ATLETISMO

La leyenda del atletismo Patrik Sjöberg, en estado grave tras una neumonía

El exatleta sueco, de 56 años, se encuentra ingresado a causa de una neumonía. Tiene el récord europeo de salto de altura con una marca de 2,42.

El saltador de altura sueco Patrik Sjoberg, junto a su entrenador Viljo Nousiainen durante una competición en Estocolmo en 1995.
SCANPIX SWEDEN REUTERS

Patrik Sjöberg, una de las grandes leyendas del atletismo sueco, afronta una de sus batallas más difíciles. A sus 56 años, el exatleta se encuentra ingresado en el hospital a causa de una neumonía. Aún no ha trascendido si esta neumonía ha sido provocada por el coronavirus.

La noticia la dio la hija de Sjöberg, Isabelle, a través del diario sueco Expressen. "Patrik está en el hospital y en tratamiento por neumonía". Daniel Wessfeldt, amigo y exagente del atleta también espera que su situación mejore en las próximas horas. "Sólo sé que ahora mismo está en el hospital. Pero Patrik es fuerte y solo esperamos que se ponga sano y se recupere pronto".

Sjöberg es una de las grandes leyendas del salto de altura, ya que ostenta el récord europeo con una marca de 2,42 obtenida en 1987, que llegó a ser reécord mundial antes de que la superae el cubano Javier Sotomayor en 1998 en Salamanca con un salto de 2.43 previo a establecer el récord actual en 2,45 también en Salamanca en 1993. Además Sjöberg ha sido el único saltado de altura en sumar medallas en tres Juegos Olímpicos distintos con dos platas y un bronce.

Sin embargo la carrera de Sjöberg ha estado marcada en los últimos años por numerosas denuncias y problemas. En 2011 publicó un libro bajo el título "Lo que no viste" en el que relató cómo fue víctima de abusos sexuales por parte de su entrenador.

En los últimos años Sjöberg había tenido problemas por su adicción al alcohol y a las pastillas. "No me considero alcohólico, pero de acuerdo con las recomendaciones de la Junta Nacional de Salud y Bienestar... sí, entonces posiblemente sea un alcohólico", lamentó en una reciente entrevista. Ahora Sjöberg busca afrontar ante esta neumonía uno de los saltos más importantes de su vida.