LETHWEI

Palanques, director general de World Lethwei Championship

Zay Thiha, presidente de World Lethwei Championship, ha nombrado nuevo Director General de la compañía al español Bernat Palanques. Quieren expandirse internacionalmente.

Palanques, director general de World Lethwei Championship

Los españoles siguen haciéndose hueco en los deportes de contacto fuera de nuestras fronteras. Son muchos los luchadores que, en múltiples disciplinas, están logrando grandes títulos, pero el último movimiento se ha producido en los despachos. El birmano Zay Thiha, presidente de World Lethwei Championship, ha nombrado al castellonense (nacido en Betxí) Bernat Palanques como nuevo Director General de su compañía.

Palanques, abogado, reside en Tailandia, donde poseía una empresa en la que representaba deportistas en ese país (la cual ahora es absorbida por WLC y él se dedicará en su exclusiva a su nuevo cargo). En los últimos meses hizo posible que Maisha Katz y Francisco José Viñuelas disputasen sendos títulos de la organización, lo que le permitió conocer a Thiha, quien ahora confía en el español en un momento muy importante para la empresa, ya que se encuentra en pleno proceso de expansión global.

Hasta el momento, World Lethwei Championship ha realizado eventos en Birmania y Tailandia, pero la intención, cuando la situación sanitaria lo permita, es extenderse por más países. Por ello, el CEO, Gerald Ng, se traslada a Singapur y Palanques ocupará el puesto de Director General para ocuparse de la "gestión del día a día". "Estoy muy ilusionado con este cargo. Es un deporte que está en pleno crecimiento y que puede cambiar la vida de muchos luchadores. También pienso que tiene mucho potencial y que será el segundo deporte de contacto, tras las MMA, más seguido en el mundo porque a la gente le gusta mucho", afirma el español a AS. El Lethwei, similar al muay thai, se caracteriza porque los combates son sin guantes (los peleadores portan únicamente un vendaje de boxeo convencional) y están permitidos los cabezazos y también los 'takedown', aunque estos últimos no cuentan para las puntuaciones oficiales.