RUGBY

Las protestas raciales llegan al rugby: los Exeter Chiefs meditan un cambio de imagen

El equipo de la Premiership inglesa ha recibido quejas de grupos de fans que consideran el logo y la mascota, inspirados en las tribus nativas americanas, "dañiños".

Exeter Chiefs logo

Los protestas raciales que, bajo el lema Black Lives Matters, se extendieron por todo el planeta a raíz de la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Minnesota (EEUU) han llegado al rugby. En el punto de mira están los símbolos de los Exeter Chiefs, uno de los clubes más potentes de la Premiership inglesa.

Un grupo de fans del equipo ha registrado una petición online para que el club cambie su imagen de marca. En concreto su logotipo y su mascota, ambos inspirados en las tribus nativas americanas y considerados "dañinos". Más de 3.500 personas han firmado ya la solicitud mientras que otros grupos se han organizado para contraprogramar pidiendo que no se cambie nada.

El logotipo del equipo, un jefe indio con un penacho de plumas sobre la palabra Chiefs, data de 1999. El nombre, Jefes en español, por lo menos de los años 30. La primera en alzar la voz contra ellos fue la historiadora Rachel Herrmann en 2016. Según declaraciones recogidas por The Guardian, Herrmann cree que evocan "un pasado imperial británico en América ya olvidado".

La junta directiva del club se reunirá este miércoles para abordar la cuestión. También se tratará el cambio de su mascota, Big Chief, que imita el logotipo. Se desconoce si se abordarán cambios en los Exeter Braves, el equipo filial, cuyo nombre también tiene reminiscencias de las tribus indias. En peligro para la próxima temporada podría estar también el 'tomahawk chop' o 'corte de tomahawk', la canción que suena cuando el primer equipo salta al césped de su estadio, Sandy Park.

NFL

Ese mismo canto, acompañado de una serie de gestos, emplean en sus celebraciones jugadores y aficionados de los homónimos Kansas City Chiefs, vigentes campeones de la NFL cuyos símbolos también han sido cuestionados junto a los de los Washington Redskins, de la misma liga. Estos últimos ya han renunciado a su logotipo y su nombre, que por ahora será Washington Football Team mientras se debate una nueva nomenclatura. En la MLB de béisbol los Cleveland Indians renunciaron a su mascota, considerada ofensiva, en 2018, pero se muestran reacios a un cambio de nombre.