ESGRIMA | PREOLÍMPICO

Estocada final para la esgrima en el camino a los Juegos de Tokio

Cuatro tiradores madrileños pelearán en el Preolímpico europeo por acompañar a su paisano Carlos Llavador en los Juegos. 'Pirri' y Yulen Pereira analizan la cita.

0
Estocada final para la esgrima en el camino a los Juegos de Tokio

El Centro Deportivo Municipal Marqués de Samaranch, en el distrito de Arganzuela, acogerá los próximos días 24 y 25 de este mes un Preolímpico europeo de esgrima vital para las aspiraciones de España de aumentar una representación en este deporte que por ahora solo cuenta con un efectivo, el madrileño Carlos Llavador en florete.

La esgrima española se quedó huérfana de deportistas en los dos Juegos anteriores, Londres y Río, tras el histórico bronce de otro tirador nacido en la Comunidad, José Luis Abajo 'Pirri', en la competición de espada en Pekín 2008. Desde el pasado febrero,'Pirri' es el nuevo presidente de la Federación y tiene muchas esperanzas depositadas en el contingente que tratará de conseguir nuevas plazas para Tokio. Este lo forman la gallega María Mariño (florete) y otros cuatro naturales de Madrid: Sara Fernández y Yulen Pereira, ambos en espada, y Araceli Navarro e Iñaki Bravo en sable.

"Teníamos dos objetivos claros. El apoyo a nuestros deportistas y la promoción de la esgrima. Lo segundo se ha perdido, porque no vamos a poder tener público, pero queremos estar a la altura. En lo deportivo, tenemos que conseguir que los deportistas saquen lo mejor ese día. Todos tienen posibilidades y han demostrado mucho", asegura 'Pirri'. "Esperamos entre dos y tres plazas más", se lanza, aunque está contento con los resultados por ahora: "No podíamos pasar otros Juegos en blanco y Carlos (Llavador) puede optar a medalla".

Uno de los que espera sumarse a la aventura japonesa es Yulen Pereira, de 25 años, que ya ha tocado metal en Europeos, Juegos Mediterráneos y Grand Prix. Tiene potencial para haber entrado por ranking, pero pinchó en las pruebas que más puntuaban y le ha tocado pujar por el billete en este Preolímpico, que tiene que ganar. Él confía: "Hay mucha competencia y estoy haciendo mucho énfasis en la parte mental. Llego en buena forma y sé que puedo vencer. Seguro que alguna plaza más conseguimos". Cree que ya es hora de que el trabajo de tantos años en la esgrima "dé frutos" y, si consigue billete, no va a ir solo a vivir la experiencia: "Ya sé lo que es estar en las medallas y si vas allí tu misión es ganar".