BOXEO

Shields rompe barreras: aplasta a Dicaire y es doble indiscutida

Claressa Shields se proclamó campeona de los cuatro títulos del superwelter al derrotar por decisión unánime a Marie Eve Dicaire. Es la primera doble indiscutida.

Crónica del  Shields vs Dicaire: WBC, WBA, IBF y WBO del superwelter.

Con los números en la mano, a sus 25 años (cumple 26 el 17 de marzo) Claressa Shields es la mejor boxeadora, hombre y mujer, que se ha puesto unos guantes. Es la única púgil femenina en ser doble oro olímpico (Londres y Río, hasta el momento los dos Juegos en los que ha habido mujeres) y ahora también es la primera persona en la historia que logra unificar dos categorías de peso. Lo hizo con el medio en abril de 2019 y tras derrotar a Marie Eve Dicaire este viernes en Flint (Michigan), su ciudad natal. Shields es una apisonadora y lo volvió a demostrar: se impuso por decisión unánime (todos los jueces la vieron ganar los 10 asaltos) y dejó claro que parece invencible. Los números no dejan dudas, los rankings históricos ya es otra cosa. Ella misma se situó por "detrás de Ali". "Él es el uno y yo del dos", avisó en la previa. Comparar épocas es difícil siempre. Lo que no fallan son los datos y tampoco la sensación de que estamos ante alguien irrepetible.

Con tan solo 11 peleas profesionales, Shields parece que se queda sin retos. El combate fue un auténtico monólogo. Dicaire venía invicta, pero fue incapaz de molestar a la estadounidense. Solo en el cuarto asalto, con un gancho le hizo daño, pero T-Rex ni lo notó. Dominó la distancia, el ritmo y conectó mucho: 128 golpes (98 de poder). Su derecha recta fue una de las claves. Para que la fiesta fuese redonda solo le faltó el KO. Lo intentó e incluso en el sexto asalto tuvo a la canadiense muy tocada, pero no pudo culminar antes del límite. Una anécdota porque su superioridad es aplastante.

Así, con su triunfo Shields vuelve a ser monarca de un peso por los cuatro organismos principales del boxeo (WBC, WBA, IBF y WBO). Una victoria eso sí, que no deja de tener algo de polémica. Ya que la WBA se saltó a la campeona que tenía, Hanna Gabriels, para crear un Supercampeonato y que Shields, que llegaba con las fajas WBC y WBO. Fuera de la matización, nadie puede reprochar nada a la estadounidense. Ganó a la mejor de las campeonas que había y lo hizo con una superioridad aplastante. Ahora su objetivo se vuelve todavía más ambicioso: quiere hacer historia también en las MMA. Lleva meses entrenando y solo ha parado para conseguir el hito de Flint de este viernes. Se prevé que su debut en la disciplina sea en mayo o junio... pero el boxeo no se irá de su vida y lanzó el órdago. Katie Taylor es la otra gran dominadora de la división femenina y ella como mucho podría llegar al welter. Shields estaría dispuesta, pero "tienen que pagarle mucho dinero para que baje a las 147 libras". "Tendrían que venir con al menos un millón de dólares", espetó en el ring. Poco sería para ese combate. El boxeo femenino tiene cada vez púgiles con mayores logros y sigue creciendo, pero en cuestión monetaria está a años luz del masculino.