UFC

La sensación de la UFC se retira a los 26 años por el coronavirus

Khamzat Chimaev era uno de los prospectos más interesantes que tiene la UFC con tres triunfos de mucho nivel. Se contagió en diciembre y no se recupera del todo.

La sensación de la UFC se retira a los 26 años por el coronavirus
Twitter de Chimaev

La UFC pierde, por el momento, a una de sus mejores estrellas emergentes. El ruso Khamzat Chimaev, la sensanción del pasado año, se retira tras una larga batalla con el coronavirus desde que se contagiara en diciembre. Se infectó cuando preparaba su duelo ante Edwards (previsto para el 19 de diciembre). Lo superó y el pleito se reubicó al 20 de enero y posteriormente al 13 de marzo. Finalmente se aplazó una vez más... y ahora sin fecha. Las secuelas de la enfermedad que arrastra el luchador son graves. Ali Abdelaziz, manager de Chimaev, confirmó que llegaron a temer por su vida cuando estaba infectado.

Lo que le preocupaba a la compañía es que Chimaev volviese al 100%, pero lo que no esperaban era su retirada. "Quiero agradecer a todos por su apoyo en mi caminar en este deporte. Creo que se acabó. Sí, sé que no me gané el cinturón, pero esta no es la victoria más importante en esta vida. Creo que puedo molestar, pero mi corazón y mi cuerpo me lo dicen todo. Quiero agradecer a mi equipo y también a la UFC”, dijo el ruso en redes sociales, causando la sorpresa de todos los aficionados. "Lo principal es que no sé qué es esta enfermedad, pero no se sobrevive fácilmente", añadió.

La UFC trasladó hace escasas semanas a Khamzat Chimaev a Las Vegas, según su representante, para recibir atención médica en Estados Unidos por sus efectos persistentes por la Covid, pero los resultados no fueron buenos para el ruso. "No pudo soportorar ni dos rondas de entrenamiento...", decían desde su entorno tras varias pruebas recientes que hizo con el nuevo tratamiento. Sin embargo, Dana White, presidente de la UFC, confía en un regreso de Chimaev. "Está bajo los efectos de la prednisona, y se supone que debería estar tranquilo y descansando, recuperándose, pero ya comenzó a entrenar, se sintió como la mierda, se puso emocional y publicó eso. No va a renunciar". El líder checheno Kadyrov también se suma a esta teoría: "¡No se va! ¡Se queda y luchará hasta el final!". Veremos...