WWE

Reigns reaparece para poner en jaque el reinado de The Fiend

Bray 'The Fiend' Wyatt se proclamó nuevo campeón Universal ante Braun Strowman. Al finalizar, Roman Reings apareció tras casi seis meses para destrozar a ambos.

0
Crónica de SummerSlam 2020.
WWE

SummerSlam es la gran fiesta del verano de la WWE. Este año, desde WrestleMania todos los PPV de la compañía están siendo diferentes. Siempre hay algo que rompe la 'monotonía' y para el segundo evento más importante del año, volvió el público. Lo hizo, eso sí, de una manera diferente. No estaban en el pabellón en cuerpo, pero sí en vídeo. WWE puso en marcha el ThunderDome el viernes en SmackDown y continuará con él en sus próximos eventos. Así, SummerSlam tenía una grada virtual en apariencia... y también en sonido. Los micrófonos de los aficionados estaban abiertos y así se volvió a sentir en un PPV cómo vibraban los fans. Y lo hicieron, porque SummerSlam nunca defrauda.

Esta vez la mayor sorpresa de la noche corrió a cargo de Roman Reings, quien reapareció tras casi seis meses de ausencia, aunque eso fue lo último. Bray 'The Fiend' Wyatt había arrebatado el Campeonato Universal a Braun Strowman en una lucha muy buena. El 'Monstruo entre Hombres' se había mostrado más agresivo tras la pelea en el pantano en Extreme Rules y lo evidenció. Llegó incluso a quitar las protecciones al suelo del ring, pero se equivocó. Wyatt lo aprovechó para aplicarle dos 'Sister Abigail' y fulminarlo. Después, cuando celebraba su triunfo apareció de la nada Roman Reings. El 'Big Dog' destrozó a los luchadores para reclamar su puesto. Debía haber luchado en WrestleMania 35 ante Goldberg, pero al ser grupo de riesgo (superó una leucemia) rechazó su lugar como protección ante el coronavirus y Strowman acabó como campeón. Ahora, vuelve y lo hace con un claro mensaje al campeón: quiere el trono que cree que le pertenece.

Antes, Drew McIntyre retuvo el Campeonato de la WWE en un duelo muy técnico y físico ante Randy Orton. La 'Víbora' intentó el juego mental, pero muy diferente al de Wyatt. Al principio le funcionó, pero con una 'Figura 4', para honrar a Ric Flair, McIntyre igualó la contienda. Tras varios minutos de acciones muy igualadas, Drew sorprendió con una rápida acción que dejó descolocados a todos, incluso a Orton. Fue un as que tenía guardado y que supo aprovechar para seguir con su cinturón. Con ese final, lo lógico es que su feudo no se quede aquí.

Otro de los puntos de interés de la noche fue el debut de Dominick. El hijo de Rey Mysterio no pudo vengar a su padre ante Seth Rollins. La dificultad de su estreno era máxima, pero fue valiente. Se llevó una fuerte paliza del 'Messiah', quien tiene mucha más experiencia y se notó. El joven también acusó los nervios, sin embargo acabó demostrando quién es. Le dijo a su padre que no interviniese en la lucha (era con estipulación de lucha callejera, por lo que valía todo), pero cuando Murphy entró en acción, el enmascarado no lo dudó. Ahí, viendo a us padre en peligro sacó sus mejores movimientos. Con un 619 maravilló, pero no lo remató a tiempo y Seth le recibió con sus rodillas. De ahí a un Stomp y el combate se acabó. Después, acabo abrazado con su padre. Rey Mysterio debe estar orgulloso. Dominick dio la talla y su futuro pinta muy bien.

Por otro lado, en el roster femenino la gran protagonista de la noche fue Asuka. La japonesa no pudo arrebatar a Bayley el título de SmackDown, pero sí se hizo con el cinturón de Raw, el cual estaba en poder de Sasha Banks. La primera lucha fue ante Bayley. Su amiga intervino y con un paquetito la californiana mantuvo su cinturón. Después de pleito, ambas se encargaron de ablandar a la japonesa. Lo lograron, ya que Asuka llegó tocada de la rodilla izquierda, pero esta vez el plan no salió. Banks y Bayley cambiaron los papeles, pero la idea era la misma. Se lo sabía la aspirante y cuando Sasha intentó el paquetito, la asiática revirtió la situación para cerrar un 'Candado de Asuka' para lograr el triunfo.

En el resto del evento no hubo cambios de cinturones, pero sí mucha emoción. Street Protifs (Angelo Dawkins y Montez Ford) retuvieron los cinturones por parejas de Raw ante Andrade y Ángel Garza. Los mexicanos plantearon una pelea muy buena, pero todo se torció de nuevo entre ellos. Zelina salió por los aires por una acción fortuita. Andrade se fue a preocupar por ella, Garza se quedó solo y los campeones aprovecharon la ventaja numérica para ganar. Al terminar, la pareja perdedora evidenció su enfado. Mientras, Apollo mantiene el Campeonato de los Estados Unidos tras ganar con holgura a MVP. En la otra lucha de la noche, Mandy Rose estaba muy enrabietada y lo aprovecho para dar una paliza a Sonya Deville, quien tras su derrota debe abandonar WWE como figuraba en el contrato del pleito.

Así vivimos en AS el WWE SummerSlam 2020