Snake? Snake!... SNAAAAKE!

Los peores presagios de Otacon se han cumplido. Snake ha muerto, le han matado. Konami España ha decidido cancelar su mejor título para PS2, MGS3: Subsistence, sin dar ninguna explicación. ¿Es ésta despedida para un héroe?

Si Otacon se enterase, gritaría desesperado como nunca. Los más devotos de Kojima, simplemente nos llevamos las manos a la cabeza. Konami ha cancelado Metal Gear Solid 3: Subsistence en España, por lo que esta versión ampliada, mejorada y diseñada por y para los fans se queda fuera de nuestras fronteras. Como sucede ante cualquier injusticia inesperada, me cuesta muchísimo creer que esto esté pasando. Konami ha realizado un marketing y una comunicación notable para Subsistance, revelando detalles e imágenes, y asumiendo que éste era uno de los grandes títulos de la recta final de PlayStation 2 como para ahora repudiarlo sin más.

Al igual que en el caso de la reedición de ICO, donde Sony desestimó en primera instancia su distribución -rectificando más tarde por petición popular-, esto tiene pinta de obedecer a causas económicas. Parece que Metal Gear Solid 3 vendió menos de lo esperado. Al menos yo apostaría por ello como detonante. El juego, lanzado en marzo de 2005, aún puede encontrarse en las estanterías de muchas tiendas, sufriendo en este tiempo un baile de precios; una pronta rebaja a 29,95 euros y numerosas ofertas que lo han hecho terminar en un precio de 19,90.

Un Metal Gear como Snake Eater, de los tres mejores de la saga, por debajo de las previsiones puede ser una disuasión muy poderosa, pero ¿cómo se ha llegado a esta situación? Quizá Konami España tenía unas expectativas muy altas, o quizá los usuarios, cabreados por el retraso de su llegada a Europa y la ausencia por segunda vez, de un doblaje nacional a la altura del inolvidable Metal Gear Solid de PSX, acabaron descargándolo más que comprarlo. España es el segundo país europeo con mayor índice de piratería, por detrás de Grecia. La cultura del Princo y del Emule se acaba pagando.

Sea como fuere, la situación actual es rocambolesca. En septiembre pasado estuve en las oficinas de Konami en Tokio invitado por Hideo Kojima. Charlamos de muchos temas como el ineludible Metal Gear Solid 4, pero una buena parte de la entrevista se centró en MGS3: Subsistence. Kojima no tenía previsto lanzar su versión completa, pero en su tour por Europa con el lanzamiento del juego las preguntas de la prensa y el interés que se demostró por el equivalente a los MGS Integral o Substance le hicieron cambiar de opinión. ¿Sabe ya Kojima que el título no llegará a España?

Supongo que acabará igual de descompuesto que todos nosotros, porque Hideo es una persona muy comprometida con la gente para la que trabaja, con los usuarios de sus videojuegos, algo que demuestra día a día y que permanece inalterable con el paso de los años. Elogiable, y toda una lección para la filial española de la compañía.

Con esto intento decir que había otras formas de resolver la crisis, asumiendo que estamos ante un claro conflicto de intereses. La fórmula reedición ICO puede ser una forma de contentar a todos: lanzar una tirada muy reducida de Subsistence, de 5.000 unidades que deje contentos a los seguidores más incondicionales pero que permita a Konami seguir dando paso a las unidades que todavía le queden -si es que quedan- por vender de Snake Eater. Si las cosas no cambian, como en muchas otras situaciones, siempre podremos echar mano de la importación. Y es que para colmo de males, la versión americana incluye ya los textos en español, aunque con ella no podría disfrutarse de uno de los extras que más están gustando en Japón -con él se han organizado hasta campeonatos nacionales-. Más allá de la cámara libre, de las nuevas secuencias añadidas, de los modos de juego debutantes, de los Metal Gear de MSX y del tercer disco enfocado como una película compuesta por un montaje de cinemáticas, hablamos del modo online. Y a pesar de lo que pueda parecer, éste no es un problema para su lanzamiento en España.

Es muy triste que nos encontremos en una situación tan embarazosa. Pero antes de acusar al que nos resulta más fácil, habría que hacer un ejercicio de autocrítica. ¿Realmente todos los que nos hemos emocionado con cómo Snake acabó siendo el Big Boss tenemos el juego original en casa? Quizá muchos de los que deberían estar ahí todavía siguen en las estanterías de las tiendas, desplazados por un DVD-R, y junto a otras circunstancias, han provocado que estemos en este lamentable callejón sin salida.

Pero además de asumir nuestra parte de culpa, al igual que con ICO, deberíamos mostrar a Konami España su falta de atención con sus clientes, los mismos que han convertido a Pro Evolution Soccer en el título de fútbol más vendido de los dos últimos años. Hace unos días se puso en marcha una petición online que ya ha recaudado casi 5.000 firmas. Por parte de MeriStation, además de una pequeña sorpresa que hemos preparado para este mismo viernes, tendremos una conversación con los responsables de Konami a la vuelta de sus vacaciones. Intentaremos asegurarnos que son conscientes del problema desde todos los ángulos y escuchar las razones de su decisión, ya que hasta la fecha no han dado ninguna explicación oficial, más que un plan de lanzamientos en el que el título desapareció como si del resultado de una operación encubierta, al más puro estilo Foxhound, se tratase.

Esta columna refleja únicamente la opinión de su autor y no tiene porqué representar la de MeriStation.

Metal Gear Solid 3: Subsistence

Reedición de MGS 3 con jugosos extras.
Metal Gear Solid 3: Subsistence