BELLATOR MMA

Patricio 'Pitbull', de nuevo rey tras ganar a McKee en Bellator 277

Patricio 'Pitbull' Freire se impuso, por decisión unánime, a AJ McKee para recuperar el título del peso pluma. Nemkov y Anderson, 'No Contest' por el del semipesado.

0
Crónica de Bellator 277: McKee vs Pitbull 2.
Bellator MMA

Patricio 'Pitbull' Freire vuelve a ser el rey del peso pluma de Bellator. El brasileño cayó sometido, de manera sorprendente, por AJ McKee en la final del Grand Prix de la categoría. Este viernes, en el SAP Center de San José (California), tenía la revancha y había avisado que "el título no importaba". Quería venganza y la tuvo. El brasileño, de 35 años, sigue ampliando su legado y lo hizo con una decisión unánime (48-46, 49-46 y 48-47) en una buena pelea.

El pleito empezó con igualdad, ambos llegaron con golpes importantes. Pitbull se impuso con claridad en el segundo acto. Intentó cortar las patadas que le llevaron a la derrota en el primer pleito, y sumó el round. En el tercero pudo estar la clave. El brasileño conectó primero al campeón y le hizo tambalearse, McKee logró llevar el pleito al suelo, pero Pitbull tuvo la opción de someter... aunque se le escapó. Los asaltos de campeonato hubo de todo. McKee estuvo mejor en el cuarto y en el quinto, Freire conectó bien, aunque acabó derribado en los instantes finales. Pese a ello, la victoria estaba de su lado y los tres jueces así lo reflejaron.

El Grand Prix del semipesado, sin ganador

La pelea coestelar de la noche acabó sin resultado, algo que dejó fríos a todos. En el tercer acto, un cabezazo involuntario de Corey Anderson provocó un corte grave al campeón, Vadim Nemkov. El médico detuvo rápidamente la pelea y el árbitro, Frank Trigg, consideró un 'No Contest' ya que no se habían completado al menos tres de los asaltos (faltaban 7 segundos para el final). Antes de esa parada, la ventaja parecía del retador. Primero comenzaron cruzando golpes, en el segundo Nemkov fue derribado y Anderson conectó bien en el suelo. Mientras, en el tercero el campeón recibió manos duras y tuvo también una clara opción para someter. La pelea se repetirá. Es de justicia.