HOCKEY PATINES

Indignación en Portugal por el 'biscotto' entre España y Francia

La selección portuguesa de hockey patines lamentó lo sucedido en el último encuentro de fase de grupos entre España y Francia que les dejó fuera de la final del Europeo.

0
Imagen del partido de fase de grupos del Europeo de Hockey Patines entre Francia y España.
Twitter @WSERinkHockey

En Portugal aún continúa la indignación por lo sucedido en el último partido de la fase de grupos del Europeo de Hockey Patines celebrado en Paredes (Portugal) con la victoria de España ante Francia por 3-1 que clasificaba a los dos países para la final (en la que España se impuso en la prórroga por 2-1 para ganar el título) y que dejaba fuera de la misma al conjunto portugués, que superó a Andorra en su último partido por 12-1 pero ya sin opciones de clasificarse

Pese al triple empate a 10 puntos en la fase de grupos, España y Francia fueron las que accedieron a la final por la diferencia de goles entre las tres selecciones ya que España terminó con +1 (perdió con Portugal por 9-10 y ganó a Francia por 3-1), Francia con 0 (ganó a Portugal por 5-3 y cayó ante España por 3-1) y Portugal se quedó con -1 en el balance de goles.

Tras lo sucedido, la Federación Portuguesa emitió un comunicado en el que lamentó lo sucedido en lo que califican como un ataque a los valores del deporte y de la competición. "Después de un partido épico y apasionante, que cautivó las emociones de los aficionados al hockey patines, demostrando la importancia de este deporte, hemos sido testigos de hechos que contradicen los valores del deporte y la competición. No competir es lo contrario a la excelencia de los equipos y las selecciones de Francia y España no aplicaron los valores de la ética y el juego limpio. Durante los cincuenta minutos los árbitros interrumpieron dos veces el partido para avisar a los capitanes por anti-juego. El primer aviso se dio a ocho minutos de terminar el partido y los dos capitanes fueron castigados con tarjeta azul a dos minutos del final"

Desde la Federación Portuguesa señalan varios episodios para justificar su indignación por este 'biscotto'. "Casualmente, el capitán de la selección francesa, que ya tenía dos tarjetas azules antes de este partido, estaba ayer en el banquillo sin brazalete para protegerle de posibles suspensiones y de una nueva tarjeta azul. Las tácticas de los dos equipos también fueron visibles. En un partido que decidía la clasificación para la final, los dos equipos decidieron dejar fuera a varios de los titulares habituales y uno de los equipos falló a propósito un penalti, algo que el árbitro castigó con tarjeta azul".

Una indignación que también se reflejó en las declaraciones de los miembros del equipo portugués, como el seleccionador Renato Garrido: "No me veo haciendo ese triste espectáculo" señaló sobre el España-Francia, al tiempo que aseguró que no se identificaba con el seleccionador español Guillem Cabestany.

Portugal, que se quedó fuera de la final del Europeo de Hockey Patines, tampoco pudo disputar ante su público el partido por el bronce ante Italia después de dos casos de coronavirus en el equipo portugués, por lo que aún está pendiente de ver cómo se decide una medalla que dejará cierto sabor amargo en el país portugués.