PREMIOS AS 2021

"Me sigo poniendo el vídeo del oro olímpico para creérmelo"

El 2021 ha sido un año muy especial para Sandra Sánchez. Además de colgarse el primer oro olímpico de kárate de la historia cerró la temporada sin derrotas y como pentacampeona.

0

El kárate ha tenido un paso fugaz por los Juegos Olímpicos (de momento), pero le reportó a España una de las tres medallas de oro (más la plata de Damián Quintero) que se consiguieron en Tokio. Sandra Sánchez (Talavera de la Reina, 1981) era una de las bazas de la expedición española en la cita olímpica y cumplió con todos los pronósticos: se colgó el primer oro olímpico en katas de la historia. Un estreno por todo lo alto en un año en el que la española ha firmado la temporada perfecta: ninguna derrota para coronarse también como campeona de España, de Europa, del Mundo y de la Liga Mundial. Toda una pentacampeona en 2021.

Sandra, Premio Olímpico en esta edición, recibió también el Premio AS del Deporte en 2018. La suya es una historia de constancia en el que las derrotas, como ella misma reconoce, la convirtieron en lo que es hoy en día: la mejor karateka de la historia. "Es un orgullo, pero también mucho respeto saber que estamos transmitiendo tanto a niños, medianos y mayores. Recibo mensajes de gente mayor que ha vuelto a hacer kárate. Es una responsabilidad seguir transmitiendo los valores que tiene mi deporte. Ha sido un gran año pero siempre hay más, ha sido un año que todavía me cuesta creer. Me levanto por las mañanas y me pongo el vídeo para creérmelo", dijo tras recoger el premio de manos de Blanca Fernández Morena, Consejera de Igualdad y Portavoz de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

La carrera de Sandra es tan exitosa que ha entrado en el libro Guinness de los Récords como la persona que más medallas ha ganado en la Karate 1 Premier League. Casi nada. Y todo porque con cuatro años sus padres apuntaron a su hermano a kárate y a ella le entró el gusanillo, aunque por aquella época a los niños los mandaban a kárate y a las niñas a clase de baile. Tras pasarse un año en Brisbane aprendiendo inglés, en el que compatibilizó las rutinas de katas con el fútbol en un equipo mixto, le hicieron una oferta en un club de Dubái donde comenzó a despegar su carrera. De ahí, que el último título que ha logrado, en los Mundiales de Dubái, haya sido tan especial.

Hija predilecta de su Talavera natal, su ambición se mantiene intacta a pesar de haberlo ganado todo. “Me levanto y siempre quiero más. Veo el vídeo de la final olímpica o del Mundial y pienso que podría hacerlo mejor”. Número uno del ránking de katas desde 2015 su huella en este deporte es y será imborrable. Una gigante de sólo 1,53 de estatura.