ATLETISMO | DIAMOND BRUSELAS

Duplantis sigue asaltando el cielo y Hassan arrasa

El sueco volvió a intentar superar su récord del mundo de pértiga y la neerlandesa estuvo cerca del suyo de la milla. Katir, séptimo en los 1.500.

Madrid
0
Duplantis sigue asaltando el cielo y Hassan arrasa
JOHANNA GERON REUTERS

Con 22 grados, sin viento y un concurso dominado con 6,05 al tercer intento, el incombustible Armand Duplantis volvió a intentar superar su récord del mundo de pértiga sobre 6,19 en la Diamond de Bruselas. No lo logró, después de que problemas con el saltómetro demoraran su primera tentativa más de 15 minutos. Pero será una de las estrellas de las finales del circuito el 8 y 9 de septiembre en Zúrich.

En la reunión brilló Sifan Hassan. La refugiada etíope que se estableció en Eindhoven, llegó a Bruselas diciendo que el 5.000 se le iba a hacer largo a estas alturas de temporada (oro en Tokio, además de en 10.000 y bronce en 1.500) y demostró en los 1.609 metros de la milla que le dura la chispa. Volando sobre un tartán en el que logró el año pasado el récord de la hora ganó con insultante autoridad y una marca de 4:14.74, cerca de su récord mundial (4:12.33). La soriana Marta Pérez, cuarta con 4:28.24 logró marca personal y Esther Guerrero fue séptima.

EL 1.500 DE KATIR SIN SUS ZAPATILLAS

Con el cohete Jakob Ingebrigtsen reservándose para la final de Zúrich (8 y 9 septiembre), Mo Katir intentó llevarse el 1.500, pero tras un ataque largo en la última vuelta sucumbió en los últimos 50 metros (séptimo, 3:34.50) ante el empuje del australiano Stewart McSweyn (3:33.20), con su compatriota Oliver Hoare y el polaco Michal Rozmys por detrás. Adel Mechaal fue noveno (3:35.37). Katir, con problemas en sus zapatillas, corrió con unas de otra marca.

En longitud, un Eusebio Cáceres que reaparecía tras su cuarto puesto en Río, hizo un mejor salto de 7,55 m. y no logró entrar en la final en un concurso pobre en el que ningún saltador pasó de ocho metros y se lo llevó el estadounidense Steffin McCarter con 7,99.

Los tres bólidos que entraron primeros en los 100 fueron de la escudería de las barras y estrellas. El subcampeón olímpico Fred Kerley, en ausencia del sorprendente oro italiano Marcell Jacobs, se impuso con 9.94 por delante de Trayvon Bromell (9.97) y Michael Norman (9.98). En los 400, brilló Michael Cherry con 44.03 (récord del mitin mejorando el de Michael Johnson y marca personal).

HIPERANDROGENISMO

Francine Niyonsaba, plata en Río en 800, se vio 'expulsada' de su prueba por la 'Norma Semenya' de World Athletics que prohibe competir a atletas con hiperandrogenismo en carreras entre el 400 y la milla. Y la burundesa ha sabido readaptarse a las largas distancias. Su punta de velocidad le hizo pasar de cuarta a primera en la última recta del 5.000 que ganó con 14:25.34 por delante de la etíope Taye y la keniana Obiri. Otra atleta con hiperandrogenismo, la namibia Christine Mboma, de sólo 18 años y plata en Tokio, dominó con su rara técnica el 200 con 21.84, superando a la jamaicana Jackson y la británica Asher-Smith.