UFC

Luque vs Muhammad: un estelar para opositar al título

Vicente Luque y Belal Muhammad se enfrentan este sábado en el combate estelar del UFC Las Vegas 51. Son el cuarto y quinto del ranking del peso wélter.

0
Previa del UFC Las Vegas 51: Luque vs Muhammad.

La única experiencia de Belal Muhammad en un combate estelar no le traerá buenos recuerdos. El de Chicago (de padres palestinos) se enfrentaba a Leon Edwards y el combate acabó sin resultado por un piquete de ojos, involuntario, que sufrió el estadounidense. Este sábado, en el UFC Las Vegas 51, regresa a un estelar y lo hace con una situación similar: allanar el camino al título. Parte con el número cinco del ranking y choca con el cuatro, Vicente Luque. El de New Jersey (padre chileno y madre brasileña) se estrena cerrando un evento, algo que suele ser un arma de doble filo.

El buen puesto en el ranking del welter hace que los dos se presenten en Las Vegas con aspiraciones reales. Las 169 libras están un tanto complicadas. Kamaru Usman lleva sin pelear desde noviembre por una lesión en la rodilla. El siguiente en su lista es Leon Edwards y por detrás emerge Chimaev, quien sigue apuntando a ser un dominador de futuro, aunque en su caso parece que Covington será el próximo. Con ese panorama, quizá en dos peleas Luque o Muhammad puedan verse con el campeón. Todo puede cambiar... lo que es necesario para ambos es el triunfo.

Luque se presenta con una gran racha: ha ganado diez de sus últimos once pleitos. Mientras, Muhammad está casi a la par: diez triunfos en sus últimas doce peleas (contando la pelea que quedó sin resultado ante Edwards). Por tanto, ambos están donde están por justicia. La lectura del combate es complicada, ya que ambos llegan muy parejo en todo. La principal diferencia entre ambos está en su estilo. Luque es un finalizador: ha terminado con el 91% de sus oponentes (50% KO y 41% sumisión). Por contra, Muhamad solo ha finalizado en un 6% de sus victorias. Ahí puede estar clave, ya que uno tiene la capacidad de cambiar todo en un segundo. Muhammad parece, eso sí, más completo en cuanto a dominio. Ahí intentará llevar la pelea, controlar y no sufrir. Mientras, Luque intentará ser más eléctrico. Ambos se conocen de pelear en 2016, pero han cambiado mucho... Solo un plan triunfará y eso llevará a su ejecutor más cerca del título.