MMA

David Mora, un español en el debut de las MMA en Francia

El luchador representó a España en el MMA Grand Prix de París, la primera velada de este deporte en Francia desde que se legalizó en 2020.

David Mora, un español en el debut de las MMA en Francia

El pasado jueves 8 de octubre, París acogió el primer evento de Artes Marciales Mixtas (MMA) de la historia de Francia, donde la federación francesa legalizó el deporte a principios de este año. La empresa MMA Grand Prix organizó el show que fue emitido por UFC Fight Pass (plataforma televisiva de la UFC).

David Mora (Madrid, 1995) fue uno de los protagonistas de la velada. El español peleó en el evento y compartió su experiencia con AS: “A menos de dos semanas del combate me avisaron que necesitaban un luchador en 66kg. Se había caído en el último momento el rival de Alioune Nahaye, el luchador al que me enfrenté. Se me presentó la oportunidad y la acepté. Pactamos la pelea en 69,5kg y al día siguiente me confirmaron que había acuerdo. Hice un recorte de peso severo, 12kg en esos 12 días que faltaban, pero cumplí y pude pelear”.

Ver esta publicación en Instagram

🔥Ahora si que comience la guerra🔥 • • <podréis ver la pelea en @ufcfightpass , descargando la app o directamente de la página oficial>

Una publicación compartida de David Mora (@davidmora145) el

A pesar de la premura, David no quiso perder la oportunidad de dejar su firma en una página importante en la historia de este deporte. “Es un orgullo poder representar a mi país en una velada así y lucir la bandera en el pesaje, en la salida a la jaula o después de la pelea. Había que dejar constancia y mi nombre estará ahí marcado. El día de mañana podré decir que estuve en el primer evento legal de MMA de la historia de Francia”.

Aceptar la pelea con tan poca antelación puede conllevar riesgos, pero Mora confesó que las ganas de pelear y la oportunidad que suponía para su trayectoria prevalecieron: “Miramos el rival y era un luchador experimentado, con un récord de 8-2 bien rankeado. Sabíamos que si era capaz de ganarle daría un gran salto y un fuerte impulso a mi carrera de cara a Europa y a otros eventos. Dar una buena imagen, y más en una velada retransmitida por UFC Fight Pass, que quieras o no garantiza que mi pelea se podía ver en más de 140 países, de cara al futuro independientemente del resultado del combate, puede dar buenos frutos. Se va a ver que el trabajo realizado ha sido muy serio”.

La incertidumbre fue la tónica del show. Se celebró bajo el agravio de la crisis sanitaria provocada por los rebrotes en París. Tres días antes del combate, la capital francesa declaró el estado de alerta máxima. “Contábamos en un principio con sauna y una bañera para poder hacer el recorte peso como habíamos planteado y finalmente, por las restricciones sanitarias, no dispusimos de ese acondicionamiento y tuvimos que hacer la última parte del recorte de manera aeróbica durante dos horas en un airbike, y eso terminó pasando factura. En el propio evento también hubo problemas. Cuando llegamos al recinto para el reconocimiento médico, aún no habían terminado de montar la jaula porque no sabían si la velada se iba a poder celebrar. Hubo mucha incertidumbre y no supimos que pelearíamos hasta una hora y media antes”.

Las MMA y los deportes de contacto, como muchas otras modalidades, se han visto especialmente resentidas por el coronavirus y Mora lo ha vivido de primera mano. “Desde que surgió la crisis se han cancelado tres veladas en las que iba a pelear. Una el 17 de marzo en Irlanda, justo unos días después de confinar España; otra el 25 de abril en el evento de Cage en Finlandia; y la última, el 5 de septiembre en Canarias dónde me iba a enfrentar a Daniel Requeijo. En una situación normal, es duro vivir de un deporte como las MMA en España, pero en un panorama como este todavía más. Si no hay ayudas cotidianamente, ahora menos. En España la mayoría de los que nos dedicamos a esto, vivimos de impartir clases, no de pelear. Con el confinamiento y las restricciones, muchos alumnos no pueden asistir a clase y si los chicos no pueden ir, la situación que queda es muy complicada. A la hora de prepararme para una pelea, sucede lo mismo. Como soy de Alcalá de Henares no puedo ir a Marqués de Vadillo, por ejemplo, dónde entreno con Julio ‘Girino’, cuando realmente ese es mi trabajo. No estoy haciendo ninguna trampa. Pero claro, dedicarse a esto aquí todavía no está bien visto".

Mora no pudo regresar de París con victoria, aunque está a la espera de una resolución por parte de la organización del evento ante una reclamación que interpuso de manera oficial a través de su representante. David denunció a su rival, Alioune Nahaye, por llevar un vendaje ilegal, algo de lo que se percató tras el combate cuando fueron fotografiados juntos sin guantillas. Esta situación, según las bases de la federación francesa, es motivo de descalificación inmediata. No obstante, al margen del resultado, el madrileño mantiene sus objetivos intactos: “Quiero volver a pelar este año, cuanto antes. Y, por qué no, participar en el primer evento masculino de MMA en España después del coronavirus”.