2 5
FIN
2 4
Levante UD Levante UD

FÚTBOL SALA | FINAL DEL PLAYOFF

Quinta liga para el Barça en una final histórica ante el Levante

Los azulgranas ganaron en penaltis en el Palau tras empatar en dos ocasiones a los granotas: a 44" del final y a 46" de la conclusión de la pórroga.

0
Quinta liga para el Barça en una final histórica ante el Levante
RFEF Futsal

Dieciséis temporadas después de su fundación, el Levante acarició en dos ocasiones el primer título de su historia. Dominó a toda una potencia como el Barça durante el tiempo reglamentario y en la prórroga, pero el aura de equipo campeón terminó envolviendo a los culés para darles el quinto título de su palmarés en la competición doméstica (iguala a ElPozo) el día que Andreu Plaza deja su cargo de entrenador. A 44 segundos del final del partido, Daniel forzó la prórroga cuando el Barça caía por 0-1, y a 46" de la conclusión del tiempo extra, Matheus llevó el desenlace al drama de los penaltis. Dídac detuvo el lanzamiento decisivo a Esteban, un ex del Barça, para salvar una temporada en la que los culés habían caído en todas las finales previas: Copa y Supercopa de España y Champions League. Por su parte, el Levante puso fin a una campaña histórica como subcampeón de Liga y semifinalista de Copa del Rey y de España.

Respeto, mucho respeto fue lo que hubo entre azulgranas y granotas durante gran parte de la primera mitad. La alta presión de ambos conjuntos en campo rival hizo que tanto Barça como Levante fuesen conservadores en ataque, sin arriesgar balones más de la cuenta, de esos que deciden finales cuando te equivocas. Consciente de lo que había en juego, Diego Ríos tuvo permanentemente activados a los suyos con rotaciones cortas para evitar que decayera la intensidad con el paso de los minutos. Así sufrió el Barça las mejores ocasiones de la primera parte, especialmente un Dídac que tuvo que responder en primera persona a disparos clarísimos a portería de Roger, Esteban y Rubi Lemos. A éste último, vuelo incluido para tocar lo justo el cuero y que saliese despedido por el larguero. Antes del descanso, los azulgranas se sacudieron un poco la presión con dos chispazos que acabaron en idéntico desenlace: sin gol. Ximbimha se topó con el poste tras superar la salida de un Fede que minutos después se vistió de superhéroe (un día más) para sacar desde el suelo un disparo a bocajarro de Ferrao.

Sin complejos

Haciendo gala de esa resistencia estoica, el Levante decantó la final a su favor tras la salida de vestuarios. Y por mediación de Pedro Toro, físicamente tocado desde partidos anteriores del playoff, los de Paterna se adelantaron en el luminoso después de que su pívot aprovechase un balón rechazado de Dídac a volea de Rescia. No hay dolor cuando tu quinto tanto en playoffs puede darle el título a tu equipo. El gol, como no podía ser de otro modo, cayó como jarro de agua fría para los culés, que empezaron a precipitarse en ataque y a ser víctima de sus propios errores. El Levante contemporizó el ritmo e incluso se impuso en el juego psicológico al introducir portero-jugador con 0-1 a favor. Siguió sufriendo el Barça, y más tras una expulsión de Coelho (enganchón con Rubi Lemos) que conllevó posesiones largas del Levante. En una de ellas, Pedro Toro pudo poner la sentencia, pero Marcenio salvó bajo palos. Pero si algo nos ha enseñado esta final del playoff es que nada es lo que parece. Con el agua el cuello, Marcenio filtró un pase sensacional para que Daniel hiciera el empate de volea a 44 segundos de cumplirse el tiempo reglamentario.

Y en la prórroga se desató la locura. Usín puso por delante al Levante por segunda vez con un disparo ajustado al poste en el que Dídac quizás pudo hacer algo más. Pero la mística de los grandes equipos envolvió de nuevo al Barça cuando más lo necesitaba, y a 46" de la conclusión del tiempo extra, Matheus hizo el definitivo 2-2 al culminar una fantástica jugada colectiva. El drama llegó en los penaltis, y Dídac se redimió parando el penalti decisivo a Esteban para sellar la quinta Liga culé. Aicardo, que decía adiós al Barça junto a Ximbinha y Daniel, alzó el trofeo en el Palau para poner fin a su periplo culé tras nueve temporadas y puso el broche de oro a una Liga trepidante. Quizás el año que viene, los caminos de azulgranas y granotas vuelvan a cruzarse por un premio todavía mayor: la Champions. El tiempo lo dirá...