BOXEO

Wilder avisa: está de vuelta

Deontay Wilder publicó un vídeo en sus redes sociales en las que salía conectando su potente derecha. El excampeón aleja así los rumores del retiro.

Deontay Wilder regresa a los entrenamientos.
Instagram

Deontay Wilder (42-1-1, 41 KO) está de vuelta en los entrenamientos. Así lo ha hecho saber el mismo a través de sus redes sociales. El 'Bombardero de Bronce', de 35 años, no boxea desde febrero de 2020 cuando perdió contra Tyson Fury. La idea del excampeón y el inglés era la trilogía (estaba firmada), pero los plazos se fueron alargando y no se fructificó. El equipo de Wilder no quería dejarle mucho tiempo parado, pero ya ha pasado mas de un año y de momento no tiene fecha para volver al ensogado.

En este tiempo, y debido a la parada del combate ante Fury, Wilder ha hecho cambios en su equipo. Jay Deas, que tenía un papel secundario en su esquina, pasa a ser el entrenador principal y ahora ha presentado a un nuevo integrante, parece, de su equipo: Malik Scott. El que fuese rival de Wilder en 2014 (el Bombardero de Bronce le noqueó en un asalto) publicó también varios vídeos entrenando y potenciando la derecha del excampeón. Sin duda es su mayor activo y con este vídeo quiso demostrar que tras la cirugía que tuvo que hacerse en su bíceps tras lesionarse ante Fury está preparado para volver.

Con esta publicación también quiere acallar los rumores que apuntaban a una retirada. Parece que ese no será el camino de Wilder, quién al menos debe tener la opción de poder volver a ser campeón. Para ello, como el resto de pesos pesados, debe ganarse el puesto. Parker pelea contra Chisora este sábado y Andy Ruiz también regresa el mismo día. La duda es saber el camino que seguirá el 'Bombardero de Bronce'. En las últimas horas suena con fuerza Ruiz, pero habrá que ver el nivel de Andy. Y es que quizá sea un retorno arriesgado. Nombres como los de Adam Kownacki, Alexander Povetkin, Charles Martin o Filip Hrgovic también están en las quinielas. Es momento de deshojar la margarita porque algo hay claro: Wilder está de vuelta.