BALONMANO | MUNDIAL

El 1x1 de los Hispanos tras lograr el bronce en el Mundial

España terminó con un bronce tras superar a Francia en su último partido. El sello Dujsebaev, con el paso adelante de Dani, y la portería, claves.

El 1x1 de los Hispanos tras lograr el bronce en el Mundial
EFE

El Mundial de Egipto llegó a su fin. Para los Hispanos arrancó el 15 de enero, ante Brasil, y acabó el día 31, con el bronce ante Francia. Nueve partidos en dieciséis días, siete victorias, un empate, una derrota y una valiosa medalla para una generación que no para de sumar metales. Sin apenas preparación previa, entre pandemia y temporal, España se trae de tierras africanas un gran botín. En números, los Hispanos terminan con 297 tantos en 459 lanzamientos (65%) y 135 paradas en 389 tiros (35%). El bronce de Egipto es el cuarto metal mundialista para España y el 15ª en toda su historia (Mundial, Europeos y Juegos Olímpicos).

Así les fue a los Hispanos Plantilla en el Mundial:

Portería

Gonzalo Pérez de Vargas. El toledano ya cuenta con cinco metales con los Hispanos, siendo un fijo en la portería nacional desde hace más de un lustro. El del Barcelona cumplió 30 años este mes y, junto a Rodrigo Corrales, forma una de las porterías más seguras del continente. Terminó el torneo con 66 paradas en 182 lanzamientos, para un 36% de acierto en el marco. Fue elegido MVP del encuentro en una ocasión.

Rodrigo Corrales. El gallego, que cumplió 30 años en pleno Mundial, es el meta del Veszrprem uno de los grandes equipos del continente. Cuajó un gran torneo, dejando patente que la portería española es de las mejores, o mejor, del mundo. Elegido MVP en dos ocasiones, incluido el duelo por el bronce ante Francia, acabó con 54 paradas en 160 lanzamientos. Un 34% de acierto. España tiene portería para rato.

Sergey Hernández. El guardameta navarro de origen ruso era un habitual en la preparación de los últimos Campeonatos de Europa y del Mundo, por lo que conoce bastante bien el funcionamiento del grupo en situaciones como esta. De 25 años y fichado por el Benfica luso procedente del Logroño La Rioja, debutó en el Mundial ante Uruguay. Fue su único partido, y detuvo 13 lanzamientos de 36 (36%). Destacó su gran número de asistencias, siendo el pase a una mano una de sus grandes cualidades.

Central

Raúl Entrerríos. El capitán y pieza clave tanto en los Hispanos como en la Selección. Cumple en febrero 40 años y su intención era retirarse el pasado verano... y se acaba de colgar una medalla de bronce en un Mundial siendo protagonista. En Tokio será, ya si, su último baile. Debutó con la Selección hace ya 18 años, en 2003. Anotó 21 tantos (60%) y estuvo fuera de la lista, para descansar, en el partido ante Uruguay.

Dani Sarmiento. El central canario, de 37 años, volvió a dejar muestras de su calidad, junto a su veteranía, en momentos cruciales de varios partidos con tantos y asistencias. En el Saint Raphael francés es un activo importante y desde su debut en 2007, ha contado con algunas épocas de papel fijo en la Selección combinado con alguna ausencia. Otro metal a su palmarés.

Lateral derecho

Jorge Maqueda. El también toledano, de 32 años, está viviendo una segunda juventud en la Selección. Después de una larga estancia con los Hispanos, con metales desde 2011 hasta 2016, dejó de aparecer en las listas y no estuvo en la corona de 2018. Sí volvió en el oro de 2020, y en este bronce mundialista volvió a tener papel protagonista. Más de cuatro horas sobre la pista y un lanzamiento que es casi de parar por la defensa, primero, y por los metas, despues. (25 de 42, 62%).

Álex Dujsebaev. Su versatilidad y polivalencia hacen de él un seguro de vida para Ribera. Juega en el Kielce polaco y en este Mundial, a sus 28 años, brilló con luz propia, tanto con goles como en asistencias y jugando de avanzando en la defensa del 5-1. Fue el español que participó en más tantos, con 34 goles y 3 asistencias.

Lateral izquierdo

Iosu Goñi. El navarro, que cumplió 31 años este mes de enero y que también juega en la liga francesa (Pays d’Aix Université), disputó, al igual que el portero Sergey, el partido ante Uruguay. Fue la única vez que Ribera hizo cambios en la lista. Anotó dos tantos y disputó 35 minutos.

Joan Cañellas. Uno de los Hispanos por excelencia. A sus 34 años, y desde su debut en 2008, siempre ha aparecido en las grandes citas. Ahora milita en las filas del Pick Szeged húngaro. La espina de no estar en Río 2016 fue grande y ahora este verano se quieren resarcir en Tokio... y allí llega con un bronce mundialista en el cuello. En momentos importantes, el catalán se dejó ver, con su clásica jugada a cámara lenta, pero imparable para la defensa. (13 de 25, 52%).

Viran Morros. El catalán, de 37 años, es otro de los ilustres y jugador importante de la Selección. El del PSG es un seguro en defensa, pasen los años que pasen. Sagosen, entre otros, dio prueba de ello. Incluso anotó un tanto en su único lanzamiento a la contra en el torneo. La jerarquía de la defensa española.

Dani Dujsebaev. Hermano de Álex y también hijo de Talant. Jugador del Kielce polaco, es el benjamín de los Hispanos por escasos días de diferencia con Aleix Gómez. En este Mundial ha dado un paso adelante gigante en el lateral y se confirma, a sus 23 años, como un valor seguro para el futuro de la Selección. Más de cinco horas sobre la pista (el segundo por detrás de Ángel Fernández) y una jerarquía propia de veterano. En el Mundial de 2019 se lesionó de gravedad. El de 2021 puede haber cambiado su carrera.

Extremo derecho

Ferrán Solé. El catalán, de 28 años y que milita en las filas del PSG, es un extremo derecho muy del gusto del seleccionador, y con motivos. El catalán fue el único español en el siete ideal del Mundial. Lo hace por segunda vez consecutiva, ya que también estuvo en el de 2019, y en el Europeo de 2018. Terminó con 37 tantos y un excelso 84% de acierto.

Aleix Gómez. El joven extremo de 23 años es una de las grandes piezas del Barcelona y de la Selección. Encargado junto a Solé de los siete metros, también demuestra mucha personalidad. En las contras, el catalán es prácticamente infalible. Los numerosos partidos en los que a España le tocó correr a la contra, Aleix brillaba todavía más. Marcó 26 dianas (72%).

Extremo izquierdo

Ángel Fernández. Ningún jugador español ha estado más tiempo sobre la pista que el cántabro del Kielce polaco, de 32 años. Cinco horas y ocho minutos, 32 tantos (70%) y brillando especialmente al inicio del torneo, cuando más sufría España en partidos ante Polonia y Brasil. Terminó ante Francia con un problema en el dedo.

Aitor Ariño. El también extremo del Barcelona, de 28 años y nacido en Reino Unido, anotó 15 goles (68%) y también cuajó una gran actuación supliendo a Alex Dujsebaev en la defensa 5-1. Ocupaba la posición de adelantado, y en las acciones de gol-contra gol, volvía a demostrar su rapidez, como en el extremo.

Pivote

Adriá Figueras. El Mundial acabó cuando mejor estaba jugando. El barcelonés, de 32 años, cuajó una grandísima actuación en las semifinales ante Dinamarca y también en el partido por el bronce ante Francia, a la hora de la verdad. Milita en el Nantes francés tras pasar muchos años en el Granollers. Marcó 23 tantos (68%) en las dos horas que estuvo sobre la pista.

Gedeón Guardiola. El alicantino, de 36 años, es otro fijo en los Hispanos. Ejerce de pivote en las filas del TBV Lengo alemán y su presencia en el 6-0 defensivo es fundamental junto a Viran. Muy efectivo, con seis dianas en ocho lanzamientos, es un muro defensivamente y con grandes dotes al ataque.

Rubén Marchán. El pivote de Manzanares, de 26 años, debutó en un gran torneo con la Selección ocupando la vacante, nada más y nada menos, de Julen Aginagalde. Las sensaciones fueron muy buenas, de hecho fue el pivote más usado por el seleccionador, y demostró su fortaleza en la línea de seis metros, además de su capacidad de defender. Sus números también son admirables: 22 tantos en 26 lanzamientos (85%). Uno de esos tiros que no entró será recordado siempre al estrellarse en el larguero ante Dinamarca en semifinales cuando España podía forzar la prórroga, algo que no empaña la gran actuación de la estrella del Ademar.

Seleccionador

Jordi Ribera. Natural de Sarriá de Ter (Gerona), tendrá siempre el honor de ser el primer seleccionador español en conseguir un Europeo... y el segundo. De 57 años, suma tres medallas con España en los últimos cuatro años: los dos oros continentales y este bronce mundialista. Mejora con creces la actuación de 2019, torneo en el que España acabó séptima. Un técnico que sigue sacando nuevos jóvenes valores y que renovó recientemente hasta 2024.