Soleil
Soleil
Carátula de Soleil

Soleil, retro ánalisis

Laura Luna LauraLunaLu

Soleil, inspirado en The Legend of Zelda: A Link To The Past, planteaba la epopeya de un joven de 14 años que, durante su cruzada contra los monstruos, recibía el don de la comunicación con los animales.

Soleil, conocido en Estados Unidos como Crusader of Centy y en Japón como Shin Sōseiki Ragnacënty, fue uno de los videojuegos de rol de acción más notables de Sega Mega Drive. Desarrollado por Nex Tech en 1994, esta aventura de fantasía épica proponía una historia que desafiaba los pilares del género, cuestionando la bondad de los héroes y la maldad de los monstruos.

Nex Entertainment, anteriormente conocida como GAU Entertainment, lanzó este título que fue calificado por GamePro como “la respuesta de Sega Genesis a The Legend of Zelda: A Link to The Past”. Dicho estudio nos ha acompañado en la historia de los videojuegos desde 1992 hasta 2016. En su trayectoria hallamos títulos como los Time Crisis 3 y 4, arcades de mando pistola; Shenmue; Resident Evil Code: Veronica, secuela de una de las sagas referentes del survival horror; o Bayonetta, el hack and slash de la bruja de Umbra que adaptaron a PlayStation 3.

The Legend of Zelda: A Link to the Past había sentado un precedente en el género: a nivel gráfico dio un paso más allá en su evolución, y a través de su cómoda jugabilidad explorábamos una cautivadora historia que se narraba entre dos mundos. Nextech creó para Sega un título con evidente inspiración en el legendario icono de Nintendo, pero le proporcionó personalidad propia. Asimismo, el título llegó con una localización al castellano imperfecta pero solvente, lo cual era de agradecer en una época donde la traducción no era habitual. De este modo, Soleil se convirtió en uno de los tres RPG traducidos al español, junto con Light Crusader y Story of Thor.

El viaje del héroe

Soleil empieza con algunas de las premisas que suelen hallarse en la fantasía épica y en la narrativa del viaje del héroe: un mundo de inspiración medieval amenazado por una fuerza maléfica y un héroe que debe salvarlo, para lo cual debe emprender su periplo hacia la batalla. La historia empieza con el 14º cumpleaños de Corona, nuestro protagonista cuyo nombre podemos personalizar. Según la tradición de Soleil, pueblo natal del muchacho, todo joven al alcanzar los 14 años debe presentarse ante el Rey para consagrar su vida a la batalla. Corona hereda la espada de su padre, guerrero fallecido en combate, y empieza su entrenamiento para su posterior cruzada contra los monstruos que amenazan la existencia del mundo conocido.

Corona ha crecido en Soleil, una aldea pequeña y ganadera donde todos viven en paz, refugiados de un mundo poblado por monstruos peligroso a los que hay que eliminar. En el prólogo del juego, aprendemos que los monstruos existieron en el planeta antes que los mismos humanos, y la convivencia entre ambas especies era imposible. Corona sabe que su destino, como todo héroe, es derrotarlos e inicia su periplo en el campo Rafresa, donde aprenderemos a manejar la espada y lanzarla. Tras esto, viaja al inhóspito Valle Dalia, el desfiladero prolífico en monstruos donde empezará su cruzada. Sin embargo, poco después Corona experimentará un suceso singular: una adivina le arrebatará su capacidad de comunicación con los humanos y sólo podrá hablar con animales, plantas y monstruos. Aislado de su sociedad conocida, se verá obligado a conocer una parte del mundo que antes ignoraba. Acompañado de su perro Tintín, con el que por fin podrá establecer una conversación, Corona empezará su perigrinaje hasta la Torre de Babel para recuperar su habilidad lingüística. Por el camino establecerá amistad con otras criaturas que se sumarán a su grupo y empezará a comprender a los propios monstruos, sus motivos e inquietudes. Y es que Soleil subvierte los tópicos de la fantasía heroica, planteando al jugador la idea de que a veces los héroes no son personas altruistas, y que los monstruos no siempre son el villano al que erradicar.

Soleil se divide en dos partes: el periplo de Corona hasta la Torre de Babel y su posterior ascenso al Cielo, y la persecución de un misterioso ciclón que le permite viajar al pasado y volver al presente, gracias a unos zapatos de rubí que robaremos a la niña Dorotea, en un simpático guiño a El maravilloso mago de Oz. Visitaremos diferentes localidades nombradas como flores, con ecosistema propio y sus correspondientes mazmorras, y cabe mencionar el simpático cameo de Sonic disfrutando de Playa Anémona. Asimismo, conoceremos su historia, tanto en el presente o pasado, y nos emocionaremos con relatos que tratan temas como la depresión, la lealtad, el miedo social o el amor. No faltarán guiños a otros cuentos infantiles como Caperucita Roja o Jack y las habichuelas mágicas, y referencias a la mitología judeocristiana como el Génesis, el monstruo Leviatán, la Torre de Babel o el Reino de los Cielos. Los jefes serán numerosos, y cada uno de ellos luchará con un estilo de combate particular, contra el cual deberemos planear una estrategia. Y nos emocionaremos con la epopeya de Corona y cómo consigue comprender a unos monstruos que, al igual que los héroes, sienten afecto, lealtad y, sobre todo, el deseo de ser aceptados.

Espada y brujería animal

Soleil ofrecía una jugabilidad cómoda y muy inspirada en The Legend of Zelda: A Link To The Past. Corona, personaje silencioso al igual que Link, blande una espada que empezará a lanzar desde los primeros momentos de juego. Poco después, una liebre nos enseñará a saltar, y a brincos y mandobles nos abriremos paso por un mundo lleno de parajes tan adorables como hostiles, en los cuales nos enfrentaremos a variados monstruos que nos atacarán desde todas las direcciones, y deberemos avanzar por niveles de plataformas y puzles en los que aplicarán variables acordes con el ecosistema que visitemos. Así, aguantaremos la respiración al atravesar las secciones sumergidas de Templo Raíz, lidiaremos con vendavales en Playa Anémona y sortearemos ríos de lava en Margarita.

Durante su periplo, Corona reclutará diferentes animales con habilidades propias que serán necesarias para avanzar. Podremos tener hasta dos criaturas activas, y algunas combinaciones desbloquearán un poder especial. Así, Pingüi otorgará a nuestra espada el poder de congelación, y León el de fuego, de tal modo que el llevar a ambos a la vez nos otorgará el hielo mágico, un hechizo más potente que los anteriores. Y, aunque sintamos predilección por alguna de nuestras criaturas, todos nuestros compañeros ejercerán un rol importante a la hora de resolver nuestro camino, reforzando así la idea presente en muchos títulos de rol: el valor de la cooperación y la amistad.

Nuestra salud estará simbolizada por una serie de manzanas rojas, y podremos ampliarla con manzanas doradas diseminadas en diferentes localidades del mapa y de acceso secreto. La salud de los enemigos estará representada por manzanas verdes. En caso de quedarnos sin manzanas, moriremos y sólo resucitaremos si tenemos al gato Misi con nosotros.

Hallaremos monedas al derrotar enemigos y bajo arbustos, rocas o cofres de madera. También habrá sacos de dinero colocados en rutas alternativas de cada escenario. Contar con un monedero abundante es fácil y útil para alquilar el servicio de animales de la tienda de Tomás, si bien lo más complicado es ahorrar para comprar la manzana dorada a la sirena de Soleil.

La misión principal de Corona es guiada e intuitiva, y no faltarán los personajes no jugables que nos proporcionen pistas sobre dónde dirigirnos. Como misiones secundarias, podemos recolectar todas las manzanas doradas, así como obtener las tres medallas del campo de entrenamiento Rafresa —el cual resultará muy útil para hacernos con las mecánicas de juego— para ser condecorados con la Espada Sacra, más mortífera que la heredada de nuestro padre.

La dificultad de Soleil no es demasiado exigente en comparación con otros títulos del momento, y la comodidad y precisión de sus controles resultaba un punto a favor. No obstante, este aspecto no resta en absoluto encanto al juego, sino que hace de él una experiencia tranquila, cuyo desafío reside en la destreza de esquivar ataques enemigos y diseñar una táctica de combate para los jefes finales.

Una alegre fantasía heroica

Soleil es una historia que emociona a niños y adultos. Todos conocemos el esquema de los relatos de fantasía heroica y reconocemos a los personajes: el héroe noble y joven que salva al mundo, la amiga bondadosa, el compañero bravucón… A esto se añade una estética amable y colorida, con gráficos  sprite y diseños de personajes y criaturas que despiertan amabilidad en el jugador. El hecho de que el aspecto de los monstruos se aleje de la fealdad prepara al jugador para verlos como una sociedad con la que empatizar, incluso si en ella encuentra a enemigos a los que derrotar.

La perspectiva cenital de Soleil evoca a The Legend of Zelda: A Link to The Past, y ayuda a controlar los elementos que tenemos en pantalla para saber hacia dónde dirigirnos y prevenirnos ante los enemigos que se nos acerquen. En cuanto a los colores, se aprecian una deslumbrante riqueza de colores que destacan en la era 16-bit, amén de perfilar la atmósfera alegre que hemos comentado anteriormente.

La banda sonora en MIDI aportaba un carácter inocente y complementaba la ambientación con acierto. Temas muy variados y acordes con el escenario donde suenan, como el ominoso organillo que nos acompaña en la iglesia y en el Reino de los Cielos, la canción veraniega de Playa Anémona o el tema oriental en el Desierto de Camelia. En cuanto a los efectos de sonido, éstos pasaban desapercibidos, si bien no faltaba el sonido de muelle en los saltos, apropiado para el tono familiar del juego.

La localización es un aspecto muy llamativo en Soleil. A pesar de tener algunos fallos de desborde en el menú del inventario, o errores de género, sus textos lucen corrección y coherencia, y destaca la hipertraducción de los nombres propios como Pepe, Paco o Anita, lo cual aportaba cercanía en un universo lejano poblado por espadachines y animales mágicos parlantes.

Soleil se convirtió en uno de los títulos mejor valorados en Mega Drive, y una experiencia que a día de hoy, 24 años después de su lanzamiento, merece ser jugada. Con su sencillez y una frescura de diseño de niveles, Soleil es un relato de fantasía para niños y adultos que nos enseña el amor hacia los animales, así como el respeto y comprensión al que es diferente.

CONCLUSIÓN

Soleil, desarrollado por Nex Entertainment para Sega Mega Drive, siguió la escuela que había asentado The Legend of Zelda: A Link To The Past. Recuperaba la perspectiva cenital, un protagonista silencioso, unas mecánicas basadas en el combate a espada a tiempo real y la resolución de puzles y secciones de plataformas para avanzar. No obstante, Nex Entertainment no se limitó a crear un clon de las aventuras de Link y le otorgó personalidad propia a su título. Soleil se presentaba como un videojuego de rol de acción de fantasía heroica, con un planteamiento basado en los estereotipos del género: un héroe joven que sigue la estela de su padre e inicia su cruzada contra los monstruos que pueblan su mundo para salvar a la humanidad. Sin embargo, un suceso sobrenatural cambiará la forma de ver el mundo de nuestro protagonista Corona: perderá su capacidad de comunicación con los humanos y sólo podrá entenderse con los animales y monstruos. Así, el periplo de nuestro héroe no sólo consistirá en traer la paz al mundo, sino en comprender y valorar a un bando vilipendiado. La amistad estará presente a lo largo de un viaje en el que iremos reclutando a diferentes animales que aportarán habilidades especiales a nuestra espada. La dificultad del viaje no será demasiado exigente, pero la experiencia será muy divertida y agradable gracias a un diseño de niveles fresco, por el que viajaremos a diferentes regiones con sus propias normas ambientales, sus propias historias y con unos jefes finales con un estilo de combate propio. Los viajes en el tiempo tendrán presencia en la segunda parte del juego, en la que un ciclón nos llevará al pasado de cada región para que así podamos arreglar su historia. Con una estética alegre, Soleil narra un relato breve de fantasía heroica para todos los públicos con un bello mensaje sobre la comprensión y el respeto, a la vez que plantea que los héroes no siempre son altruistas ni los monstruos eternos villanos.

LO MEJOR

  • Una calidad gráfica sobresaliente en la época 16-bit
  • Una traducción correcta, algo inusual en la época
  • Amplia variedad de escenarios
  • Una historia que aporta matices a la narrativa del bien contra el mal
  • Su precioso mensaje sobre el amor a los animales y la comprensión al diferente
  • La originalidad en las mecánicas de cada jefe

LO PEOR

  • Algunos fallos técnicos en la localización
9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.