Inglaterra
23
FIN
20
Francia

RUGBY | SEIS NACIONES

Inglaterra sirve el Seis Naciones en bandeja a Gales

La Rosa se llevó Le Crunch con un ensayo agónico de Itoje. Francia, líder antes de sufrir el brote de coronavirus, se queda casi sin opciones.

Inglaterra-Francia Seis Naciones 2021
PAUL CHILDS Action Images via Reuters

Las aspiraciones de Francia a conseguir su primer Seis Naciones desde 2010 se toparon con el coronavirus y este sábado con una Inglaterra que se llevó Le Crunch (23-20) sobre la bocina para dejar a Gales un pasito más cerca de un nuevo Grand Slam.

Muchas cosas han pasado desde que el Gallo se puso líder con el triunfo ante Irlanda de la segunda jornada. Era una lucha contra los 16 positivos, los trapos sucios que airearon, la merma de jugadores clave… Lo que parecía la candidatura más solvente al título se resquebrajó irremediablemente en cosa de una semana y ahora necesita una carambola muy complicada: ganar a Escocia en el partido aplazado y a Gales en la última jornada, con bonus ofensivo en ambos casos y sin que los Dragones consigan a su vez el defensivo.

Fue Maro Itoje quien terminó de poner el camino cuesta arriba a los pupilos de Galthié con un ensayo postrero. Hasta entonces no hubo rastro del virus en el desempeño de los franceses, que solo acusaron el cansancio en la recta final del partido. Tampoco del supuesto trabajo de disciplina que Inglaterra realizó a lo largo de la semana con el árbitro Wayne Barnes.

Una vez más la Rosa ahogó su ataque en un rosario de errores. Necesita el primor en los apoyos de Itoje o los Vunipola y no les tiene porque a estos les pesa la inactividad en los descendidos Saracens. Aun así encontró la vía al ensayo en la primera parte de la mano de Watson, de los pocos que mantiene la forma del año pasado. Antes había madrugado el partido Dupont, quién sino, para los franceses, que se fueron al interludio por delante tras una buena transmisión tras touch culminada por Penaud.

En el segundo acto Inglaterra se estrelló contra sí misma innumerables veces, obligando al sudafricano Jaco Peyper a recitar todo el catálogo de infracciones. Pero Francia no terminó de decantar la balanza y en la última carga, tras un maul bien llevado, percutió imparable hasta la zona de marca Itoje, El Elegido que apartó al Gallo una vez más del triunfo en Londres. Y ya van 16 años.