NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BALONMANO | MUNDIAL FEMENINO

Silvia Arderíus: “Siento que llego al Mundial en mi mejor momento”

La central del Málaga Costa del Sol cree que el seleccionador le pide “que genere juego para el equipo”, y señala que “el choque ante Brasil parece clave”.

Actualizado a
Silvia Arderíus, central de España.

La madrileña Silvia Arderíus (33, Costa del Sol Málaga) lleva años en la selección, pero es en las últimas temporadas en las que ha dejado de ser un descarte para convertirse en una de las destacadas del grupo. Una central diferente, de pases imposibles, que además tiene gol: en el ultimo compromiso de su equipo de club en Dinamarca marcó 12, la mitad del total, para voltear la eliminatoria de la Liga Europea femenina.

-La sensación que da desde fuera es que esta en su madurez y llega en plenitud.

-Comparto ese punto de vista porque yo también me veo con ese poso de experiencia que me permite ayudar más al equipo. Siento que más allá de los goles que pueda marcar, llego al Mundial en mi mejor momento en la selección.

-¿Qué le pide Ambros, el seleccionador, cuatro goles y seis asistencias por partido?

-Por lo que yo interpreto, él quiere que la central del equipo tome el mando, dirija y genere juego desde el centro del ataque. Creo que en esta selección tenemos muchas jugadoras polivalentes en la primera línea, con gran movilidad, que podemos estar en cualquier posición en los ataques.

-¿Es usted optimista en el este Mundial?

-Nosotras vamos con muchos ánimos, y tenemos un calendario, y sobre el papel, que es como el Torneo Internacional de España, de menos a más, con el tercer partido que parece clave, porque si ganamos a Brasil y pasamos con cuatro puntos, se nos abren todas las puertas y las ventanas en la segunda fase para alcanzar las eliminatorias de cuartos de final, para estar, por lo menos, clasificadas para los preolímpicos.

-En el TIE Japón les mojó la oreja.

-Era el primer partido y es una selección que tiene un juego diferente a todas las selecciones que nos vamos a encontrar. Nos ayudó pese a todo, y se notó la mejoría ante Argentina, con la que nos podríamos volver a encontrar en el Mundial, y con Serbia.

-En el último momento su compañera de club y de muchos años, Eli Cesáreo, se queda en tierra. ¿Cómo lo contempla?

-Lo siento por ella, porque es compañera y amiga y reconozco su calidad. Si no jugase con España estaría en la competición porque es seguro que en más de la mitad de las selecciones estaría en la convocatoria. Pero en España, posiblemente el puesto de pivote, con Kaba Gassama y Lysa Tchaptchet, es donde más calidad tenemos, dos jugadores que están actuando todas las semanas en los partidos de sus clubes en la Champions League.

-Sin embargo, en el Santander no ha jugado mucho con las pivotes.

-Puede ser circunstancial porque la verdad es que el juego con el pivote es una de las armas más resolutivas que tenemos en las Guerreras.

-Esos pases de lujo por la espalda que usted reparte ¿merece la pena el riesgo?

-Sí, es un riesgo, pero cuando llega el balón como debe es casi un gol, y claro, cuando lo fallas corres a defender sin mirar al banquillo para no ver las caras. Es una manera de entender el juego y de buscar el mejor pase. Un riesgo que hay que afrontar.

-Hace una semana llamó la atención en Dinamarca, y ahora regresa al lugar de los hechos. ¿Siente que ya le conocen los daneses?

-A fuerza de jugar, pues sí, me van conociendo. Pero eso tiene su inconveniente, porque si no te conocen puedes sorprender, y ahora ya cada vez menos.

Normas