POLIDEPORTIVO

El deporte quiere formar parte de la reconstrucción de España tras el coronavirus

ADESP, la Fundación España Activa y el CSD presentaron un informe en el que destacan las pérdidas del sector y piden ser considerados de interés general.

El presidente de ADESP José Hidalgo interviene durante un acto en el CSD.
EDUARDO CANDEL REVIEJO DIARIO AS

El deporte español, al que la pandemia de coronavirus ha impactado duramente con 1,3 millones de practicantes menos y pérdidas económicas de 4.616 millones de euros, quiere ser parte de la reconstrucción tras la COVID-19, para lo que pide ser considerado de interés general y que se revise su fiscalidad.

La pandemia que ha supuesto un impacto económico de 4.616 millones de euros sobre la industria deportiva, consecuencia del descenso de participantes en actividades deportivas regulares en un 38,5%, de los 9,5 millones en 2019 a 8,1 en este año, según los cálculos de un estudio dado a conocer esta semana.

Se trata de un golpe durísimo para una industria que, según este informe elaborado por la Asociación del Deporte Español (Adesp), la Fundación España Activa y el Consejo Superior de Deportes (CSD), genera cada año un impacto de 11.990 millones de euros, sin contar el impacto directo del fútbol profesional (3.010 millones).

La merma provocada por la pandemia recae principalmente en las empresas vinculadas al deporte, que perderían 181 millones (algo menos de la mitad de su presupuesto anual), seguidas por los clubes deportivos (76 millones en pérdidas), las federaciones nacionales (70,3), las autonómicas (8,8) y las asociaciones (casi un millón).

Ante esta circunstancia, un 72,3 % de los encuestados en el estudio sobre consideraba el reconocimiento del deporte como "bien de interés general" un pilar fundamental para la reconstrucción del deporte tras la pandemia.

El interés general, un término jurídico repetido en multitud de artículos de la Constitución Española como base para que los poderes públicos realicen acciones para promover determinados fines, es el concepto desde el que instituciones como Adesp proponen destacar "la utilidad pública del deporte" por sus múltiples beneficios.

"Con esta denominación, las administraciones públicas pueden accionar bonificaciones fiscales, rebajas del IVA, inversiones adicionales, igual que se hacen con otras políticas. Dar este rango al deporte podría accionar este tipo de medidas", explican a EFE desde la Asociación del Deporte Español, que agrupa a la mayoría de las federaciones deportivas españolas.

De hecho, esta noción ya ha calado en algunos grupos políticos, hasta el punto que el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados presentó a finales de mayo una proposición no de ley para que se considere el deporte como actividad de interés general y esté incluida en los acuerdos de reconstrucción.

Adesp participó a principios de junio en la Comisión de Reconstrucción Económica y Social del Congreso de los Diputados, donde presentó un plan de reconstrucción y activación del deporte con 24 medidas y 56 recomendaciones.

Entre esas medidas está una vieja reclamación del sector, la bajada del IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) de las actividades deportivas, que desde 2011 está en su tipo máximo, del 21%, y que también era una de las prioridades reseñadas por las entidades participantes dentro del apartado de observaciones de la encuesta.

Una observación prácticamente unánime en las empresas de gestión deportiva y en empresas de servicios deportivos, según el estudio, reseñada también por el 70% de las federaciones autonómicas y el 50% de las asociaciones deportivas, mientras que para los clubes es mucho más relevante el impulso del mecenazgo deportivo.

En este sentido, la propuesta que Adesp presentó a los grupos políticos propone la reducción del 21% al 10% de la cuota de servicios para practicantes del deporte y las entradas de los espectáculos deportivos profesionales, y la bajada del 10% al 4% en las entradas para presenciar el deporte aficionado.

"Estamos intentando hacer ver que el deporte es de interés general, porque sirve para paliar muchas del as necesidades que tenemos, no solo porque hay una industria que hay que estimular, sino porque tiene un componente de salud, educación, valores, disciplina o capacidad de resiliencia, así como la proyección que hacen de nuestro país los grandes deportistas", añaden desde Adesp.

¿Será el deporte parte de esos futuros acuerdos de reconstrucción tras la COVID-19? Desde la asociación de federaciones deportivas confían en que fraguen los esfuerzos realizados y la realidad mostrada en el informe de esta semana para que la actividad física sea un componente en la recuperación postpandemia.