UFC

Edwards y Muhammad, "sin decisión" por un piquete de ojo

El combate estelar del UFC Las Vegas 21 se quedó "sin decisión" debido a un piquete en el ojo derecho de Muhammad. El lance fue involuntario.

Crónica del UFC Las Vegas 21: Edwards vs Muhammad.
UFC

Leon Edwards se echaba las manos a la cabeza, Belal Muhammad lloraba de dolor e impotencia y mientras en las redes sociales se generaba polémica. Edwards entró en distancia, intentó combinar un puño con una patada y acabó metiendo un dedo en el ojo de Muhammad. El de Chicago se retorcía en el suelo de dolor. Había sangre en su ojo y el médico paró la pelea. El árbitro, que había advertido a Leon por una acción similar decidió que la pelea fuese "sin decisión". Por tanto, la pelea se queda en el limbo y el evento se cierra con mal sabor de boca. No fue premeditado, pero la descalificación del autor del piquete estaba presente. No se dio.

"Realmente lo siento. Fui por el puño y la patada a la vez y sucedió esto. No sé que voy a hacer ahora. Me enfocaré en lo que venga. Ha sido un año y medio muy duro, con muchos altos y bajos y volver así...", apuntaba resignado Edwards tras la pelea. Muhamamd se presentaba en Las Vegas sin nada que perder. Aceptó la pelea con tres semanas, había peleado un mes antes... y ahora habrá que esperar que la lesión no sea grave. Por su parte, para Edwards es un varapalo importante. No peleaba desde julio de 2019, entre medias había tenido cuatro cancelaciones (tres con Chimaev) y si ganaba podía pensar en el título. Ahora le toca reaccionar a una nueva dosis de mala suerte.

Lo es porque Edwards en el primer round lució bien. Controló la distancia y puso en serios aprietos a Muhammad. Primero con una patada a la cabeza y después con un uno-dos. Belal le intentó llevar contra la jaula, pero salió bien y dominó. "No noté óxido", admitió Edwards. Lució mejor, pero un error le costó la pelea. Le toca esperar de nuevo.