DOPAJE

Los deberes del antidopaje

Al margen de tener un mayor número de test, la AEPSAD y España deben adaptar su ley antidopaje al Código de la AMA y recuperar el pasaporte biológico.

Los deberes del antidopaje
AS

Al margen de recuperar la mayor normalidad y cantidad posible de controles, a la AEPSAD le faltan más deberes por completar. La validez del pasaporte biológico en el país continúa en vilo y enredada desde febrero de 2019. El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) revocó el castigo de cuatro años a Ibai Salas por irregularidades, y desde entonces sólo se han producido demoras en las dos vías de apelación. La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) recurrió contra la absolución en lo contencioso y en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

Después de que el TAD no enviara la documentación correcta y se aplazaran varias vistas, se fijó el miércoles 18 de marzo para que el caso avanzara en la justicia ordinaria nacional. Sin embargo, todos los procedimientos judiciales quedaron interrumpidos por la crisis del coronavirus. José Luis Terreros confía "en que se retome en septiembre". Mientras, los datos sospechosos se remiten a las federaciones internacionales, pero en España se suspenden y no se notifican.

José Rodríguez, abogado de Salas, pretendía demorar la resolución del TAS y que se publicara posteriormente a la del contencioso, donde el TAD le avalaría. Terreros ofrece su punto de vista: "El TAS quizá no quiera contradecir una sentencia de un juzgado, y por eso tanta tardanza". De cualquier modo, ambos caminos se encuentran aún pendientes, mientras España sigue en incumplimiento con el Código Mundial de la AMA y se expone a otro castigo. Aunque, según aprecian en la AEPSAD, el organismo internacional trabaja de "buena fe".

Otro aspecto fundamental a zanjar es el que acarreó la primera sanción para la AEPSAD, en marzo de 2016: la adecuación de la ley antidopaje española a la nueva normativa de la Agencia Mundial, que entrará en vigor en enero de 2021. Terreros muestra más seguridad en este proceso: "La AMA dispone del borrador del anteproyecto. Ahí se reflejan las novedades y nos han sugerido una serie de cambios para cumplimentar sus requisitos. Mantuvimos cumbres telemáticas con Canadá y con Suiza para cerciorarnos bien de obedecer las condiciones, conllevó mucha mano izquierda y expertos en derecho administrativo. Pienso que se ha cerrado al 99,99% y allanado para su aprobación definitiva". Eso sí, hasta que se produzca exige un largo trayecto: "Hay un recorrido legal hasta las Cortes que va desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) y diversas secretarías técnicas, hasta los Ministerios de Función Pública, Sanidad y Cultura y Deporte. Creo que no existirá ningún inconveniente y que llegaremos bien de tiempo".