AGUAS ABIERTAS

De Valdés, tercera en 2,5 km: más fuerza para el reto de 2021

La malacitana demuestra una gran mejora aunque tiene difícil ir a Tokio: debe ganar a Mireia Belmonte y Jimena Pérez en los 1.500 libre y a Paula Ruiz en los 10 km.

María de Valdés.
RFEN

La segunda jornada del Nacional italiano de aguas abiertas deparó un interesante tercer puesto de María de Valdés en la prueba corta, los 2,5 kilómetros. La malacitana llegaba con buenas esperanzas a esta distancia, teniendo en cuenta que ella es una nadadora acostumbrada a nadar el fondo en piscina. De hecho, en 1.500 libre es, a día de hoy, la tercera más rápida del circuito español. Y para más casualidades, finalizó en tercera posición, con un tiempo de 27:25, a muy poca distancia de la ganadora, la rusa Kirpichinikova y de Bruni, la italiana que fue plata.

En la primera jornada ya fue sexta en los 10 kilómetros, por lo que demuestra mejoría para un 2021 en el que se enfrenta a un doble reto. María de Valdés aspira a clasificarse para los Juegos de Tokio en 1.500 libre y en los 10 km aguas abiertas, aunque tiene dos huesos en cada prueba. En piscina, y pese a hacer la mínima el pasado diciembre, no estaría clasificada ya que Mireia Belmonte y Jimena Pérez cuentan con mejores registros.

En los 10 kilómetros deberá competir en el Preolímpico que tendrá lugar en mayo y quedar entre las diez primeras. Pero se topará con su compañera de entrenamiento Paula Ruiz, favorita y quien acostumbra a quedar en mejor posición en las pruebas de nivel que han disputado. "Tiene un potencial tremendo y es cuestión de tiempo que todo encaje y explote", advierte Ricardo Barrera, director técnico de aguas abiertas.

En la prueba masculina, el francés Olivier sorprendió a Paltrinieri, que fue segundo. Los españoles, más acostumbrados a pruebas de más distancia, quedaron por detrás de la décima plaza y sin opciones de hacer podio.