R-Type Dimensions
R-Type Dimensions
  • Plataforma 360, PS3, PC, NSW
  • Género Acción, Shoot'em up
  • Lanzamiento 04/02/2009 (360)
    20/05/2014 (PS3)
    28/11/2018 (PC, NSW)
  • Desarrollador SouthEnd Interactive
  • Texto Español
  • Editor Irem Software
  • +3
Carátula de R-Type Dimensions
  • 8

    Meristation

R-Type Dimensions EX: Shoot'em Up Inmortal

Analizamos R-Type Dimensions EX, la puesta al día de dos de los mayores clásicos dentro del género de los matamarcianos de avance lateral. Vuelve el FORCE.

Hay compañías en el sector del videojuego que no tienen el reconocimiento que merecen. Una de las grandes olvidadas es la empresa nipona autora de los clásicos originales contenidos en el recopilatorio que hoy nos ocupa: Irem. Dicha empresa jugó un papel crucial en la historia del videojuego. En 1982, el que era su CEO, Kenzo Tsujimoto, fue "invitado" a abandonar la compañía por los malos resultados en ventas. Ni corto ni perezoso, el señor Tsujimoto olvidó rápidamente Irem para centrarse en otra compañía que había fundado, I.R.M. Corporation, la cual se acabaría por convertir ni más ni menos que en la mismísima Capcom. En 1994, un grupo de empleados de Irem cansados de la inactividad en la producción de videojuegos en la que había entrado la empresa, decide abandonar la misma y formar la suya propia: Nazca Corporation, autores entre otros de la inigualable saga Metal Slug, y que en 1996 serían comprados por SNK.

Pero sobre todo, Irem se ganó su lugar en la historia del mundillo con tres títulos para máquinas recreativas lanzados en los 80 cuya influencia sería capital en el rumbo del la industria y marcaron las pautas a seguir, tanto en el sector arcade como en el doméstico. El primero de ellos sería Moon Patrol de 1982, el primer título en emplear la técnica del Scroll Parallax en el sector del videojuego. Dicha técnica hace que las imágenes al fondo de la pantalla se desplacen más rápido que las más cercanas al espectador, dando sensación de profundidad pese a emplear en todo momento imágenes 2d. El siguiente título seminal que lanzarían sería Kung-Fu Master (Spartan X en Japón) de 1984. Inspirado en las películas clásicas de artes marciales de maestros como Jackie Chan o Bruce Lee, este clásico está considerado el abuelo de ese género que dominaría las recreativas a partir de entonces: los beat´em up o "yo contra el barrio" de avance lateral.

Finalmente, en 1987 lanzarían el original de uno de los títulos incluídos en el recopilatorio objeto de este análisis: el matamarcianos de avance lateral R-Type. Irem supo crear un título con personalidad y características propias que sirvió de influencia para la industria y destacó con luz propia frente a otros títulos del género como por ejemplo los clásicos de Konami Gradius o Salamander. Dos años después, en 1989, saldría R-Type 2, sin excesivas novedades pero manteniendo inalterable esa fórmula tan atractiva marca de la casa. Esta saga mítica de matamarcianos destacó por los diseños grotescos y retorcidos de sus enemigos, especialmente inspirados en el diseño de jefes finales, y sobre todo por una jugabilidad novedosa a raíz de la introducción de la cápsula Force, de la que hablaremos más adelante.

En 1992 Irem lanzaba el último título de la serie que saldría en recreativas, R-Type Leo. La saga continuaría en consolas domésticas. Primero con R-Type III en Super NES, y seguiría con R-Type Delta para la primera Playstation en 1999, y R-Type Final de 2003 para Playstation 2, ambos títulos excelentes. La PSP de Sony recibiría en 2007 una curiosa adaptación de la saga a la estrategia en tiempo real, R-Type Tactics que tendría continuación en Japón dos años después con una segunda parte. Finalmente, en 2009 primero para Xbox 360, y en 2014 para Playstation 3, en colaboración con Tozai, saldría R-Type Dimensions, una recopilación de los dos primeros títulos con una serie de añadidos como la posibilidad de variar en cualquier momento de la partida entre el apartado visual original o uno enteramente remozado en 3d, manteniedo la jugabilidad 2d. Este recopilatorio, con un par de añadidos, es lo que recibimos en este R-Type Dimensions EX que sale para Nintendo Switch y Steam, y que a pesar de la falta de novedades o añadidos de peso, supone un fenomenal motivo para reencontrarnos con este divertidísimo clásico del género.

Así se hacían las cosas en los 80

La trama detrás de los R-Type originales era lo que venían siendo en muchos casos por aquellos alocados años 80: una mera excusa para liarnos a tiros con la invasión alienígena de rigor, en este caso por cuenta del imperio Bydo y sus aviesas intenciones de dominación interestelar. Para hacerles frente, nos poníamos a los mandos de la nave R-9, y una versión mejorada en la continuación, la R-9 Custom. Los juegos eran matamarcianos de scroll horizontal en la mejor tradición de lo visto en la época, pero con jugosas características propias. La principal, la mencionada cápusla Force. Una vez recogido el pertinente ítem que la liberaba, esta aparecía en pantalla, y a partir de ahí las posibilidades eran múltiples.

La capsula se podía acoplar a nuestra nave, tanto en su parte frontal como trasera. Una vez acoplada, además de reforzar nuestro disparo, nos protegía de muchos de los proyectiles alienígenas, por lo que funcionaba a modo de escudo. En cualquier momento podíamos eyectarla y liberarla en pantalla, mientras esta seguía disparando y mermando las hordas enemigas. Así pues, a la habilidad, destreza y capacidad de memorización del jugador, añadía una nueva e interesantísima capa: la estrategia. En nuestras manos quedaba decidir si empleábamos la Force como escudo, delantero o trasero, si la necesitábamos para diezmar los enemigos que nos atacaban por detrás, o si la soltábamos para que hiciera estragos por su cuenta, perdiendo su protección , pero ganando la opción de llegar a lugares que nosotros no podíamos, algo especialmente útil frente a jefes finales cuyo punto débil nos resultaba de difícil acceso. A mayores, contábamos con un disparo cargado, que tenía dos niveles en R-Type II, y el pertinente arsenal disponible recogiendo el power up de turno. El el primer R-Type teníamos 3 armas diferentes a mayores de la inicial, cifra que se elevaba a 5 en la continuación.

La primera entrega constaba de 8 niveles, reduciéndose el número a 6 en la segunda parte, si bien estos niveles eran más largos y plagados de enemigos más duros y fieros que en la anterior ocasión. Los juegos, como no podía ser de otra forma tratándose de arcades de los 80, son difíciles, llegando a ser verdaderamente despiadados por momentos. Sin embargo, a base de paciencia, memorización y destreza, cada vez profundizamos más entre las huestes de la invasión Bydo, y la sensación de progreso resultaba muy satisfactoria. Como ya hemos comentado, otra de sus señas de identidad era su espectacular apartado gráfico, con un diseño de enemigos demencial y grotesco, que alcanzaba sus cotas más altas en unos jefes finales magistrales que nos dejaron varias de las imágenes más icónicas de la época. Lo imaginativo de su apartado visual lo hizo destacar en su momento, y la verdad es que ha envejecido muy bien. Las melodías que acompañaban nuestra odisea eran de las que se te quedaban en la cabeza, remarcando el ritmo de la acción. Tanto R-Type I como el II fueron dos títulos magistrales tremendamente influyentes en su época, y pese a que sus versiones originales siguen siendo igual de disfrutables hoy en día, el lavado de cara de este recopilatorio les sienta genial a ambos.

Maquillando a una estrella

Ya hemos mencionado que la base de este recopilatorio es el R-Type Dimensions lanzado hace unos años. La principal novedad con respecto a los originales es la inclusión de un nuevo modo gráfico totalmente en tres dimensiones y adaptado a la alta definición, manteniendo eso sí el desarrollo de la acción bidimensinal clásico. Resulta especialmente reseñable que podemos alternar entre el apartado visual original o el tridimensional en cualquier momento de la partida simplemente pulsando un botón, con una transición totalmente suave que no interrumpe lo más mínimo la acción. Dicho apartado visual actualizado cuenta con la posibilidad de emplear una cámara ligeramente inclinada para reforzar la sensación de tridimensionalidad, así como jugar en una suerte de vista que simula el jugar en una máquina recreativa como las de la época, aunque sin demasiado acierto la verdad. A mayores, contamos con varios filtros gráficos estilo retro, que aportan variedad. La novedad de esta versión EX con respecto a la anterior, es la inclusión de un nuevo y actualizado apartado sonoro que disfrutaremos cuando activemos el modo gráfico renovado. La nueva banda sonora resulta muy atractiva, conservando todo el espíritu original.

La otra gran novedad del recopilatorio es la posibilidad de jugar al título en modo clásico o modo inifinito. En el primer modo, contamos con 3 vidas, debiendo cargar el último punto de control alcanzado cada vez que somos abatidos, perdiendo todas las mejoras de nuestra nave que habíamos obtenido al hacerlo. Pese a que tenemos continuaciones infinitas, cada vez que continuamos lo hacemos desde el mencionado punto de control. En el modo infinito, contamos con vidas ilimitadas, y cada vez que nuestra nave es destruída, esta reaparece en pantalla inmediatamente sin que la acción se detenga, conservando parte de las mejoras adquiridas para la nave, facilitando muchísimo las cosas. Otra novedad interesantísima es la posibilidad de jugar los títulos a dobles, tanto en el modo clásico como en el infinito. El hecho de no poder disfrutar de partidas cooperativas era uno de los pocos puntos oscuros de los originales, por lo que se agradece, y mucho, esta posibilidad. Podemos además habilitar o deshabilitar las colisiones entre jugadores.

Finalmente, el otro añadido además del nuevo apartado sonoro con respecto al recopilatorio Dimensions de la generación pasada, es la posibilidad de ralentizar o acelerar la acción del juego pulsando unos botones determinados en cualquier momento de la partida. La opción de descender la velocidad de la acción en pantalla nos vendrá de perlas para esquivar esos disparos letales con mayor facilidad. Lo de aumentar la velocidad, es una opción que (suponemos) disfrutarán los amantes del dolor y las emociones intensas... R-Type Dimensions Ex es la mejor forma de disfrutar de dos clásicos atemporales del mundo de los videojuegos. Ambos son dos matamarcianos excelentes, que exigen lo mejor del jugador con una propuesta desafiante hasta el extremo, que cuenta con un ritmo excelente y engancha como pocos. Lástima que no se hayan incluído novedades más allá de un nuevo apartado sonoro y la mencionada posibilidad de alterar el ritmo de la acción con respecto al recopilatorio aparecido hace unos años. Se habría agradecido la inclusión de más títulos de esta legendaria franquicia, si bien la diversión aquí incluída nos hará disfrutar durante horas, contando además con un ajustado precio de 14,99 euros.

Hemos analizado R-Type Dimensions EX en su versión de Steam.

CONCLUSIÓN

R-Type Dimensions EX nos ofrece la posibilidad de disfrutar de dos matamarcianos legendarios, tanto en su versión original como de forma actualizada. Podemos optar por jugar a R-Type y R-type II con una completa actualización visual con gráficos tridimensionales y un modo con vidas infinitas y reaparición instantánea de la nave, o vivir la experiencia tal y como la concebió la legendaria Irem allá por los lejanos 80. Lástima que no se aprovechara la oportunidad para añadir algún título más de la franquicia o más mejoras con respecto a la versión del recopilatorio para la anterior generación, más allá de una nueva banda sonora y la opción de relentizar la acción. En cualquier caso, tenemos dos joyas del género que siguen siendo tan divertidas y desafiantes como lo fueron en su tiempo, y que lucen maravillosamente bien, y que además podemos disfrutar en modo cooperativo. Imprescindible para los seguidores del género.

LO MEJOR

  • Dos de los mejores matamarcianos de la historia a un precio atractivo.
  • La actualización visual sienta de maravilla a ambos.
  • Disfrutable por todos: modo clásico para los más hábiles y pacientes, modo infinito para todos los públicos.
  • El cooperativo es un añadido genial con respecto a los originales.

LO PEOR

  • Se ha desaprovechado la oportunidad de añadir más títulos de la franquicia o más novedades con respecto al recopilatorio aparecido en la anterior generación.
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.