INTERNATIONAL SWIMMING LEAGUE

Dressel derriba dos muros más

El estadounidense logró dos plusmarcas en la primera jornada de finales de la ISL. En los 50 libre (20.16) y 100 mariposa, bajando de 48 segundos.

Dressel derriba dos muros más
ISL.

A los 50 metros, tras dos virajes, Caeleb Dressel aceleró como el coche de alta gama que mete una marcha más y pisa el acelerador. Nadie le pudo seguir. No hay nadador que alcance su plasticidad y perfección técnica, su fuerza en cada impulso, su inmaculado viraje que recuerda tanto a Michael Phelps. El estadounidense estaba abocado a su segundo récord del mundo y a derribar otro muro. Si Adam Peaty está llevando la braza al futuro, Dressel hace lo propio con la mariposa y la velocidad del estilo libre.

Dressel tocó la pared con un tiempo de 47.78 en los 100 mariposa en la primera jornada de finales de la International Swimming League (ISL). El anterior récord estaba en manos de Chad le Clos (48.08), que presenció la clase desde la calle seis. Dressel se giró, vio el tiempo y escamoteó en el agua como una fiera en la misma piscina, el Duna Arena, en la que irrumpió con una fuerza inusitada en el Mundial de Budapest de 2017, cuando ganó siete oros y se presentó al mundo como el nuevo rey de la natación.

Apenas 40 minutos después, reapareció para nadar los 50 libre. Su carrera fue perfecta, la mejor de la historia, vaya. Lo atestiguan sus 20.16, nuevo récord del mundo. Él mismo poseía el anterior en 20.24. Un bocado menos para bajar de los 20 segundos. Para cerrar la primera jornada, el católico de Florida intentó el récord en la primera posta del relevo 4x100 libre y se quedó a escasas dos décimas: marcó 45.18 por 44.94 del tope mundial. Se conformó con el de su país. A lomos de sus triunfos, los Cali Condors están a punto de finalizar líderes la primera jornada.

No fue el único récord de la jornada. El ruso Kliment Kalesnikov recuperó la plusmarca mundial en el relevo lanzado del 4x100 estilos en los 100 espalda con un tiempo de 48.55. Este joven nadador de 20 años, quien brilló como júnior y se está haciendo paso entre los mejores del mundo de la especialidad, deja en el olvido los 48.85 del chino Jiayu Xu.