BeTech: noticias de tecnología

BOTONES VIRTUALES

Por qué los botones físicos de los móviles están condenados a desaparecer

Por qué los botones físicos de los móviles están condenados a desaparecer

Ni Samsung ni Xiaomi los quieren. Y Apple podría quitarlos del iPhone 8.

¿Estética o rendimiento? ¿Diseño o potencia? Hay veces en que hay que elegir entre una cosa u otra. Pero en el terreno de la gama alta, en el caso de los teléfonos Premium, esos que nos cuestan un mes (o dos) de sueldo y que en la mayoría de veces pagamos mes a mes con el contrato de permanencia de 1 ó 2 años, el objetivo de los fabricantes es que el usuario no tenga que elegir y pueda disponer de ambos. Y en el caso de marcas como Samsung o Apple parece que lo han conseguido.

 

Curvando el diseño

Primero fue en 2013 cuando los coreanos lo intentaron con el ya olvidado Samsung Galaxy Round, el primer smartphone del mercado en salir con una pantalla curva, aunque se trataba de una curvatura interior y que incidía en todo el diseño cóncavo del terminal, que visto ahora se asemeja a una de las TVs de diseño curvo auspiciadas precisamente por Samsung. Un año después fue el Samsung Galaxy Note Edge, que cogió la base del Note 4 y dobló uno de sus laterales hacia fuera. Y 3 meses después, a inicios de 2015, la marca coreana se tiró a la piscina tras la acogida al S5 y nos trajo el diseño que ha terminado por imponer un nuevo estándar: la pantalla con doble curva del Samsung Galaxy S6 Edge.

Samsung Galaxy Round, el primer intento de curvar la pantalla que probaron los coreanos

Samsung Galaxy Round, el primer intento de curvar la pantalla que probaron los coreanos

Considerado uno de los smartphones más bonitos del mercado, el diseño del S6 Edge se ha mantenido en el modelo Galaxy S7 Edge, en el difunto Note 7 y se mantendrá también en el futuro Galaxy S8, que parece prescindir de un modelo estándar de pantalla plana y de otra cosa que justo hemos visto esta mañana: carece de botones físicos, al menos en su frontal. ¿Por qué? ¿A qué se debe este paso tan arriesgado en un teléfono creado para un mercado masivo? La respuesta obvia de la compañía sería “para poder tener el espacio necesario para alargar la pantalla“. Pero precisamente por eso, ¿por qué alargar más la pantalla?

Nihilismo a pantalla completa

Si colocamos en fila un terminal por cada año transcurrido desde el 2000 hasta el 2010, veríamos claramente la evolución que la telefonía móvil ha tenido en el mercado, y cómo la pantalla fue un elemento al principio meramente secundario y su evolución cuando los terminales empezaron a albergar más funciones -mensajes SMS, juegos, editores de melodías- hasta 2005 en el que se impusieron las pantallas táctiles y por tanto aumentaron los displays, y en 2007 cuando Apple lanzó el iPhone y asentó el smartphone tal y como lo conocemos. Y lo curioso es que de perseguir dispositivos cada vez más pequeños como pasaba de 2000 a 2005, a empezar a aumentar de nuevo el tamaño de los teléfonos dado el cada vez más demandante consumo de contenidos multimedia.

La evolución de los teléfonos móviles desde los primeros hasta la explosión del sector en el 2000 y el triunfo de los sistemas táctiles

Porque si algo hacemos actualmente es usar el móvil para todo, desde comunicarnos con amigos y familiares a usarlo para trabajar, navegar, comprar o ver contenido de video cada vez a más resolución. La duda es si nosotros el público demandamos pantallas cada vez más grandes -el término phablet promete quedarse pequeño-, o el mercado nos dice que compremos móviles con displays más grandes. Sea como fuere, la pantalla ha pasado a ser uno de los elementos más importantes del smartphone. Es lo que primero entra por los ojos, y el camino actual la lleva a ocupar más del frontal del terminal, con patentes que muestran móviles que son todo pantalla.

Condenados a desaparecer

Xiaomi Mi Mix -evolucionando la idea del anterior Sharp Aquos, todo hay que decirlo- ha sido el primer modelo que ha marcado lo que podría ser el futuro, con un terminal tan bonito como frágil de aspecto -aquí tenéis el análisis que los expertos de la web Topes de Gama le dedicaron- en el que la pantalla se desborda por arriba en su parte frontal y sólo tiene una pequeña zona inferior para marcar el límite. Y a todas luces el Samsung Galaxy S8 (que no veremos en el Mobile Wolrd Congress 2017 pero sí después) le sigue el juego con un modelo que no se atreve a ir tan lejos, pero casi, reduciendo al máximo los márgenes superior e inferior como veíamos esta mañana en la última foto filtrada del móvil. En este espacio tan angosto es imposible colocar el clásico botón físico Home o de Inicio, así que se ha eliminado de ambos.

¿Cómo se maneja entonces el S8? Con una zona en la que usar botones virtuales programables que sustituyen las funciones del botón físico. ¿Qué se consigue con ello? Un diseño rompedor y llamativo, algo que en los departamentos de marketing saben que espolean las ventas en un mercado actual que está sobresaturado al extremo de modelos y marcas. ¿Cómo destacar entre ellos? Con más potencia, mejor pantalla y un diseño que no tenga la competencia. Samsung se adelantó con la pantalla curvada, ahora parece que va por la pantalla total como Xiaomi (aunque no este año). Y Apple podría seguir el mismo camino pero yendo más lejos.

El smartphone sin botones

Teniendo en cuenta que el iPhone 7 al final no tuvo el rediseño radical que los fans esperaban y el móvil necesita, los rumores han puesto sus ojos en el móvil que Apple presentará este año, y que podría ser como este que surgió hace unas semanas: un diseño con un frontal despejado, en el que no hay el clásico botón que llevan todos los iPhone. De hecho no hay un sólo botón físico ni en los laterales ni en la parte superior. El volumen y el botón de encendido se cambian en este diseño por láminas táctiles que consiguen crear un terminal completamente cerrado y uniforme, el diseño definitivo en los smartphones actuales.

¿Será así el iPhone 8? Un smartphone completamente liso y cerrado

¿Será así el iPhone 8? Un smartphone completamente liso y cerrado

¿Significa esto que de verdad los botones físicos están condenados a desaparecer? No podemos mirar el futuro venidero a corto / medio plazo, pero Xiaomi movió ficha a un diseño de todo pantalla; Samsung le sigue los pasos; Apple podría sentar cátedra dentro de 7 meses. Y sólo falta que una compañía de la entidad de Samsung tenga éxito con el Galaxy S8 y su diseño sin botón físico frontal, al igual que lo tuvo metiendo las pantallas curvas, para que el resto de compañías asiáticas la copien como ha pasado con los displays curvados. Sólo hace falta que una marca asiente un precedente y este tenga éxito, para que en un mercado actual sobresaturado las demás le sigan.

Quizás el iPhone 8 completamente liso sea demasiado radical y falte aún para ver un dispositivo táctil por todos lados. Pero si hay un sector que se mueve deprisa, ese es el de la telefonía móvil. Y es que hace tan sólo 1 año y 11 meses que la doble pantalla curvada del Galaxy S6 Edge llegó al mercado.