BOXEO

"Busqué trabajo en la obra"

Kerman Lejarraga disputa este sábado el Europeo del superwelter ante el francés Dylan Charrat. "Estuve a punto de retirarme, pero ahora vuelvo a tener ganas".

0
"Busqué trabajo en la obra"

"Tras mi última pelea en Barcelona (abril de 2021, ante Jez Smith) me replanteé todo. Estuve a punto de retirarme e incluso miré trabajo en la obra. Pero ahora vuelvo a tener ganas. Me siento con la misma ambición y ganas que tenía antes de pelear con Skeete (su primer Europeo). Dylan Charrat (20-0-1, 6 KO) es el reto que llevaba tiempo pidiendo. Intentar ser campeón de Europa en mi segunda división (superwelter) supone un desafío para mí", así de claro se muestra Kerman Lejarraga (32-2, 25 KO) sobre sus últimos meses antes de subirse al ring de nuevo este sábado (19:00, DAZN). Pese a tener 29 años y ser el púgil mas taquillero en España, el ‘Revolver de Morga’ estuvo cerca de dejarlo todo.

En este breve tiempo de impás, Lejarraga ha buscado "un cambio que necesitaba". "Me daba cuenta que tenía que variar cosas. Lo comenté con mi entorno y todos me animaron. Hablé con Ibon Larrinaga (también boxeador profesional y amigo personal de Kerman desde su adolescencia). Él es joven, le gusta el boxeo y ver boxeo, que es muy importante, y le dije si quería entrenarme. Ganaré o perderé, pero la decisión la tomo yo y estaré satisfecho pase lo que pase", reconoce Kerman a AS.

La ruptura con su anterior equipo de trabajo, liderado por Txutxi del Valle, fue un shock para el boxeo español por inesperado, aunque él lo toma con naturalidad. "No vivo del qué dirán. No uso redes sociales, ni WhatsApp. Disfruto entrenando y pasando tiempo con los míos", revela. En esta nueva etapa, Lejarraga ha querido mirar al pasado. Ha vuelto a hacer las preparaciones en Morga. "Cuando necesito desconectar salgo a pasear y no hay nadie. Es como la aldea de Asterix y Obelix", apunta entre risas. Se le ve relajado y su nuevo equipo asegura que hacía más de tres años que no le veían con esa ambición… y eso que está ante un órdago importante.

"Matar o morir. Ese siempre ha sido mi lema y todo el mundo sabe cómo soy en el ring. Charrat tiene más que perder que yo porque es invicto. Quería ese reto. Es muy técnico y con gran experiencia amateur, pero yo quería jugármela. Tengo 29 años y no puedo estar siempre boxeando en Bilbao a diez asaltos y sin nada en juego. Es difícil, pero voy a ir tomando mis decisiones. Salga bien o mal estoy tranquilo por eso. Voy sin presión", concluye.

La doble corona, algo difícil para los españoles

Lo que intenta este sábado Kerman Lejarraga no es sencillo. El vasco ha sido dos veces campeón de Europa en el peso welter y ahora persigue la corona en el superwelter. A lo largo de la historia, solo cuatro boxeadores españoles han logrado lo mismo y tres de ellos también lograron alzar un título mundial. El primero en conseguirlo fue Pedro Carrasco (ligero y superligero). En esas mismas categorías también lo logró Perico Fernández. El último en lograr esa proeza fue Kiko Martínez, quien tiene coronas continentales en el supergallo y pluma. Por su parte, Roberto Castañón es el único que ha sido campeón de Europa en tres divisiones (gallo, pluma y superpluma). Se da la circunstancia que el leonés es el único que no consiguió después ser campeón del mundo.