UFC

Ngannou sorprende a Gane y Figueiredo recupera su trono ante Moreno en el UFC 270

Francis Ngannou retuvo el Campeonato del peso pesado ante Ciryl Gane en el estelar del UFC 270. Deiveson Figueiredo alzó el del mosca ante Brandon Moreno.

0
Crónica del UFC 270: Ngannou vs Gane y Moreno vs Figueiredo 3.
USA TODAY Sports

Los pronósticos del combate estelar del UFC 270 saltaron por los aires. Francis Ngannou demostró a todos, y en particular a su exentrenador Ferrand López, que es un hombre cada vez más completo. El camerunés retuvo el Campeonato del peso pesado de la UFC al imponerse, por decisión unánime (48-47, 48-47 y 49-46) a Ciryl Gane, quien tampoco esperaba el plan del campeón y acabó sucumbiendo. "Estoy decepcionado, lo siento", acabó diciendo el francés. Por su parte, el campeón fue claro: "Me había lesionado hace tres semanas en la rodilla, pero no quería perderme este combate. Quería demostrar quién es el número uno", espetó. No fue tan claro segundos después. ¿MMA o boxeo? La puerta abierta de ambas opciones queda abierta. Al ganar el título, renueva automáticamente (un año o tres peleas, lo que antes suceda), por lo que si quiere meterse en el ring deberá pasar primero por los despachos.

El combate, de inicio, siguió uno de los guiones que se presuponían. La movilidad, habilidad y rapidez de Gane hicieron que le diese un baño. Ngannou iba muy dubitativo, sufriendo y no era capaz de sacar sus potentes manos. Mientras, el francés se movía y percutía lo justo para llevarse los puntos. Todo cambió en el tercer asalto. Una patada del campeón interino la aprovechó Ngannou para llevar la pelea al piso. Se sintió fuerte, dominó y logró otros dos derribos en ese round. Nadie nunca en UFC había hecho eso con Gane. Sorprendió, pero lo hizo más aún cuando replicó en el cuarto acto. La contienda se igualaba. Todo debía resolverse en el round final. El francés sorprendió y llevó al camerunés al suelo. Otro movimiento inesperado y es que Gane tuvo cerca la la sumisión, pero en ningún momento el campeón se puso nervioso. Salió y dominó la montada. No sacó trabajo, podía no servirle... pero ser el dueño del título le pudo beneficiar. Sea de un modo u otro, chapeau para Ngannou. Salió de su zona de confort para impresionar al mundo y para cerrar sus rencillas personales con su antiguo equipo. Ahora es un luchador evolucionado. Lo demostró.

Figueiredo recupera el trono del mosca ante Brandon Moreno

Deiveson Figueiredo golpea a Brandon Moreno durante el UFC 270.

De guerra a guerra... y en la siguiente tirada cambió el guión. Brandon Moreno y Deiveson Figueiredo habían ofrecido dos batallas sin cuartel. En la tercera pelea los dos cambiaron de plan y plantearon una partida de ajedrez. Los pequeños detalles marcarían la diferencia y esta vez cayeron del lado del brasileño, que recuperó el título del peso mosca al vencer por decisión unánime (triple 48-47). La pelea no fue tan intensa, pero enamoró. La UFC se preguntó en sus redes sociales si había que hacer una cuarta pelea. Figueiredo habló de ir a la boca del lobo, México, y Moreno fue claro: "Me he caído más veces y siempre me he levantado. Estaré preparado", espetó. Sería la cuarta en tres años, pero ambos la merecen.

El combate comenzó con los dos luchadores sin querer arriesgar. Eran conscientes del peligro que tenía su oponente y no quisieron jugársela. Cada vez que uno falló, el otro lo capitalizó. En el segundo asalto Moreno parecía superior. Golpeó mucho y muy preciso, pero todo cambió en el tercer round. El intercambio creció y en la parte final Figueiredo le mandó al suelo. Unos segundos más en el reloj y quizá la pelea acababa ahí, pero no. En el cuarto la sensación favorecía al brasileño, pero Moreno le conectó con claridad. En el último asalto debía decidirse todo: Brandon sumó un derribo, pero Deiveson le volvió a sentar con una mano. ¿La clave? Puede ser. En el cómputo global, en un duelo tan igualado, aunque ambos se sentían ganadores, las caídas de Moreno al ser conectado fueron la clave. La partida de ajedrez cayó del lado del aspirante. Tres peleas y tres resultados diferentes. La cuarta es obligación.

Así vivimos en AS el UFC 270: Ngannou vs Gane y Moreno vs Figueiredo 3