FÚTBOL SALA

Osasuna y Peñíscola firman tablas tras un igualado partido

El encuentro que abría la jornada 26 acabó con empate a uno en Anaitasuna, dando un punto a cada uno y dejando insatisfechos a ambos.

Osasuna y Peñíscola firman tablas tras un igualado partido

En Anaitasuna arrancó la jornada 26 en ‘Viernes Santo’ con el partido entre Osasuna Magna Xota y Peñíscola FS. Un encuentro que estuvo marcado por el respeto entre ambas escuadras, pero con un ritmo alto durante los primeros compases. Mancuso y Tony protagonizaron los primeros acercamientos de peligro para los locales sobre la portería defendida por Molina. Por parte de los visitantes, la ocasión más clara llegó en el minuto 6 con un remate de Bruno Gomes tras una gran combinación con Paniagua. Tras unos primeros minutos de mayor dominio del balón para los de Irurtzun, el equipo dirigido por Carlos Sánchez comenzó a percutir con más asiduidad sobre la portería de Asier. De nuevo Bruno Gomes e Igor se sumaron al ataque con dos nuevas aproximaciones sobre el arco de los de Navarra. A pesar de ello, la igualdad continuó reinando sobre la pista y en el marcador cuando a punto estaba de traspasarse el ecuador de juego de la primera mitad.

En el minuto 11, el equipo castellonense se adelantaría en el marcador. Los de la Ciudad Papal rentabilizaron la estrategia para en una acción a balón parado en banda lograr tomar la ventaja en el marcador por medio de Iván Rumbo al rematar en el corazón del área el esférico que toco en Bynho antes de sobrepasar la línea de gol. La respuesta de los de Imanol Arregui fue inmediata puesto que, segundos más tarde, el conjunto verde rozó el empate con un disparo de Fabinho que se estrelló en el travesaño tras una gran jugada individual en banda. En el dieciséis una finalización de volea de Linhares a punto estuvo de suponer el empate a uno, sin embargo, Mancuso no estuvo acertado a rematar el envío de su compañero desde el costado. La última de la primera mitad fue para Juninho que provocó la magistral intervención de Molina para evitar que los locales firmasen las tablas.

Tras el paso por vestuarios, los de Imanol Arregui dispusieron de la primera oportunidad en esta segunda mitad. Una acción que salió de las botas de Fabinho tras una gran triangulación con sus compañeros. En los primeros compases de juego del segundo periodo, el equipo navarro llegó con más claridad a la portería defendida por Molina. Ejemplo de ello fue una nueva aproximación de peligro sobre el arco castellonense esta vez por medio de Bynho. Dani Zurdo también se sumaría al ataque y lo haría con la mejor ocasión de los segundos veinte minutos de juego, pero el disparo del ex jugador del CD El Ejido Futsal tras la dejada de Mancuso la detuvo Molina al sacar una rápida mano.

Los de Irurtzun continuaron buscando el gol, pero sin acierto en los metros finales. En el 26 Wanderson probó fortuna con un remate que se perdió levemente alto por la portería de Molina. Por su parte, Peñíscola basó sus opciones en el juego de Bruno Gomes en la posición de pívot. Sin él en pista, las rápidas contras fueron el plan establecido por Carlos Sánchez para crear ocasiones sobre el arco de Asier. En 32, Iván Rumbo dispuso en sus botas de lo que podía haber supuesto el segundo de los visitantes en Anaitasuna, pero los locales, in-extremis, evitaron que el balón acabase traspasando la línea.

Con la desventaja de un tanto en el marcador, Osasuna arriesgó por salir con Linhares de portero-jugador. En la primera acción de cinco, Dani Zurdo rozó el tanto del empate con un disparo que se marchó demasiado cruzado sobre la portería de Peñíscola FS. El juego de cinco sirvió para que los locales diesen un paso al frente en ataque, pero nuevamente se encontraron desafortunados de cara a puerta. No obstante, a falta de dos para el final, el conjunto verde encontró el premio del gol con un tanto de Dani Zurdo que sin ángulo ajusto el esférico con una suave vaselina al fondo de la red. A pesar de intentarlo con portero-jugador, el marcador no se volvió a mover.