NATACIÓN

Los 26 meses frenéticos de Ikee: de una leucemia a los Juegos

Rikako Ikee, una de las grandes promesas de la natación japonesa, se clasificó este domingo para Tokio tras superar la enfermedad detectada en 2019.

Rikako Ikee, a los Juegos.
CHARLY TRIBALLEAU

De de 2019 a este mes de abril Rikako Ikee ha vivido una vida entera en solo 26 meses. Un día de febrero de hace dos años se le diagonóstico una leucemia que le impidió seguir con su actividad e iniciar un duro tratamiento. Este domingo, en los Campeonatos Nacionales de Japón, la nadadora de 20 años ganó los 100 mariposa (57.77) y se clasificó para los Juegos de Tokio como parte del relevo 4x100 estilos. Una proeza muy celebrada por ella, su país y la natación mundial.

"Nunca pensé que sería capaz de ganar en los 100. Tenía menos confianza que en las clasificatorias de hace cuatro años y pensaba que solo podría ganar en un futuro lejano. Había entrenado para ganar y me decía a mi misma 'he vuelto' cuando iba a empezar la carrera", comentó después de la japonesa, emocionada.

En marzo de 2020, antes del comienzo creciente de la pandemia, Ikee regresó a la piscinas con la mente puesta en los Juegos de París 2024. En su caso, la suspensión de los Juegos y su aplazamiento para el verano de 2021 fue una segunda oportunidad de reengancharse a Tokio, un evento que le hacía especial ilusión debido a que serían sus primeros Juegos y, además, en su país. Se fue preparando, aumentado el ritmo de los entrenamientos, hasta que logró su objetivo.

Antes de que le detectaran esa enfermedad, Ikee había ganado seis medallas de oro en los Juegos Asiáticos de 2018, celebrados en Indonesia, y en el inicio de su carrera como nadadora, que arrancó a los 15 años, logró dos medallas de oro en el Mundial de Natación Junior que se disputó en Singapur, en 50 y 100 metros mariposa. Estaba llamada a ser una de las grandes atracciones locales en Tokio. Pese a los impedimientos, lo ha logrado.