RUGBY

Japón y Fiyi se unirán al Seis Naciones en noviembre

Este Ocho Naciones viene a compensar la escasez de partidos internacionales provocada por el coronavirus. Habrá dos grupos de ocho equipos y eliminatorias.

Japón y Fiyi se unirán al Seis Naciones en noviembre
ODD ANDERSEN AFP

La pandemia de coronavirus ha obligado al mundo del deporte a crear nuevos formatos con los que poder mantener el ritmo competitivo y concluir las grandes competiciones. En el caso del rugby, la escasez de partidos internacionales ha llevado al Seis Naciones a una alianza con Japón y Fiyi para organizar lo que se ha dado en llamar Ocho Naciones.

Este nuevo torneo, una excepción y no la norma a partir de ahora, arrancará el 14 de noviembre, a la conclusión del Seis Naciones aplazado en marzo, del que quedan por disputarse el Irlanda-Italia de la cuarta jornada y todos los partidos de la quinta y última: Gales-Escocia, Italia-Inglaterra y Francia-Irlanda.

Los ocho equipos se dividirán en dos grupos. Uno englobará a Inglaterra, Gales, Fiyi e Irlanda. En el otro estarán Escocia, Francia, Japón e Italia. Jugarán todos contra todos en esa primera fase y después se enfrentarán en un último partido por posiciones. Es decir, el primero de un grupo contra el primero del otro grupo, segundo contra segundo, etc.

¿Por qué se apuesta por Japón y Fiyi y no por un equipo europeo como Georgia? Por motivos económicos. Tras acceder a los cuartos de su Mundial el año pasado dejando fuera en la fase de grupos a Escocia, Japón es ahora mismo la gran potencia emergente del rugby y de hecho tenía programada una serie de amistosos en la ventana de verano con Inglaterra y otros dos con Gales e Irlanda en noviembre, por no hablar del potencial de un mercado de más de 125 millones de personas. Fiyi, por su parte, es uno de los principales proveedores de jugadores extranjeros de las grandes ligas europeas.

¿Público en los estadios?

Con algo más de tres meses por delante hasta el comienzo del torneo, tanto Irlanda como Inglaterra, Italia y Francia esperan poder recibir público en sus estadios, aunque sea con aforos reducidos. Gales, en cambio, ya ha anunciado que no utilizará el Millenium o Principality hasta 2021.

En cuanto al impacto que tendrá el nuevo formato en los clubes, significará que estos no podrán contar con sus principales jugadores durante las tres primeras semanas de la temporada 2020/2021. De hecho World Rugby, la Federación Internacional, ha aprobado introducir una excepción transitoria en las reglas que regulan el trasvase de jugadores de los equipos a las selecciones nacionales para que pueda disputarse.