Declaraciones

El creador de Braid se juega toda su fortuna con The Witness

César Otero DieOpheliac

Ha tenido que pedir dinero para terminarlo. Entre 25 y 40 horas de juego ¿Soporte para Oculus Rift?

Con Braid, Jonathan Blow pasó de ser un desconocido a estar en primera plana, y Braid a convertirse en una muestra de lo que el sector indie era capaz, habiendo costado 200.000 dólares y haciendo millonario a su creador. Un autor que no mentía al decir en 2012 que había puesto su fortuna en juego para hacer The Witness.

Con un desarrollo iniciado en 2009 y un proyecto que se ha triplicado en tamaño con el paso de los años, The Witness ha pasado de durar 8 horas a casi 40, de tener 9 desarrolladores a jornada completa y 8 adicionales. Y todo eso cuesta un dinero que, según Blow, ha sido más de lo que el éxito de Braid le ha reportado, razón por la que ha tenido que pedir dinero prestado, "así que espero que cuando esté terminado, unos cuantos compren el juego".

Por descontado seguimos sin una fecha exacta de salida, aunque al menos tenemos el dato de que el pasado mes de enero, Blow y su equipo terminaron todos los puzles del juego, un total de 677 divididos en 11 áreas temáticas de las que tendremos que resolver al menos "siete u ocho" para terminarlo.

The Witness

The Witness, desarrollado y distribuido por Thekla Inc. para PC, PlayStation 4 y Xbox One con el creativo Jonathan Blow al frente, es una aventura de eploración y puzles en la que debemos solucionar un sinfín de desafíos en mitad de una isla paradisíaca.

The Witness