BOXEO

Arce: "Ahora si voy a faltarle el respeto a Chávez en el ring"

Jorge 'Travieso' Arce asegura que este viernes, en una pelea de exhibición, apretará más a Julio César Chávez. Es el tercer combate de este tipo entre ambos.

Entrevista con Jorge Arce antes de su combate contra Julio César Chávez.

Los viejos rockeros nunca mueren. De eso pueden dar buena cuenta Julio César Chávez (58 años) y Jorge 'Travieso' Arce (41 años). Ambos se han citado este viernes en el Gran Hotel de Tijuana (México) para enfrentarse por tercera vez en un combate de exhibición. El primero generó ruido, pero el segundo abarrotó el pabellón en el que se celebró en Sonora. El show que han montado las dos leyendas del boxeo mexicano mueve a la afición a la que han vuelto a congregar. Esta vez será de manera telemática. Se ofrece por un PPV con el único objetivo de recaudar fondos, igual que los dos anteriores.

"Julio ayuda a personas que están desintoxicándose, yo busco lo mismo con gente que ha perdido todo en Hermosillo. Hay personas que viven en casas de cartón o chapa. Cuando yo boxeaba tenía que saltar a la cuerda en la sauna para bajar de peso. Me sentía hirviendo, me mareaba porque debía perder peso... ahora, que vivo de manera cómoda pienso en esa gente que tiene que vivir en esas casas en Hermosillo con 45 grados, en medio del desierto. Lo que busco es acondicionar a las máximas personas posibles una casa pequeña para que puedan vivir de manera más cómoda", asegura el 'Travieso' en una entrevista en el podcast Boxeo a la Carrera.

El fin es bueno, pero ¿por qué vende tanto? Por cómo lo han montado. Ambos son amigos, pero han logrado generar una expectación por un combate de exhibición (no hay vencedor y pelean con guantes de sparring y casco) que muchos profesionales no hacen. "No me imaginaba tanta euforia tras el primero. Yo había dicho que me iba a dejar, porque él era el gran campeón. Cuando Chávez lo vio me retó a la segunda y dije que le iba a pegar, pero todavía le dejé lucir. Ahora sí voy a faltarle el respeto en el ring. Él dice que soy malo, quiero demostrarle que también tengo lo mío y no es así. Si te digo que puedo intentarlo noquear te mentiría. No se trata de eso. Yo le respeto, ni se me pasa por la cabeza decir que soy mejor que él, no le llego ni a los talones. Pero tiene 58 años y yo 41, voy a demostrar que ahora estoy más fresco. Quiero echarle para atrás. Cuando vea qué pasa eso, aflojaré", añadió el excampeón mundial en cuatro divisiones.