De la última década

10 juegos de culto recientes que no deberías perderte

David Arroyo

Recopilamos algunas de esas obras que, sin presupuestos desorbitados, lejanas a la perfección y con cifras de ventas moderadas, han cautivado al público por su personalidad y propuesta

¿Qué significa videojuego de culto?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. Es difícil dar una definición que logre consenso entre la comunidad, pero vamos a probar. Un videojuego de culto es aquel que no cuenta con un gran presupuesto detrás, que está más bien lejos de la perfección en sus distintos apartados y que no presume de grandes cifras de ventas. Dicho así, suena muy mal, pero hay más características. Un videojuego de culto también es aquel que, aún reuniendo dichos requisitos, logra despertar pasión y fervor por igual entre muchos de quienes lo prueban.Por originalidad, personalidad y atrevimiento. Por ser diferente a los nombres que copan titulares, estanterías y galardones. O directamente, por ser raro.

Aunque al hablar de videojuegos de culto la cabeza se nos va irremediablemente a la década de los ochenta y noventa, a las primeras entregas de las sagas más icónicas de la industria, no tiene por qué ser así. Pueden estar a la vuelta de la esquina, como vamos a tratar de demostrar hoy. En MeriStation os presentamos 10 videojuegos de culto recientes que quizás no conozcáis (y un estudio de regalo). En concreto, videojuegos de culto de la última década. De 2008 a 2018.

¿Os falta alguno? ¿O acaso es al contrario y os sobran nombres? No dudéis en ayudarnos con la elaboración de lista. Hacednos saber vuestras opiniones sobre ellos y compartid vuestras propias listas en los comentarios. Allá vamos.

Alan Wake (2010)

Sí, bueno, sabemos que empezar una lista de juegos “sin un gran presupuesto detrás” hablando de Remedy y un exclusivo de Microsoft es pillarse un poco los dedos, pero Alan Wake merece estar en ella. De hecho, el título parecía destinado a la misma antes incluso de salir a la venta. Al menos por lo que generó su desarrollo. Un desarrollo largo, de más de un lustro, y numerosos problemas a lo largo de él, con importantes cambios de rumbo, parecían condenarle al abismo. Pero un juego de los creadores de Max Payne, ambientado en un pueblo que evoca la viva imagen de Twin Peaks y que posee una historia en la línea de las obras de Stephen King, desde luego no podía fallar. Sin embargo, la verdadera razón por la que su puesto es indiscutible es por ese final, que aún no hay nadie capaz de explicar. Más complicado que el de Perdidos. ¿A quién no se le acelera el corazón de pensar en un Alan Wake 2? Despierta, Alan.

Alpha Protocol (2010)

Obsidian. James Bond. Sega. Mass Effect. ¿Qué tienen en común elementos tan dispares? Fácil: son los ingredientes del cóctel que conforma Alpha Protocol. Cuenta con una trama y una historia ricas y profundas, en las que tomamos decenas de decisiones tales como quién vive o quién muere, o si nos aliamos (o no) con una facción terrorista, muchas de las cuales, a diferencia de los juegos de Telltale Games, sí tienen influencia en el juego y aquello que vivimos. Mucha, de hecho. Posiblemente sea una de las historias más satisfactorias de la industria. ¿Su mayor enemigo cuando se lanzó? Absolutamente todo lo demás. Desde su pobre apartado técnico a esas mecáicas que se quedaban a medias, lejos de los principales referentes de los géneros que se atrevía a explorar. En lo que a narrativa cinemática, libertad de acción y epicidad respecta, imprescindible. En cuanto a lo demás, bueno, había que echarle estómago.

Catherine (2011)

Atlus no podía faltar a la cita. Con un atractivo aspecto en la línea de la saga Persona (al fin y al cabo, su director artístico es la misma persona: Shigenori Soejima), Catherine narraba una complicada historia sobre las relaciones, la infidelidad, la lujuria y la sexualidad. El juego nos ponía en la piel de Vincent, que se debate entre casarse con su novia de toda la vida y la atractiva joven con la que ha empezado a verse. Por el día, la vida de Vincent tiene las mecánicas de una novela visual, de un point and click, y por la noche, es un original y complicadísimo juego de puzles, indescriptible e imposible de entender sin verlo persona. Repleto de simbolismo, es una idea tan genuina como ardua de superar en sus dificultades más altas. Una suerte de Perfect Blue que nadie puede borrar de su memoria.

Deadly Premonition (2008)

El juego de culto por excelencia. Un survival horror al que la crítica lapidó pero que, para sorpresa de todos, logró unas ventas y una repercusión considerables. El público se enamoró de él y logró que dejará de ser exclusivo de Xbox 360 para dar el salto a PS3 y PC. Un gameplay que nos hace querer tirar el mando por la ventana, un framerate para vomitar, unas actuaciones más dignas de la serie B y de Tommy Wiseau que otra cosa, no quitan para que estemos irremediablemente enamorados de Deadly Premonition. Adoramos al agente Dale Cooper (perdón, queríamos decir York Morgan) y el pueblo de Twin Peaks (perdón otra vez, nos referíamos a Greenvale). Aún más surrealista que la tecera temporada de Lynch, explorar el pueblo y hacer nuestras pesquisas era fascinante. Un sandbox en el que todo tenía vida y en el que cada persona hacía su vida, levantando nuestras sospechas y llevándonos a disparatadas situaciones. ¡Por no hablar del malo salido de Sé lo que hicisteis! Simplemente genial.

Demon's Souls (2009)

Con el tiempo ha perdido misticismo recomendar Demon's Souls, recordar esa época en la que nadie sabía a ciencia a cierta de qué le juego hablabas y te tachaban de loco por importar un título de Japón del que apenas había información. A cambio de ese cambio de paradigma hemos ganado la consagración de From Software y una saga que ha cambiado la industria como es Dark Souls. En general, el sector del videojuego ahora es un lugar mejor. Sin embargo, Demon's Soul sigue en la mente de muchos como la experiencia “Souls” más cruda hasta la fecha. Al juego de Sony no le caías bien y no tenía ninguna duda en decírtelo. Es más, parecía molestarle que lo jugaras. Trataba de echarte a patadas con su dificultad, su carencia absoluta de introducción o tutoriales y sus nulas explicaciones sobre la historia, que había poco menos que inventársela en primera instancia. Como Dark Souls, pero sin concesiones, sin respiros, elevado a la enésima potencia. No podemos sino cruzar los dedos para que Bluepoint Games, tras el espectacular remake de Shadow of the Colossus, se anime con el remake del juego tal y como apuntan los rumores. Quién sabe, quizás descorran el “miedo” que genera Dark Souls demostrando lo que es de verdad un juego de ensayo y error, o más bien, error y error.

Five Nights At Freddy's (2014)

Sustos fáciles a base de dejarnos sordos; cortos, repetitivos y tramposos como ellos solos; en completo inglés y adoptados por los youtubers como obra canónica de sus respectivos canales. Hay muchos motivos para pasar por alto la saga Five Nights, lo sabemos, pero si mañana se anunciara una nueva entrega, también sabemos que seríamos los primeros en hacernos con ella y probarla el día de lanzamiento. Es tan divertido jugar como seguir las indagaciones que va haciendo la comunidad para progresar, superar sus desafíos y desentrañar la historia. Como la “demo del dedo” de Resident Evil 7... pero menos mainstream y con verdadero sentido para los objetos que se ocultan en ellos. Una apuesta segura para Halloween cuya versión cinematográfica ya estamos esperando.

Grasshopper Manufacture

¿Por dónde empezar? ¿Killer 7? ¿No More Heroes? ¿Shadows of the Damned? Killer is Dead, Lollipop Chainsaw, Let it Die... Cada experiencia del estudio nipón es sinónimo de riesgo comercial. Liderados por Suda51, el creativo asegura no ser un hombre de negocios y estar solo en esto por dos palabras: “el estilo”. Algo que hace que, aunque los juegos de la compañía cambien de género, temática y personajes constantemente, estén unidos por un sello único e inconfundible, por dejar un sabor de boca similar. Da igual qué creas que te gusta o qué busques. Si no las has jugado, coge cualquiera de las obras arriba citadas y prepárate para algo a todas luces distinto y, ante todo, divertido. Auténticos alardes artísticos y creativos que ya tienen una legión de seguidores en todo el mundo y a los que empieza a costar considerar “obras menores”.

Undertale (2015)

Uno de los indies que, como dice el tópico, "todo el mundo ha de jugar". Posiblemente hubieran podido entrar muchos en esta lista, pero si hubiéramos de quedarnos con uno, como ha sido el caso, ese tenía que ser el título de Toby Fox. Una obra maestra de la que no merece la pena leer nada, simplemente ponerse a los mandos y dejarse llevar. El resto es chafarse la experiencia. Una experiencia repleta de detalles, de personajes creíbles con los que es difícil no empatizar, de emociones y de nuevos caminos para la jugabilidad y el videojuego moderno.

Spec Ops: The Line (2012)

En el mundo de los videojuegos hay veces que mira, que no, que simplemente no sale. Que se llega en mal momento o se hace poco ruido, que por lo que sea las ventas no acompañan, la crítica duda y entre alabanzas y recelo tu nombre no cala en la comunidad, cayendo la marca en el olvido, cancelándose sus posibles secuelas y cambiando los derechos de manos y padres. A veces es cuestión de tiempo, de un par de meses de menos en el desarrollo. A veces, de calidad. Decisiones de diseño o problemas técnicos. Propuestas jugables. En ciertas ocasiones es hasta factible pensar en la suerte y la astrología. Spec Ops lo tenía todo para triunfar, pero no lo hizo. Unos gráficos resultones, un jugabilidad que también daba la talla, una IA competitiva, compenetración con nuestro propio escuadrón... ¿Qué le hizo pasar desapercibido y tener que ser descubierto como una reliquia de otra era? Seguramente el hecho de que salió en una época en la que había más juegos de acción y disparos que días tiene un año. Un shooter que habla de la guerra como pocos otros, siendo duro no en el sentido gore o violento, sino en mostrar las consecuencias que tiene el conflicto bélico y su capacidad para destrozar vidas. Una profunda reflexóin sobre las cicatrices de la lucha armada que no nos cansaremos de recomendar.

Valkyria Chronicles (2008)

Para que no nos pase como con Lost Odyssey, que se queda de la lista por ser un año mayor, hemos de tocar el género rolero con Valkyria Chronicles, que pronto se hará mayor también. Valkyria Chronicles 4 está en camino para PC, PS4 y Xbox One y solo por eso dan ganas de llorar y saltar de alegría a la vez. La primera entrega de la saga (a todas luces, la mejor) aterrizó en PS3 en 2008 sin ningún tipo de maniobra de marketing detrás. Nadie pareció considerar que aquello era lo mismo que echarse paladas de tierra encima y enterrar el juego antes de tiempo. Solo un tardío boca a boca empezó a hacer que la gente empezara a fijar su atención en uno de los mejores juegos de rol por turnos de los últimos años. No solo por jugabilidad, sino por estética e historia. Pero ni siquiera el boca a boca fue suficiente. Hasta que Sega no bajó de precio el título, no empezó a vender y para entonces ya apenas obtenía beneficios. Por culpa de ello destinó la saga al exilio, a portátiles y juegos mucho menos trabajados e inspirados. Aún así, la comunidad de fieles que aún tenía esperanzas debido al primero y que siguió apoyando la IP se ha visto recompensada con el tiempo, con el anuncio de la remasterización del original y sus continuaciones en sobremesa.

Vanquish (2010)

Shinji Mikami y Platinum Games. ¿Hace falta decir algo más? Podríamos haber hecho como con Grasshopper y haber puesto directamente el nombre del estudio, englobando así todas sus creaciones en esta lista. Pero Vanquis es un caso muy especial. A pesar de ser un third person shooter en una época de... sí, third person shooters, y a pesar de su tono oscuro y su paleta grisácea, Vanquis era un verdadero soplo de aire fresco para el género. No recordamos demasiado de la historia, un galimatías, pero aún podemos sentir la adrenalina en la boca. Era un juego vertiginoso y desafiante, con movimientos que no habíamos visto con anterioridad y un ritmo imbatible. Las sensaciones que provocaba son similares a las que genera Mad Max: Fury Road. Estás expuesto a tantos estímulos sin tregua que sales de la sala con un extraño tono morado de tanto como llevas conteniendo la respiración. La comunidad siempre ha apreciado y valorado el título, hasta el punto de convencer al estudio de realizar años después de su lanzamiento una versión para PC, pero ver una secuela parece improbable.

Vanquish

Vanquish, desarrollado por Platinum Games y distribuido por Sega para PlayStation 3, Xbox 360 y PC, es un título de acción y disparos ambientado en un futuro próximo que transcurre en la estación especial Providence, donde un aguerrido héroe se enfrentará a numerosas hordas de enemigos con el objetivo de evitar la inminente destrucción de Nueva York.

Vanquish