Ms. Splosion Man
Ms. Splosion Man
Carátula de Ms. Splosion Man
  • 8

    Meristation

Ms. Splosion Man, Análisis Switch

Ms. Splosion Man llega a finales de 2018 a Nintendo Switch, un plataformas que se muestra tan divertido y explosivo como en su lanzamiento original.

La frenética saga Splosion Man sigue rompiendo barreras con sus sucesivas entregas a lo largo de los años; y es que tras la aparición de la primera entrega allá por 2009, no fue hasta 2011 cuando sus creadores, Twisted Pixel Games, lanzaban su exitosa secuela en Xbox 360 con Ms. Splosion Man, un plataformas que mantenía intacta la explosiva personalidad del original elevando las cotas de diversión hasta nuevos niveles de alocada jugabilidad. Posteriormente, el título llegaría a plataformas tan dispares como iOS o PC hasta llegar a finales de 2018, momento en el que la versión femenina de Splosion Man da el salto definitivo en Nintendo Switch, donde explota su convincente vertiente cooperativa con opciones para todos los gustos. Veamos qué es capaz de ofrecer todo un monstruo del género siete años después de su lanzamiento original.

All the single ladies, all the single ladies...

Ms. Splosion Man sigue al pie de la letra el inverosímil planteamiento de la primera parte; y es que unos científicos locos logran capturar al protagonista de la primera parte, provocando sin querer la creación de la versión femenina del mismo. Así, nuestra nueva protagonista tiene un único objetivo, que no es otro que escapar a toda velocidad de las peligrosas instalaciones que la vieron nacer a la vez que acaba con todo científico chalado y robot homicida que se ponga por delante.

A partir de tan inverosímil planteamiento, se desata ante nuestros ojos todo un festival eléctrico y pirotécnico precedido de cualquier salto de nuestra protagonista, un plataformas 2D con una puesta en escena sencilla pero efectiva, con gráficos en 3D. Partiendo de la base de una jugabilidad clásica en el género, Ms. Splosion Man apuesta por una serie de características que marcarán el desarrollo de los numerosos niveles; y es que nuestra simpática y no menos histriónica protagonista es capaz de saltar mediante explosiones, hasta un total de tres, tanto para superar obstáculos como para acabar con sus enemigos; una vez agotemos las tres cargas, por así decirlo, debemos tocar suelo para disponer de nuevo de ellas.

Dicho planteamiento nos permite disfrutar de una gran variedad de situaciones a lo largo de la aventura, gracias también al diseño de los niveles y la aparición de ciertos rompecabezas, ya sean de lógica o de habilidad. Cada una de las fases que componen el título son de generosa longitud, por suerte, con suficientes checkpoints como para no desesperarnos; o casi. De nuevo, la experiencia de juego se antoja intuitiva y muy dinámica, uno de los aspectos más celebrados de la saga. Otra particularidad a tener en cuenta es su nivel de exigencia, en algunos momentos bastante elevado, aunque el propio juego nos propone pasar por alto ese tramo que se nos atraganta en demasiadas ocasiones, siempre de forma opcional.

El título se muestra muy completo en contenido, con 50 niveles para el modo solitario y otros 50 niveles para el modo cooperativo; y es aquí cuando esta versión específica de Switch se muestra más interesante. Tanto es así, que saca partido de las diferentes opciones que nos ofrece la híbrida de Nintendo para compartir partida con otros jugadores. Para empezar, podemos compartir partida de 2 a 4 jugadores en una única consola mediante sus respectivos Joy-Con. Por otro lado podemos jugar también de 2 a 4 jugadores de forma inalámbrica en local, cada uno con su consola y juego. La oferta online permite también compartir partida con hasta 4 jugadores, a la vez que hasta 3 usuarios pueden jugar en una misma consola y un cuarto en línea. Por último, el modo “2 chicas, 1 mando” nos ofrece la posibilidad de jugar a una suerte de multijugador a solas, controlando a dos Ms. Splosion Man a la vez con ambas palancas de control, toda una locura.

No faltarán las épicas batallas contra jefes finales, secciones de cañones, trampolines, vehículos o deslizadores, cambios de perspectiva que añaden variedad al desarrollo de la aventura, una rejugabilidad más que notable por aquello de conseguir todos los coleccionables y mejorar nuestros tiempos para subir en las tablas de clasificación online o el desafiante modo fantasma que nos anima a superar los mejores récords; hay juego para rato.

Donde sí se nota el paso de los años es tanto en su diseño artístico como en su apartado gráfico; y es que no podemos obviar que su estilo gráfico ha quedado algo obsoleto, así como sus modelados y texturas. Eso sí, los efectos explosivos y de partículas siguen quedando de fábula, especialmente en modo portátil, donde la pantalla de tamaño contenido disimula ciertas carencias. En cambio, con su particular sentido del humor no defrauda; y es que Ms. Splosion Man se muestra tan jocoso como el primer día, con continuas referencias a otros videojuegos, películas o música, chascarrillos y gritos de toca clase que nos arrancarán alguna que otra sonrisa mientras estallamos de un extremo a otro de la pantalla.

CONCLUSIÓN

Tras más de siete años, Nintendo Switch recibe su particular port de todo un referente de las plataformas 2D, título que se mantiene tan explosivo como el primer día a nivel de jugabilidad pero al que le pesan los años en su puesta en escena. A cambio ofrece incluso más opciones cooperativas gracias a las facilidades de Switch y la siempre agradecida posibilidad de llevarnos tan frenética aventura allí donde queramos. Eso sí, su precio es algo más elevado de lo que nos gustaría a estas alturas (14,99 euros en la eShop), aunque llega con los textos traducidos a nuestro idioma. Un plataformas que no defraudará a los aficionados al género y que nos ofrece bastantes horas de diversión y frenetismo si queremos explotar todo lo que tiene por ofrecer, que no es poco.

LO MEJOR

  • Jugabilidad clásica y frenética
  • Generoso a nivel de contenido
  • Posibilidades cooperativas

LO PEOR

  • Estilo gráfico al que le pesan los años
  • Ciertos picos de dificultad desconcertantes
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.