Kanto, a pesar de todo

Pokémon Let’s Go, ¿en portátil o en sobremesa? Pros y contras

Pokémon Lets GO
Pokémon Lets GO

Repasamos en base a nuestra experiencia cómo hemos sentido el título dependiendo de si jugábamos en el televisor o con la consola entre manos.

Pokémon Let’s Go Pikachu/Eevee ya están a la venta en todo el mundo. Los títulos de Nintendo Switch nos invitan a regresar a una región de Kanto donde, a pesar de que todo sea como hace ya más de veinte años, en realidad son muchas las diferencias en la forma en que nos relacionamos con esta región que muchos conocen ya mejor que la palma de su mano.

Y es que es esta la primera vez que se da una circunstancia híbrida para la franquicia; es decir, hasta la fecha habíamos tenido toda la saga principal en las consolas portátiles de Nintendo y, por otro lado, ciertos spin off que se atrevieron a ofrecer una experiencia similar con elementos RPG en sistemas domésticos, como Pokémon Colosseum (2004, GCN) y Pokémon XD (2005, GCN), los títulos de Genious Sonority.

Tradición con innovación; innovación con tradición

Ahora suceden ambas cosas al mismo tiempo, títulos deliberadamente creados para aprovechar las funciones domésticas y portátiles, algo que reside en el ADN de este hardware. Es por ello que Game Freak ha tenido que pensar cómo ofrece una experiencia convincente tanto cuando estemos frente al televisor como si llevamos la máquina a cualquier parte. En ambas opciones se han incluido novedades y, siendo honestos, en ambos casos nos han convencido.

Pero quizá lo han hecho más en modo portátil porque el método de captura se siente más nuestro, nos explicamos.

Mientras que en modo doméstico solo jugamos con un Joy-Con, pues el control es tan simplificado y fácil de entender que únicamente manejamos la dirección, un botón para aceptar, otro para cancelar y otro para opciones; en modo portátil tenemos un esquema más tradicional donde ambos Joy-Con toman partido. Nada de esto es realmente importante, salvo por el momento en que llega el proceso de captura, ahí sí que hay cambios notables que seguramente hagan que más de uno se incline a jugar en la pantalla de su sala de juego o sentado en el sofá con su Nintendo Switch entre manos.

Porque no todo el mundo estará dispuesto a hacer el gesto del lanzamiento de la Poké Ball constantemente. Bien sea con la Poké Ball Plus —de la cual podéis leer nuestras impresiones aquí— o con los Joy-Con, vamos a hacer decenas de lanzamientos por cada hora de partida ya que no siempre atraparemos Pokémon a la primera. Aun siendo cómodo, pues no requiere de un movimiento exagerado, la exactitud que se ha logrado con esta mecánica no es tan precisa como el método de captura portátil, donde sentimos estar clavando la aguja en el momento justo.

Esto es algo que nos ha llamado la atención cuando jugamos por primera vez en modo portátil. Pokémon Let’s Go Pikachu/Eevee se concibieron como juegos para disfrutarse en casa, lo dijo Junichi Masuda; mientras que Pokémon RPG 2019 se basarán más en aprovechar la experiencia portátil tradicional.

Pero nosotros discrepamos ligeramente con Game Freak, porque cuando verdaderamente se saca partido del título es cuando tenemos la Nintendo Switch encima, cuando ganamos esa movilidad y tenemos acceso a un método de captura donde el giroscopio funciona a las mil maravillas, donde lanzar la Poké Ball es mucho más fácil (quizá demasiado) y tenemos la sensación de tener la situación cogida por la mano, nunca mejor dicho.

La experiencia definitiva en modo portátil

Con todo, es una cuestión de opiniones y preferencias; habrá quienes se sientan cómodos en su televisor de más de 40 pulgadas viendo un título tan llamativo y preciosista en lo artístico como éste; pero también habrá jugadores más tradicionales que encuentren aquí la mejor experiencia portátil que hemos tenido jamás en un videojuego de Pokémon, ya no solo por ser el primero en completa alta definición sino también por el tamaño de la pantalla, de seis pulgadas de diagonal, dando así espacio a una interfaz limpia y con una resolución general a la altura de las circunstancias.

Y tú, ¿cómo prefieres jugar a Pokémon Let’s Go Pikachu/Eevee?

Pokémon: Let's Go, Pikachu! / Pokémon: Let's Go, Eevee!

Pokémon: Let's Go, Pikachu! / Pokémon: Let's Go, Eevee!, desarrollados por Game Freak para Nintendo Switch, representan el regreso al RPG clásico de la saga. Regresaremos a la región de Kanto para sumergirnos en esta nueva serie derivada de la saga principal a modo de híbrido entre RPG y GO, con quien mantendrá cierta conectividad. Asimismo, se ha anunciado un periférico con el que trasladar la experiencia, similar a Pokémon GO Plus.

Una conferencia de prensa realizada por The Pokémon Company en Japón ha sido el escenario elegido para revelar esta pareja de títulos, que en efecto están basados en Pokémon Amarillo (1998, GB) e inauguran un nuevo estilo artístico. El Pokémon acompañante será Pikachu en una edición y Eevee en la otra edición, permitiéndonos interactuar con ellos como si fuesen una mascota cuando estemos alejados de las batallas; similar a lo visto en las entregas de 3DS (Generación VI y VII). Otros Pokémon podrán acompañarnos como Lapras en zonas acuáticas, Onix en rutas o Electrode en otras situaciones. Estas ediciones solo incluirán inicialmente las primeras 151 criaturas originales de la región de Kanto, igual que en la Generación I al no ser totalmente pertenecientes a la saga principal sino más bien de la familia GO. Al menos Pikachu y eevee se podrán personalizar con lazos y otros elementos.

Pokémon: Let's Go, Pikachu! / Pokémon: Let's Go, Eevee! inauguran un nuevo sistema de combate similar al de Pokémon GO: lanzando la Poké Ball directamente con un gesto. El Joy-Con directo de Switch será el elemento que usaremos para controlar el título, que se puede manejar solo con uno de ellos al permitirse el juego cooperativo tanto para desplazarnos por el mundo como para capturar criaturas de forma conjunta con el giroscopio. Dichas partidas cooperativas no serán a pantalla partida sino completa.

Pokémon: Let's Go, Pikachu! / Pokémon: Let's Go, Eevee!