Broly.

Su presencia en España fue bastante visible en tiendas no solo por su salida, sino porque lo tuvimos incluso en forma de pack con Dragon Ball GT: Transformation, una práctica que Nintendo llevó a cabo en esta generación de consolas portátiles para sacar partido de títulos que quizá por separado no venderían lo suficiente. El mayor problema de Buu’s Fury es que era realmente corto y muy fácil.

Dragon Ball: Attack of the Saiyans — (NDS, 2012)

Corría el mes de marzo de 2012, cuando Nintendo 3DS se abría camino en una generación donde la sombra de Nintendo DS era quizá demasiado larga para la máquina tridimensional. La salida de este título no hizo por favorecer esa migración de los jugadores a la nueva portátil, sobre todo porque resultó ser un título más que digno.

Attack of the Saiyan respetó el canon, se volcó con el JRPG tradicional de los noventa tanto en jugabilidad como en perspectiva y en la manera en que se contaba la historia. Además, se abría la posibilidad de usar varios personajes —muy diferenciados entre sí—. Su historia da para unas quince horas, por lo que si no le has dado todavía un tiento no dejes de echarle un vistazo. Gracias a la retrocompatibilidad de 3DS puedes ejecutar el cartucho en cualquier modelo de ambas generaciones.

Dragon Ball Online — (PC, 2010-2013)

A pesar de que cerrase allá por el año 2013, los fans lo revivieron bajo el nombre de Dragon Ball Online Global. En cualquier caso, nosotros nos centraremos en el fallido producto oficial que clausuró a finales de 2013 tras su paso por Hong Kong y Taiwán. Estamos posiblemente ante uno de los grandes sueños de los amantes de la saga, un MMORPG que no se olvidaba prácticamente de nada, que aglomeraba en un único mundo online a decenas, cientos de jugadores controlando su propio personaje.

Lo cierto es que inicialmente funcionó muy bien en el mercado asiático al ofrecer una historia situada 250 años más tarde del final de Dragon Ball Z, por lo que a nivel argumental despertaba cierto interés. Podíamos crear un namekiano, humano o majin; sin embargo, por diferentes motivos Bandai Namco nunca se atrevió a llevar el título a Occidente y no tuvo el soporte necesario para que se mantuviese en pie.

En MeriStation dedicamos un vídeo a Dragon Ball Online Global el pasado mes de marzo con motivo de su renacimiento fan.

Dragon Ball Fusions — (3DS, 2017)

Es el caso más reciente de todos. De hecho, no todos esperábamos que llegase a nuestras tierras, pero finalmente Bandai Namco sorprendió a propios y extraños trayendo a Occidente un título que aparentemente no tenía el potencial comercial de otros como Extreme Butoden, de Arc System Works, en esta misma Nintendo 3DS. En cualquier caso, esta loca propuesta desarrollada por Ganbarion nos gustó bastante.

Un título desenfadado, por turnos, con un sistema de combate muy ágil y dinámico con una apuesta clara por la personalización de personajes y hacer del fanservice un mandamiento. Teniendo en cuenta que el cartucho daba para decenas de horas, no pudimos sino recomendarlo. ¿Original? Muchísimo.

Dragon Ball Z: Attack of the Saiyans

Nuevo juego de la saga para las dos pantallas de Nintendo. Recuperamos la lucha y la historia original.
Dragon Ball Z: Attack of the Saiyans

Silence

Creo que es por todo sabido que la aventura gráfica era la reina de los videojuegos durante los ochenta y gran parte de los 90. Uno de los juegos que contribuyó a acabar con ese reinado y casi con el género fue Doom y sus secuelas. Pero hast...