UFC

Quién es Dustin Poirier, el rival de McGregor en su vuelta a la UFC

Dustin Poirier tiene sed de venganza este sábado en el UFC 257. El estadounidense perdió con McGregor en 2014 y ahora busca devolvérsela al irlandés.

¿Quién es Dustin Poirier, el próximo rival de McGregor?
Reuters

Para el aficionado ocasional, Dustin Poirier puede ser un desconocido o simplemente el rival de Conor McGregor este sábado en el UFC 257. Para los que estén algo más puestos, les sonará, por ser el penúltimo rival de Khabib Nurmagomedov. Mientras, los grandes aficionados saben que es garantía de espectáculo y que la pelea contra McGregor es muy interesante.

Poirier nació hace 32 años (cumplió antes este martes) en Lafayette (Louisiana), pero es de ascendencia francesa. Asistió y luchó en el Northside High School de su localidad, pero por poco tiempo. Lo dejó en noveno curso por ser un chico problemático. Como peleador debutó muy joven: con tan solo 20 años. Su inicio fue fulgurante. Ganó ocho de sus primeras nueve peleas y todos sus triunfos fueron antes del límite. Esa tarjeta de presentación le sirvió para llegar a UFC con 21 años (hacía 22 solo 18 días después de su estreno).

En la compañía más importante del mundo ha tenido una buena carrera, pero durante muchos años, cuando estaba cerca de dar el paso a un gran cartel, fallaba. Le pasó en En 2012, en su primer combate estelar (justo antes había derrotado a Max Holloway). Al año siguiente pedió contra Cub Swanson y tras tres victorias se enfrentó a McGregor en septiembre de 2014. Era muy esperado el duelo, pero el irlandés lo desconectó un asalto. Volvió a otra buena racha (cuatro victorias) y de nuevo Michael Johnson le frenó.

Ahí, en 2017 fue su punto de inflexión. Logró una racha de cinco triunfos consecutivas (entre medias tuvo un combate sin resultado ante Eddie Álvarez por un doble rodillazo de su oponente) y contra rivales de mucho nivel. Miller, Pettis, Gaethje, Álvarez y Holloway por el título interino. Así se le abrieron las puertas de Khabib, que venía de estar sancionado por los altercados ante McGregor. Siempre da espectáculo, pero el ruso fue demasiado par él.

Ahora, tras derrotar a Dan Hooker en junio de 2020, Poirier sabe qué está ante otro punto de inflexión. Es un luchador más maduro que cuando peleó contra McGregor y sabe lo que tiene que hacer. Si gana, puede que Khabib le vuelva esperar o el título si el ruso abandona el cinturón. Sea como sea, la victoria se traducirá en una gran oportunidad. Y lo sabe. Ha prometido "una gran guerra" ante el irlandés. Con un buen striking y su dureza puede darla, aunque se defiende mejor que The Notorious en el suelo, quizá esa sea su baza. Habrá que esperar al sábado. El 'Diamante' quiere brillar.