UFC

Juan Espino vuelve a lo grande: somete a Hughes en 3'48"

El español regresó tras casi dos años sin competir por lesión. Espino sometió con un triángulo de brazo a Jeff Hughes en el primer asalto de su duelo en el UFC 253.

Crónica del Espino vs Hughes: UFC 253.

"¿Cuándo te gustaría volver?", le preguntó el entrevistador sobre el octágono a Juan Espino. "Que salga ahora mismo alguien", bromeó el español. Acababa de regresar tras casi dos años de inactividad, pero dejó muy claro que sin lesiones en este tiempo hubiese hecho cosas grandes. Jeff Hughes no pudo hacer mucho ante el dominio de Espino. El grancanario controló de principio a fin y en 3 minutos y 48 segundos logró un triángulo de brazo de le dio su segunda victoria (las dos dentro del TUF no computan para los récords) en UFC. 'El Guapo is coming' dice su eslogan. Debe cambiarlo, porque 'El Guapo is here'.

Espino salió muy tranquilo al octágono. "Cuando salga a pelear no será la primera vez que lo pise", avisaba a AS en la previa. El español trabaja mucho el plano mental y se notó. Estaba feliz y disfrutando del momento. Esa relajación la transmitió una vez que comenzaron las hostilidades. Espino sabía Hughes solía esperar y él lo aprovechó. Comenzó sacando trabajo con sus piernas e intentó un volado de derecha. Tras un minuto así probó la primera proyección. No la convirtió, pero a los diez segundos la consiguió.

Desde ahí el combate fue un monólogo. Espino llevó al suelo a Hughes, quien se levantó varias veces... pero siempre acababa en el piso. El español estaba calmado buscando su oportunidad y la logró maravillando. Tenía la montada a su favor, pero decidió irse a un lateral. Con un triángulo de brazo consiguió el triunfo. Fue tan letal que sometió dos veces a Hughes, ya que el primer tapeo no lo vio el árbitro. Espino lo explicó fácil después: "De tanto repetir y repetir en los entrenamientos sale natural". Y así fue. El tiempo pasó, pero no pareció para Espino en el octágono. Maravilló para ganar el TUF y lo volvió a hacer en el UFC 253. Está en esta empresa para quedarse y conseguir cosas grandes. Ahora nada lo puede parar.